ENTREVISTA

Cecilia Lalinde: La chica del candombe que quiere llevar su arte al exterior

La vedette incursiona en el mercado de tutoriales al lanzar “Candombe experience”, un ciclo de videos en diversos idiomas para llevar consejos simples para sentir en la piel la danza del tambor.

Cecilia Lalinde. Foto: Gabriel Parra
Cecilia Lalinde. Foto: Gabriel Parra

Cecilia Lalinde ha sido una vedette embajadora del ritmo de candombe en el mundo. En tiempos de presencialidad y junto a la comparsa “La peregrina”, destacó con presentaciones a pura lonja en Suecia, Dinamarca, Noruega, España, Alemania, entre otros destinos exóticos al ritmo del barrio Sur y Palermo.

Ahora, Lalinde decidió lanzar una iniciativa virtual con el objetivo de transmitir, en clave de tutorial cultural, su vínculo con el candombe y su manera de bailarlo. Bajo el título de “Candombe experience”, la vedette comparte en diversos idiomas los tips para acompañar en la piel el ritmo de los tambores.

Aunque proviene de Fraile Muerto (Cerro Largo), el candombe llegó de joven a su vida: fue vedette Yambo Kenia, C1080 y Generación Lubola, entre otras.

Pero Candombe experience se nutre sobre todo de sus vivencias con “La peregrina”, la comparsa de emigrantes uruguayos que ha recorrido toda Europa con el can

“Después de ir unos cuantos carnavales al exterior, uno de los objetivos era transmitir a las chicas de distintas nacionalidades una forma de sentir el candombe. Me di cuenta a lo largo de los años que hay maneras que son muy comprensibles y otras que no. Muchas veces me pedían videos con los pasos básicos. En el ensayo y error generé un conocimiento que me pareció muy bueno compartir”, asegura Lalinde.

En lenguaje simple, en inglés, portugués, español o sueco (por ahora) Lalinde explica en los videos los tips básicos para iniciarse como la vedette de los tambores. Los videos, que son ocho por el momento, fueron compartidos en la plataforma Patreon, dedicada al micromecenazgo.

“Es una plataforma que en Uruguay no es tan conocida pero en el exterior está en auge. Lo lanzamos para el exterior pero me gustaría que en mi país se supiera que estamos haciendo esto”, comenta la vedette.

El otro atractivo de la iniciativa radica en que, en los videos, Lalinde transmite una vivencia personal. “He estado en muchas comparsas, siguiendo el guión de otros y me encanta. Pero de repente en este momento tengo la necesidad de volcar mi manera de sentir la danza”, dice.

“Ojalá sirva para que otras vedettes vuelquen también sus experiencias porque hay una demanda grande en el mundo de conocer más del mundo del candombe”, agrega.

El siguiente objetivo de Lalinde será posicionar el producto Candombe experience en diversos sitios del mundo. Está en negociaciones con una compañía dedicada al marketing con base en México para ampliar horizontes y componer una estrategia de difusión internacional.

“Muchas veces veo cosas en Uruguay que están hermosas y tienen un arte increíble, pero nos cuesta mucho salir del circuito. Y si podemos salir es porque alguien abre la puerta puntualmente. Me parece que la manera de hacerlo es profesionalmente y en eso andamos”, revela.

Cecilia Lalinde. Foto: Gabriel Parra
Cecilia Lalinde. Foto: Gabriel Parra

Sin carnaval.

La situación de pandemia determinó la suspensión del Carnaval y del Desfile de Llamadas, instancia que implicaba una cita casi religiosa para la vedette Cecilia Lalinde.

“Lo viví con tristeza de no poder compartir el Carnaval y no tener las Llamadas. Pero, por otro lado, vengo de un proceso personal muy intenso con un montón de cambios. Y creo que necesitaba estar un poco tranquila”, asegura.

Lalinde trabaja en temporada en Enjoy Punta del Este por lo que en verano debía ir y venir de Punta del Este a Montevideo casi todos los días para cumplir también con los ensayos y demás obligaciones carnavaleras.

“Carnaval era para mí un disfrute pero también andaba a las corridas, con días de no dormir o comer mal. Valía la pena pero era sumamente agotador. Este año necesitaba una pausa que no iba a hacer por mi cuenta porque ni loca dejaría de hacer Carnaval por mi cuenta”, asegura la vedette.

Más allá de que lamenta la ausencia de la fiesta más popular del país, por motivos artísticos y también económicos, en 2021, Cecilia Lalinde redescubrió el verano.

“Yo solo veía la playa desde la ventanilla del ómnibus. “Este año pude ir”, cuenta.

Denuncias.

Cecilia Lalinde respalda y aplaude los testimonios de acoso y abuso en el contexto del Carnaval que las mujeres difundieron a través de la cuenta “Varones Carnaval”.

“Me parece perfecto y creo que hemos demorado muchísimo para hacerlo. Hay cosas que se ponen debajo de la alfombra y que nosotras naturalizamos para poder estar. Eso no puede pasar más”, asegura la vedette.

Lalinde cuenta que se ha sentido identificada con varias de las historias, aunque en su caso, ninguna situación llegó a mayores como para motivar una denuncia.

“No es que me haya pasado algo puntual o que no lo haya sabido manejar, pero obviamente que todas hemos estado en situaciones de abuso a diferente nivel”, revela.

“Empecé grande en el Carnaval. Soy del Interior y comencé a salir en el Carnaval de Montevideo a los 20 y pico de años. Como mi personalidad ya estaba sumamente desarrollada, afronté esas situaciones sin temor”, confiesa.

La vedette llama a desnaturalización pequeñas, medianas o grandes situaciones de acoso en todos los ambientes, especialmente en el Carnaval.

Pone el ejemplo de lo sucedido con el humor televisivo. “El otro día estábamos mirando You Tube y salió una cámara oculta que se hacía en Videomatch hace 15 o 20 años. Eran cinco o seis hombres burlándose de una chica conductora, abusando de ella y terminaban todos desnudos. Para nosotros en aquel momento era natural y nos reíamos. Ahora lo volví a ver y me decía: “yo no puedo creer”. Por más que era graciosa la situación, el momento malo ella lo pasaba. Eso lo naturalizamos. Eso se lo hacían a una mujer. no se lo hacían a un hombre”, asegura.

“Me parece perfecto que en el Carnaval y otros aspectos de la vida empecemos a poner frenos”, añade.

En el ambiente artístico o en Carnaval la admiración de las más jóvenes puede ponerlas en situación de vulnerabilidad frente a un eventual abuso.

“Me causa mucho repudio lo vivido por algunas chicas en el Carnaval de las Promesas. Patético. Se meten con niñas. Que se metan con nosotras, las vedettes que tenemos más tiempo en el ambiente. Se meten con niñas. Estoy a total disposición para dar apoyo y guía. Mi total repudio”, dice.

Sobre el futuro, Lalinde se muestra optimista. “Estoy contenta de que estas cosas hayan salido a la luz. Ahora va a haber cuidado. Más allá del cambio genuino, el acosador lo pensará dos veces porque tendrá miedo de la represalia”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error