CURIOSIDADES

Cinco cosas que no sabías de Liam Neeson

Empezó a estudiar actuación con el sueño de unirse a una compañía teatral pero Hollywood lo atrapó. Debutó en Excalibur (1981) y luego protagonizó Nell, Star Wars, Los Miserables, Love Actually, Batman Beggins, Taken I, II y III, Silencio.

Liam Neeson
Liam Neeson

1 - EX BOXEADOR Y FUTBOLISTA.

Una conmoción cerebral lo hizo colgar los guantes

Tiene un pasado como boxeador y cuando le tocan escenas de lucha en las películas lo hacen sentir como "un chico nuevo". Salió tres veces campeón juvenil de Irlanda del Norte y otras dos fue subcampeón. Tenía una carrera prometedora pero decidió bajarse definitivamente del ring después de un golpe que le provocó daños severos. Al terminar la pelea "tenía una conmoción cerebral, lo supe porque mi entrenador me dijo que bajase la escalera y no sabía lo que era. Duró unos minutos, pero recuerdo haber pensado tengo que salir de esto. Ya no estoy cómodo aquí". Probó con el fútbol y estuvo en el banco del Bohemian, pero nunca llegó a jugar a nivel profesional. En paralelo a su interés por el deporte, estudiaba actuación.

2 - PACTO CON SU DIFUNTA MUJER.

Debió desconectar a Natacha Richardson tras un accidente de esquí

Liam Neeson y Natasha Richardson se enamoraron mientras rodaban Nell (Michael Apted, 1994) y en menos de un año decidieron casarse. Tuvieron dos hijos, Michael y Daniel Jack, y la muerte de ella los separó en 2009. La actriz de Maid in Manhattan (Wayne Wang, 2002) se accidentó mientras practicaba esquí en Canadá y cuando los médicos le informaron a Liam Neeson que su mujer padecía muerte cerebral se le vino el mundo abajo. "Habíamos hecho un pacto en el que si alguno de los dos entraba en estado vegetal, lo desconectaríamos de inmediato. Mi primer pensamiento fue, ok, esos tubos se tienen que ir. Ella se ha ido", confesó el actor irlandés. Entró a la habitación y le dijo, "te amo, cariño. Te golpeaste en la cabeza, no sé si puedes escucharme pero haremos lo siguiente: te llevaré de vuelta a Nueva York, vendrá nuestra familia y amigos". Y así lo hizo para que sus seres queridos pudieran despedirse. Luego donó el corazón, el hígado y los riñones: "Ella está manteniendo a tres personas con vida y está feliz por eso".

3 - SE HACE AMIGO DE SUS DOBLES.

Le entusiasma compartir con ellos en los rodajes

No se ve como un héroe de acción, pero reconoce que después de Taken (Pierre Morel, 2008), el público empezó a percibirlo así. No le molesta que lo cataloguen como actor de acción, pero dice que lee los guiones y elige los roles en función de si le gusta o no la historia. "A veces tengo ganas de hacer un papel intenso y espiritual, como el de Silencio, y otras encuentro una película de acción bastante básica, pero que me permite pasar tiempo con los dobles de acción y eso es divertido". Mark Vanselow que es su doble desde hace 15 años y es gran amigo. Cuando rodó Brigada A (Joe Carnahan, 2010) conoció a un experto en armas que trabaja para el ejército. "Mientras filmábamos desaparecía días, regresaba con una herida en el estómago, y sabías que había estado en una misión en Irak. Él me dijo, olvídate de James Bond, no hay nada más real que esto. Fue una gran fuente de inspiración para componer esa máquina de matar que es Bryan Mills".

4 - DE PEQUEÑO SOÑABA CON SER CURA.

Fue criado en una familia católica de Irlanda

El actor de 65 años nacido en Irlanda de Norte fue criado en el seno de una familia católica, aunque en su país predomina la fe protestante. Así que cuando le tocó interpretar a un sacerdote en Silencio (Martín Scorsese, 2016) no debió investigar mucho: "Conozco el tema, me criaron en un ambiente firmemente católico. Fui monaguillo, me encantaba la ceremonia, las vestiduras, el incienso, las velas". Liam Neeson dijo que observaba en ese ritual cierta teatralidad e intuye que eso tuvo mucho que ver en su decisión de convertirse en actor. Confesó, además, "tuve fantasías tempranas de ser sacerdote durante varios meses" así que ponerse en la piel del padre Ferreira no le resultó ajeno.

5 - LECTOR Y MUY POCO TECNOLÓGICO.

No usa redes sociales, solo el celular por necesidad

No suele tener mucho tiempo libre y eso no es un problema para él porque le gusta mantenerse ocupado. Pero sus horas de ocio prefiere pasarlas durmiendo (uno de sus grandes placeres) o armar un plan al aire libre: una jornada de pesca al norte de Nueva York es lo que más disfruta. Le gusta mucho la lectura y no pasa un día sin realizar esta actividad. Dice leer muy lento, demorarse mucho, pero aún así tiene la costumbre de leer dos libros al mismo tiempo. Liam Neeson le escapa a la tecnología. No tiene Twitter, ni Facebook, ni Instagram. "Me asustan las computadoras, sólo uso el teléfono para estar conectado con quienes me interesa".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)