VERANO

Charly San Martín, el coach más top de la temporada

Le detectaron poliartritis reumatoide a los 3 años, y su pronóstico de vida era corto. Charly San Martín tenía el cuerpo entumecido. Solo hacía natación y tocaba el piano porque recibir un golpe era peligrosísimo.

Charly San Martín
Charly San Martín. Foto: Ricardo Figueredo. 

Fue a ver patinar a su hermana al Campus de Maldonado y quiso seguir sus pasos. La doctora lo trató de loco y un año más tarde estaba tomando clases. La enfermedad se durmió cuando se desarrolló. Salió campeón nacional y sudamericano de patín, y en 2008 se presentó, como otros 200, al casting de Patinando por un sueño. Quedó entre los 20 seleccionados y llegó a la semifinal con Dallys Ferreira. Se mudó a Buenos Aires, empezó a dar clases de baile en el Racket Club y se convirtió en coach de las Maradona, Flopy Tesouro, Mariana Arias, y otras famosas. Hoy tiene a “Pampita” y Nicole Neumann en la misma clase.

Las primeras alumnas que tuvo en el Racket Club fueron Claudia, Dalma y Gianinna Maradona cinco años atrás. Se hicieron fanáticas y empezó a ir a su casa a darles clases particulares. Charly dice que Gianinna es la que tiene mejor swing. Con ella estaba el día que Diego Maradona confirmó que Diego Junior era hijo suyo. "Llantos, quilombos. Siempre me tocó estar en el momento justo", comenta. También estuvo el día en que Pampita Ardohain descubrió que Benjamín Vicuña le era infiel con la China Suárez en el famoso motorhome. "Estábamos en una fiesta del club y me dijo, ‘me tengo que ir a ver a Benjamín al set de grabación’. Al otro día, me levanté y le dije, ‘no tendrías que haber ido’. Empezó a circular una foto de la última sonrisa de Pampita antes del episodio y era bailando conmigo".

—¿Llegaste de casualidad a todas estas famosas por estar en el Racket Club?

—El salto más grande fue con Pampita. Ella me empezó a impulsar. Le pusieron todos los bailarines del planeta para que pudieran acompañarla en Showmatch y ella dijo, "si no es con Charly no bailo". Hicimos cinco coreografías en un programa y eso me ayudó porque empezaron a aparecer más famosas: actrices, modelos, senadoras, diseñadoras. Pampita, además, armaba vídeos y sacaba fotos de las clases, y eso me hizo una prensa increíble.

—¿Eras cholulo?

—Cero. Eso me ayuda. Hay gente que se enloquece. Para mí es algo súper común y corriente, salvo que cuando salimos y tenemos a todo el mundo encima.

—Cuidás mucho la privacidad de tus alumnas, no contás nada, ¿son confidentes contigo?

—Soy amigo de ellas. Ayer estuve en un asado en lo de Pampita y si comparto una foto me llueven llamados de los periodistas para ver qué pasó. Ángel de Brito es el primero. Le tiro data hasta donde puedo ¿Estaba Pico (Mónaco)? Es la primera pregunta. Pero Pico no estaba.

Entre la espada y la pared.

Dice que cuando las mujeres se separan se internaran en las clases de baile porque lo usan como terapia. Pampita y Nicole Neumann, enemigas conocidas, no zafaron de eso, y hoy toman clase en el Racket Club a la misma hora con Charly junto a otras 50 mujeres, pero ninguna "la jode. A lo sumo le pedirán una foto. Las miran a través del espejo, pero disimulan. No les preguntan nada, son muy respetuosas".

Pampita y Nicole son compañeras y entre ellas no hay onda pero a Charly no le importa, es amigo de las dos. Y en verano le da clases particulares en sus casas de Punta del Este. "Un día se juntaron en el programa de Pampita y en lo único que coincidieron fue en que tomaban clases conmigo, después se putearon de arriba a abajo".

Fue el primero en enterarse cuando Nicole empezó su romance con Facundo Moyano, cuando se separó de él y cuando se operó las lolas. "Pero no digo nada. Cuido a mis clientes".

"Agarré a Pampita en el peor momento de la relación con Vicuña. Iba todos los días a toda hora. Inclusive armó un grupo en su casa para que fuera a darle clases particulares ".

Charly pasó Navidad junto a Pampita y Año Nuevo en el restaurante de Pico porque es amigo de los dos.

Cuando Pampita recién se separó de Vicuña viajó a Nueva York y Charly recibió un mensaje de ella: "¿Cómo se llama esta canción?" Le preguntó por qué, y ella le envió una foto con el cantante. "Le contesté, no me mandes eso porque si me agarran el teléfono y aparecés vos con esta persona vas a decir que fui yo. La borré, pero tienen tanta confianza en mí que me mandan fotos de su intimidad", cuenta sin delatar quién era el chico en cuestión.

Voto sí, voto no.

Le dio un par de clases a Martín Liberman mientras participó del Bailando y dice que "se defiende, tiene buen oído". Las hijas de Tinelli jamás aparecieron en sus clases. Charly tiene un amigo en común con Cande pero no tiene "onda" con ella.

Fue en un móvil que Andy Vila le hizo Charly para Desayunos Informales (Teledoce) que surgió la campaña para que entrara al Bailando. "Recién arrancaba con el baile y no estaba muy canchera. Si le mete pilas quizá le vaya mejor porque está teniendo mucha más pantalla en Argentina. Pero ella nunca va a entrar en la polémica y en ese programa si no te peleas o no sos Hernán Piquín tenés vida corta".

—¿Volverías al Bailando?

—Paga muy poco. Doy cinco clases por día, tengo mi propia marca, vendo clases y coreografías por internet, tengo una aplicación. Lo que te ofrece Showmatch como bailarín o coach es mínimo, a menos que vayas como famoso. Les agradezco un montón pero en las mismas condiciones no volvería. Yo me hice más conocido por ser el coach de Pampita, Nicole, y las Maradona que por ser patinador en Showmatch.

Faltó con aviso.

Charly estaba invitado a irse de viaje a México con Pampita y sus amigos para celebrar los 40 años de la modelo pero no la pudo acompañar porque tenía compromisos laborales. "Me pidió por favor que fuera así bailábamos todos juntos pero tengo un contrato muy bueno y no podía faltar".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)