ENTREVISTA

Cecilia Faccio: La dama de los caballos llega a Canal 10

La comunicadora está de mudanza. Junto a Jorge Campagnolo, llevan el programa Mundo ecuestre del 4 a Canal 10. El ciclo, que va los sábados de mañana, aborda las disciplinas que rodean a los caballos.

Cecilia Faccio. Foto: Luis Pereyra
Cecilia Faccio. Foto: Luis Pereyra

-¿Qué sucedió con Mundo ecuestre que pasa de la pantalla del 4 a Canal 10?

-En Canal 4 le dijeron a mi compañero Jorge Campagnolo que no les rendía el programa, aunque en realidad andaba muy bien de rating. Fue una noticia dura pero al poco tiempo logramos el acuerdo con Canal 10 y empezamos a salir este sábado. Estamos en un mejor horario (11:00 a 11:30) dentro del programa De pago en pago. Estamos felices porque además del 10, el programa sale en A+V. Se ve más y estamos en un canal más amigable. Estoy muy contenta.

-¿No te sentiste cuidada en el 4?


-La verdad que no. Estuve mucho tiempo ahí en diversos programas. Hicimos Día de perros como por cuatro años. Desde el año pasado estábamos con Mundo ecuestre. El 10 me parece mejor pantalla, no tiene tantos enlatados y cuida mejor a su figuras.

-¿La nueva etapa implica cambios?

-Sí, vamos a hacer más entrevistas a personalidades vinculadas a los caballos, además de agregar segmentos y informes especiales.

Cecilia Faccio. Foto: Luis Pereyra
Cecilia Faccio. Foto: Luis Pereyra

-¿Cómo definirías tu relación con los caballos?

-Tengo veterinaria y siempre estuve relacionada con los animales. Mi padre es veterinario y él inauguró el negocio familiar. Desde siempre me gustaron los animales. Respecto a los caballos, siempre tuve una relación de mucho respeto con ellos, quizás un poco de miedo porque son animales muy grandes. Nunca me subí a uno hasta que el año pasado me decidí a comenzar clases de equitación. Ahora practico también volteo ecuestre.

-¿Qué implica?

-Es como gimnasia artística arriba del caballo, es un tipo de acrobacia montada. La disciplina era practicada por los mongoles y por eso ganaban todas las guerras. Porque tenían mucha destreza sobre el caballo. Se hace de todo: paro de mano, saltos...

-Es de riesgo, ¿no?


-Sí, yo recién empecé. Pero también implica técnicas para saber caer.

-¿Sufriste de alguna caída durante los entrenamientos?


-Me tiró un caballo una vez. Volé y pude hacer un giro y caí bastante bien. Hay caballos a los que ciertas cosas no le gustan. Con este me senté un poco atrás, lo pisé y no le gustó. Se enojó y me tiró. Lo hizo por gusto y después le dio como cosita. Me di cuenta por su mirada. Pobrecito. Estuvo bueno porque hay que aprender cómo es una caída para después saber cómo amortiguar el golpe. Hay que saber caer y volar. Está muy bueno. Lo empecé el año pasado. Lo que también disfruto es el contacto con los caballo, lo que transmiten. Por algo se usan para ayudar a personas con diferentes capacidades Cuando uno está arriba del caballo se olvida de todo y lo único que importa es la relación caballo/jinete. El año pasado, en el marco del programa hicimos notas a niños con síndrome de down que practicaban equitación y les mejora mucho la calidad de vida, así como a los que tienen otras patologías.

-¿Cuánto crees que hay para avanzar en defensa de los derechos de los animales?


-Mucho. Yo soy madrina de Equs, que es refugio. Me parece muy importante fomentar la adopción responsable, aunque tampoco estoy en desacuerdo con la compra/venta de perros de raza. Creo que la gente tiene que tener el derecho de comprar un perro de raza si quiere. Es verdad que hay muchísimos animales y se deben fomentar los valores de la tenencia responsable. Creo que todo tiene que empezar con los niños, educando a los padres y niños para que comprendan el valor de los derechos y de la vida animal. Me encantaría algún día hacer algo en ese sentido, apoyando algún programa para visitar escuelas o algo así.

-¿Cuál es tu visión sobre las jineteadas?

-No me gustan. Estoy en desacuerdo con cualquier tipo de maltrato. Entiendo que hay jineteadas y jineteadas, pero las que implican sufrimiento animal no me gustan. No todo es blanco o negro. Lo digo con conocimiento de causa. Los enduros, por ejemplo, están sumamente controlados. El caballo es un animal al que le encanta correr y le gusta estar con los humanos. Son sociables. Me pasa con un caballo del club al que le llevo peluches y se pasa jugando. En eso se parece a los perros. Así que una carrera de esas características no implica maltrato. Mientras el deporte sea sano, no lo veo mal. En cambio cuando se los lastima o se los somete a golpes, no estoy de acuerdo. En las jineteadas hay una agresión.

-¿Cómo es tu día a día?


-Me levanto muy temprano. Voy al gimnasio primero. Al volver a mi casa desayuno y me voy a trabajar a la veterinaria. Atiendo a los proveedores y hago la administración del negocio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados