CURIOSIDADES

Cinco cosas que no sabías de Justin Bieber

El youtuber canadiense saltó a la fama gracias a los videos que su madre colgó en internet. Justin Bieber cantaba distintos covers. Hoy tiene 22 años, cuatro discos grabados y millones de seguidores. Su objetivo es ganar un Grammy.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Archivo El País.

1 - DICE QUE HABLA CON DIOS.

Esa "charla" le abrió los ojos y lo hizo madurar.

Despertó una mañana y sintió que Dios le decía algo. Aclaró que no es religioso pero escuchó su voz y eso le sirvió para que decidiera dar un vuelco en su vida. "No quiero terminar muerto o en prisión".

Maduró al cumplir 21 y optó por esquivar los excesos. La fama le ha hecho varias "trampas". En 2012 lo acusaron de manejar borracho en Brasil, y drogado y sin libreta en Miami. La fianza le costó 2.500 dólares. Se descontroló en varias fiestas. Un vecino lo denunció por tirar huevos a su casa. Hizo trabajo comunitario y recibió tratamiento psicológico. Estuvo en peleas callejeras y se agarró a piñas con un fotógrafo en Buenos Aires.

Nunca más dijo oh my god (Oh, mi Dios). La cambió por un oh my gosh por respeto a Dios.

2 - CAPRICHOS DEMENCIALES.

Las exigencias del ídolo teen en sus giras impresionan.

Sus fanáticas se hacen llamar believers y se escabullen para llegar a él. A Justin Bieber no le molesta sentir las manos de las adolescentes mientras está arriba del escenario pero detesta que lo agarren y le griten. Le incomodan las fans locas.

Cuando llega a un hotel quiere que lo esperen con gomitas, dulces ácidos marca fiji, barras de cereales, agua mineral con vitaminas, dos jarrones de miel, té de hierbas y cuatro limones. Pide frutas de estación, quesos, bandeja de vegetales, pescados suecos y carnes frías. En su camarín no pueden faltar las seis almohadas, una bolsa de papas chips y frutos secos.

La estrella necesita una consola de videojuegos, mesa de ping pong, un televisor con canales canadienses, un espejo que le permita verse de cuerpo entero, un gran sofá, mesas plegables y ocho sillas blancas (no acepta otro color). Los cubiertos, las docenas de toallas y los jabones antibacteriales deben estar esterilizados. Jamás puede sonar la música de Selena Gómez, su exnovia, si él está presente. Detesta que le hablen en las sesiones fotográficas.

3 - PASA HORAS ARREGLÁNDOSE.

Su lugar favorito de la casa es el baño y allí cuida su imagen.

Le encanta la moda pero no tiene en vista crear su marca de ropa, "soy músico, eso es lo primero". Lanzó una línea de esmaltes con un fin benéfico, y un perfume.

El fanático de Smallville no pasa mucho tiempo con el mismo look. Invierte más de media hora en el baño durante la mañana para arreglarse el cabello. Saltó a la fama de flequillo, pero tuvo el jopo parado, un rubio estilo Cobain y hasta pasó por las ratas. Se las quitó rápido porque le cansaba mantenerlas limpias y no le gustaba el olor que desprendía su cabello. Se rapó y sus más de 90 millones de fanáticas se quejaron de que parecía un convicto.

Todo lo que dice o hace causa revuelo. Le gusta llamar la atención con sus atuendos. Se puso una camiseta de Metallica para visitar el show de Ellen DeGeneres y lo acusaron de faltarle el respeto a la música. Se le vino encima PETA, organización que lucha por los derechos de los animales, por usar un excéntrico abrigo de piel.

4 - ACTUARÁ CON CRISTIANO Y BECKHAM.

Clint Eastwood será su abuelo en "Gol".

Es fanático del fútbol, hizo buenas migas con Neymar, visitó la práctica del Barcelona, se fotografió con Suárez y Messi.

En marzo rodará una nueva entrega de la saga Gol, de Harvey Weinstein. Bieber suplantará a Kuno Becker en el rol protagónico. Hará a un futbolista que juega en Las Vegas y se convierte en estrella del Real Madrid.

Cristiano Ronaldo y David Beckam tendrán participaciones especiales en el filme. Y se dará el lujo de que Clint Eastwood sea su abuelo en la ficción. No es la primera vez que actúa. Ya hizo un cameo para Zoolander 2 (Ben Stiller, 2016) y estuvo en un episodio de CSI Miami.

5 - HISTORIA DE VIDA OSCURA.

Los traumas de su madre marcaron su infancia.

Se crió sin su padre. Jeremy Bieber abandonó a Patty Mallette, madre de Justin, cuando estaba embarazada. Ella se hizo cargo del bebé sola. En su casa había ratones por todas partes y lo único que tenían en su heladera eran macarrones y queso.

Patty era alcohólica e intentó suicidarse: fue víctima de abuso sexual desde los tres años. Escribió el libro Nowhere but up: the story of Justin Biebers mom como parte del "proceso de sanación". Fue ella quien subió los primeros videos de Justin cantando covers de Michael Jackson. En 2008 lo descubrió Scooter Braun vía Youtube, lo fichó la compañía RBMG y se convirtió en un fenómeno masivo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados