CURIOSIDADES

Cinco cosas que no sabías de Cameron Díaz

Empezó como modelo y cautivó al público en su primer rol: protagonizó La Máscara con Jim Carrey. Cameron Díaz es una de las mejores pagas de Hollywood. Actuó en La boda de mi mejor amigo, Loco por Mary, Vainilla Sky, Los ángeles de Charlie, etc.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Archivo El País

1 - NADIE CREE QUE ES HISPANA.

Tiene el apellido pero sus rasgos la traicionan.

Nació en California pero se crió en un hogar de raíces cubanas "con sillones cubiertos de plástico". La familia de Cameron Díaz no tenía privilegios pero eran muy felices. "Juntábamos latas para venderlas porque veinte dólares significaban mucho para nosotros", dice una de las actrices mejores pagas de Hollywood.

No luce como la típica latina (es rubia y de ojos claros), pero le debe su carácter y sentido del humor a sus abuelos y al haberse criado con la cultura cubana de por medio. Su tío Raúl, de 93 años, es el último pariente oriundo de la isla que le queda. No habla español porque siempre fue muy mala para los idiomas pero respeta una tradición: cocina comida cubana todas las Navidades.

2 - QUIERE ENVEJECER.

Desde que pasó los 40 siente que se conoce más a sí misma.

Es feliz si no tiene que maquillarse. Siempre anheló convertirse en una mujer mayor. "Cuando tenía 20 quería tener 30, con 30 soñaba con cumplir los 40. Mi vida es mejor que de niña, me siento más plena y he vivido treinta vidas en una". Cameron Díaz soplará 45 velitas el 30 de agosto y se siente en la flor de la edad porque "sabe cómo funcionan las cosas, dejó de tener miedos y ya no se preocupa por lo que piensan los hombres". Dice que en el cine es más fácil ser veterana que joven: "Si eres una chiquilla nunca encarnarás papeles interesantes como hacen Hellen Mirren, Helena Bonham Carter o Julianne Moore".

En 2013 debutó como escritora con el libro Ama tu cuerpo. Allí se presentaba como el paladín del envejecimiento sin complejos, priorizaba el conocimiento y el cuidado del cuerpo femenino. Un año después editó Vive fuerte, vive mejor: el arte de envejecer bien. Su pretensión fue brindar armas a las mujeres para que acepten el paso del tiempo de forma sabia, con gracia y salud.

3 - NUNCA LE ATRAJO SER MADRE.

Ha dicho estar a favor de adoptar un niño sin hogar

Cree en el amor eterno, no es celosa y estuvo a punto de llegar al altar con el cantante Justin Timberlake vestida como Pocahontas en 2007. Ocho años después dio el sí con el músico Benji Madden. Lo mejor del matrimonio, según Cameron Díaz, es el orgullo que siente por su marido. Está feliz con lo que logró y no le preocupan los hijos. No siente la necesidad de ser madre. "Tengo sobrinos, niños que forman parte de mi vida desde que nacieron. No siento que tenga que dejar una parte física de mí en este mundo", declaró. Dijo que tener hijos era mucho trabajo y no quiere cargar con esa responsabilidad. Si quedara embarazada no sería un problema porque confía en que los bebés llegan si el destino lo quiere. "Estoy segura de que si deseara un hijo, ese niño encontraría el camino hasta llegar a mi vida, ya sea a través de la adopción, estando en pareja con alguien que ya tiene un hijo o incluso si lo gano en la lotería".

4 - RECORRIÓ EL MUNDO COMO MODELO.

Comenzó con 16 y filmó varios comerciales.

Le gustaba la zoología, pero un fotógrafo la descubrió en una fiesta y con 16 años se integró a la agencia de modelos Elite. Viajó por el mundo haciendo campañas. Trabajó en Japón y en Australia fue la cara de la publicidad local de Coca-Cola. No es competitiva: "Nunca estuve celosa de otra mujer por su belleza o talento".

Cameron Díaz cumplió el sueño de ser actriz con 22 años. Su agente le aconsejó que fuera a un casting con Jim Carrey, un desconocido en los 90. La eligieron para protagonizar La máscara (Chuck Russell, 1994) y de la noche a la mañana abandonó su trabajo como modelo. Fue la actriz mejor paga de Hollywood en el 2000: cobró 20 millones de dólares por Los ángeles de Charlie (McGinty Nichol).

5 - EMPRESARIA ANTI SUPERFICIAL.

Es fanática de los zapatos y tiene una línea de calzados.

Hace lo que le gusta, es auténtica y su meta es ser feliz a toda costa. No le importa el aspecto físico; las personas la cautivan con sentido del humor, inteligencia y bondad. No tiene complejos con su cuerpo. La actriz californiana se crió en la playa, practica surf y usa bikini todo el tiempo. "No me gusta ir por ahí preguntándome si mi cola está gorda".

No es frívola, le preocupa más su apariencia interna que externa, pero los zapatos son su perdición. Tiene de todo tipo y colecciona un mismo modelo de distintos colores. "Ahí me vuelvo peligrosa en el shopping", dice. Se le ocurrió lanzar su propia marca de calzados porque se negaba a pagar lo que pedían las marcas de elite. Diseñó zapatos y bolsos lindos a precios accesibles.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados