CURIOSIDADES

Cinco cosas que no sabías de Mario Casas

Debutó en cine de la mano de Antonio Banderas con El camino de los ingleses. Luego vinieron series importantes como Los hombres de Paco y El barco. Actuó en Tres metros sobre el cielo, Contratiempo y El bar dirigido por Álex de la Iglesia.

Mario Casas
Mario Casas

1 - VIVE CON SUS PADRES.

Tiene 31 años pero le cuesta cortar el cordón umbilical

La actriz española Berta Vázquez es su pareja desde hace cuatro años pero Mario Casas tiene muy poca intención de moverse de forma definitiva de la casa de sus padres. Tiene un piso en Madrid donde pernocta dos o tres veces por semana pero siempre retorna a su hogar familiar junto a sus hermanos. Sus padres viven en la tranquilidad del campo y el actor español confiesa necesitar volver seguido porque le hace falta la naturaleza, sus animales y respirar aire puro. Ese es su mundo, y está el lugar "donde ir al bar de toda la vida, allí me conocen y soy uno más". Aunque tenga su casa en Madrid seguirá volviendo a la de sus padres porque ahí encuentra felicidad y además le cuesta mucho "romper e cordón umbilical".

2 - ODIA HABLAR DE SU INTIMIDAD.

Vive la fama tranquilo aunque se siente "más vigilado"

La popularidad no le hace daño. Cambió ciertas rutinas para evitar que lo atosiguen: en vez de ir al cine a las ocho, va a la función trasnoche, o se pone lentes de sol para salir. "No puedes amargarte, la gente se porta muy bien. Que se me acerquen niñas gritando es normal, me ven en la tele y como mucho me piden una foto". Pero lo que Mario Casas no logra manejar ni tolerar aún es cuando la prensa lo increpa sobre su vida privada. Esas preguntas lo incomodan muchísimo. Hace un tiempo optó por pedirle a sus amigos que no le envíen más los artículos que hablan de él porque lo lastima: "No leer nada es el mejor método porque siento rabia al ver las mentiras que se pueden llegar a contar. Yo no soy ese he exclamado varias veces". Usa Twitter e Instagram, le suelen saltan los primeros mensajes y cada tanto encuentra que la gente escribe, "nunca contesta, nunca habla", pero "porque no me meto a leer nada. Sé que la gente demuestra mucho cariño pero también hay otras cosas y no hay confundirse".

3 - QUIERE ESTUDIAR INGLÉS.

Le

Gustaría formarse para ser un actor completo

Si bien los aviones son un miedo que no logra superar, uno de sus planes es poder irse al exterior y estudiar interpretación en inglés. "No sé dónde todavía pero me apetece un poco la aventura", comenta. Mario Casas considera que los artistas no deben estancarse y "quedarse en su casa porque supuestamente hay trabajo". Para él un actor debería aprender a andar a caballo, hacer esgrima, bailar y cantar. Y cita como ejemplo a Hugh Jackman: "Los norteamericanos son los número uno en eso". Considera que es fundamental continuar instruyéndose para demostrar versatilidad. Pero si bien plantea estudiar actuación en inglés, dice que Hollywood no lo desvela: "Suena muy bonito y espectacular para la prensa y los colegas pero no es así. Las cosas hoy funcionan distinto. Puedes mandar una prueba de inglés a otra parte del mundo sin tener que irte. Muchos actores han decidido quedarse en su tierra natal e irse a dos o tres meses a grabar".

4 - NO SERÁ PADRE HASTA LOS 40 AÑOS.

Sus ganas de formar una familia pueden esperar

Su madre lo tuvo a los 17 años pero él no quiso repetir la historia de ser un padre joven. Mario Casas tiene cuatro hermanos menores: Christian, Sheila, Oscar y Daniel. Éste último tiene cuatro años, fue buscado y alegró el hogar, ya que los llenó de ilusión. Si bien convivir con un niño "tan estimulado" le despertó cierta curiosidad, el actor de la serie El Barco considera que aún no es momento de probar la paternidad. Está decidido a formar una familia pero eso no sucederá hasta que cumpla los 40. "Me gustaría esperar diez años para ser padre". Además, señaló que su actual pareja, la actriz Berta Vázquez (26 años) recién está comenzando su carrera y "aún es una niña para ser madre".

5 - DIEZ TATUAJES Y UN AMULETO.

Tiene 10 tatuajes en el cuerpo y un objeto de la suerte

Todo lo que se tatúa remite a recuerdos significativos de su vida. Tiene diez diseños en su cuerpo y aunque procura cuidar el tamaño debido a su profesión, asegura que se hará más. Los primeros que se hizo fueron las iniciales de los integrantes de su familia (sus padres y sus cuatro hermanos) y el último data de cuando cumplió 30. Ese se lo hizo junto a su hermana Sheila y cuatro amigos en Las Vegas. Jamás se grabó en la piel algo vinculado a una mujer, pero su padre sí lo hizo. Cuando Mario lo vio llegar con el nombre de su madre tatuado adentro de un corazón alucinó. Hay algo que no falta cada vez que se va de viaje: "Un gorro de bebé que metió mi hermano Daniel en la valija cuando gateaba. Tras tres años sigue ahí, es mi amuleto".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados