CHARLA CON EMÍLIO DE MELLO Y CONTARDO CALLIGARIS

Las dos caras de Carlo

Comenzó la cuarta temporada de PSI, la serie brasileña protagonizada por el psiquiatra Carlo Antonini. Emílio De Mello es el actor protagonista, alter ego del creador de esta ficción, el dramaturgo, escritor y psicoanalista Contardo Calligaris. Sábado Show dialogó, vía correo electrónico, con ambos.

PSI
Emílio De Mello junto a Contardo Calligaris en el set de filmación.

Emílio De Mello (53 años) es actor de cine, teatro y televisión, así como también director teatral. A nivel internacional, el reconocimiento y la fama le han llegado gracias a PSI, la serie de HBO que lo tiene como protagonista desde hace cuatro temporadas.

En la última de ellas, que se estrenó el pasado domingo (21 horas), su personaje, el psiquiatra Carlo Antonini, debe resolver cinco historias vinculadas a la paranoia: los celos patológicos, los delirios, la desconfianza, el síndrome de persecución colectiva y la hipocondría.

A continuación, lo que le contó a Sábado Show de la serie por la que ha sido nominado al Emmy Internacional a Mejor Actor (2015).

-¿Qué experiencias tenía usted con la paranoia?
-No he tenido muchas experiencias personales con la paranoia, al menos que me haya dado cuenta... Pero creo que el mundo hoy está bastante propicio a las sensaciones paranoicas. Vivimos bajo intensa vigilancia virtual, el límite entre lo público y lo privado es cada día más tenue, no sabemos con certeza con quién nos relacionamos virtualmente, la violencia en las grandes ciudades está cada día más cerca de nosotros... en fin, no es nada difícil desarrollar una paranoia. En la cuarta temporada, una vez más, traemos situaciones casi absurdas que se vuelven cada día más normales.

-¿Cómo se informa en general de los temas psiquiátricos o psicológicos que van a abordar en la serie?
-Tenemos un gran investigador de la condición humana a nuestro lado todo el tiempo. Con la ayuda de Contardo Calligaris es fácil acceder a la información. No me canso de investigar las situaciones que él nos propone... y es siempre es un placer tener acceso a ese conocimiento.

-¿Cómo es la dinámica de trabajo con Calligaris?
-Leemos los guiones de diversas formas: solitaria, colectiva, en pequeños grupos, en dobles. En esas distintas fases, las dudas, cuestionamientos y provocaciones no nos faltan. Investigamos cada una de las situaciones propuestas detalladamente, y aún descubrimos cosas en el propio set de filmación, a menudo grabando. Al final de cada temporada, siento que yo podría incluso empezar a ser terapeuta... (risas).

-Después de tantas temporadas como Carlo Antonini, ¿qué tan psiquiatra se puede decir que se ha vuelto?, ¿ve la vida con otros ojos a partir de este personaje?
-¡No tengo ninguna duda acerca de eso! El psicoanálisis y la actuación caminan juntas. Todo psicoanalista es un poco actor y todo actor es un poco psicoanalista. Si eso no sucede, no seremos profesionales competentes e instigadores. Mi búsqueda por Carlo Antonini me llevó a ver el mundo y a las personas con una nueva óptica, y estoy muy agradecido por él.

-¿Ha hecho psicoanálisis?
-¡Sí, claro! Por mi bien, por el bien de Carlo y de todos a mi alrededor.

-¿Qué ha significado para usted haber estado nominado al Emmy Internacional? ¿Qué importancia le da a los premios y reconocimientos?
-Claro que la nominación a un premio es siempre un bello reconocimiento por nuestro trabajo y eso nos da una sensación buena, de competencia. Pero la sensación de competencia, a veces, llega a través de un simple cariño de un fan en la calle, un mensaje en el Instagram o el email de alguien que quedó tocado por tu trabajo. Yo diría que emocionar a alguien con tu arte, con tu trabajo, es como emocionar a un país entero.

-¿Qué significa trabajar para una cadena como HBO?
-Un placer enorme de colaborar con uno de los éxitos de una empresa llena de éxitos. Mi historia con HBO no podría ser más feliz y que así continúe…

-¿Prefiere actuar o dirigir? ¿Cine, TV o teatro?
-Es como preguntar a un padre cuál es el hijo que más ama... no hay respuesta posible. Me encanta mi trabajo, sea el que sea. Soy feliz actuando, dirigiendo, en el cine, TV o teatro, y eso es lo que me mantiene trabajando. Considero mi trabajo un regalo que el destino me entregó, y agradezco todos los días haber tenido la oportunidad de hacer lo que amo y ser respetado por eso.

-¿Le gustaría que el personaje de Carlo Antonini tuviera más temporadas?
-Mientras yo pueda divertirme con Carlo y conseguir juntos divertir al público, si dependiera de mí, estaremos juntos por temporadas y temporadas.

El creador.

Contardo Calligaris es un psicoanalista italiano que ejerció en las grandes ciudades de Europa y Estados Unidos. De paso por Brasil, se enamoró y eso hizo que terminara instalándose en el país norteño. Escribió varios libros que fueron uno de los insumos utilizados por Emílio De Mello para armar el personaje del psiquiatra, especialmente Cartas a un joven psicoanalista, Cuento del Amor y La Mujer de Rojo y Blanco, cuyo protagonista es un hombre llamado Carlo Antonini. PSI no es una adaptación de esas novelas, pero sin duda se inspira en ellas. Esto nos contó de la exitosa serie de HBO:

-¿Por qué se eligió la paranoia para esta cuarta temporada?
-Porque nuestro entendimiento del mundo es cada vez paranoico. Gratamente, eso era una intuición cuando empezamos a escribir, y hoy se confirma. Estamos siempre buscando un sentido del mundo y de la vida a partir de la persecución de la que seríamos víctimas. El odio del otro y por el otro parecen haberse convertido en nuestros portales de acceso a toda explicación.

-¿Qué cree que le aporta a la gente trasladar a una serie de ficción casos reales del psicoanálisis?
-La misma cosa que el hecho de atender pacientes durante cuarenta años trajo a mi vida: un descubrimiento continuo de la variedad y diversidad de la experiencia humana. Y, por supuesto, el descubrimiento de mil facetas escondidas de nosotros mismos. Cualquier patología siempre está presente en nosotros.

-¿Cómo lo convencieron para llevar sus historias a la televisión?
-Escribí dos novelas, cuyo protagonista era Carlo Antonini, un psicoanalista, psicoterapeuta, que tiene mucho que ver con mi historia personal. HBO me hizo la propuesta de darle vida por más aventuras. De hecho, fue y está siendo para mí una aventura insustituible: intento -y tal vez lo consiga- transmitir lo que fue y es una vida dedicada a la psicoterapia. Es decir, contar la aventura de mi vida.

-¿Por qué decidió involucrarse tanto en la realización de la serie? (Está presente en el proceso de creación y en las grabaciones).
-Por las razones que acabo de decir. Y porque me permitió algo que fue nuevo: un trabajo mucho menos solitario que el trabajo del psicoterapeuta y del escritor. Filmar es un trabajo de equipo; en nuestro caso, de equipo grande.

-¿Considera que el resultado ha sido el esperado por usted?
-Sí, fue más allá de lo esperado, por la calidad de los actores, de los directores y de los equipos en general, que todos se apasionaron por las historias.

-¿Cuánto de usted tiene Carlo Antonini?
-Mucho. ¿Noventa por ciento? ¿Ochenta y cinco por ciento? 90%? Y los diez o quince que faltan tienen que ver con cómo me gustaría ser y no consigo.

-¿HBO le da libertad absoluta?
-Libertad absoluta y, al mismo tiempo, apertura para diálogos que son siempre muy productivos. Esto pasa también a la hora de concebir cada temporada, los casos, el tema dominante, etc.

-¿Cómo es su vínculo con el actor Emílio De Mello?
-Son, sobre todo, los demás -los espectadores- los que, cuando me conocen, creen que tenemos una semejanza extraña. Ciertamente, Emílio incorporó algo de mi manera de actuar, sobre todo en el consultorio. Eso lo hicimos a propósito. Pasamos tiempo juntos, en mi consultorio, recorriendo los gestos, los actos y mi práctica. Y pasamos tiempo juntos conversando acerca de mi manera de amar, odiar, quedarme silencioso, mirar hacia el mundo... Claro que hoy ya es una amistad.

-¿Qué valor le da a los premios, como ser las nominaciones de PSI al Emmy Internacional (Serie, Actor por Emílio De Mello y Actriz por Denise Weinberg)?
-Un gran valor, claro. Me ha honrado que la comunidad de la industria haya reparado en la gente desde la primera temporada, y que no nos olvide. Es muy alentador. También, ir a la ceremonia del Emmy dos veces, fue una ocasión única para tener contacto con la inmensa producción de la industria, en todo el mundo.

-¿Está pensado que haya más temporadas?
-Al menos una, sí. Si la idea madura en mi cabeza.

Lo que cuenta

Para aquellos curiosos de la psicología humana, la serie original de HBO, analiza el trasfondo de la mente. A través de 43 episodios en cuatro temporadas, se sigue la historia del psicoanalista Carlo Antonini, que trata casos poco convencionales dentro y fuera del consultorio. En la nueva temporada, el tema a abordar es la paranoia, según cinco casos que redondean diez capítulos.

Amigos

Contardo Calligaris está presente en todas las grabaciones como elemento de consulta permanente. El intenso trabajo desarrollado junto a Emílio De Mello los ha vuelto amigos.

Premios

PSI fue nominada a tres Emmy Internacional: Serie, Actor (Emílio De Mello) y Actriz (Denise Weinberg).)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados