THAIS PEREIRA

Belleza uruguayana

Brasileña de la localidad fronteriza de Uruguayana, la modelo acaba de desembarcar en Montevideo, donde se instaló con su pareja detrás el sueño de hacer carrera en las pasarelas locales.Para ella, la capital oriental puede ser la ciudad donde concretar sus aspiraciones. “Es una ciudad tan grande que me sorprende. Adaptarme al ritmo es todo un desafío”, asegura y elogia la cultura y costumbres uruguayos. La única crítica: los “piropos” que recibe en las calles y que hacen que limite sus salidas sola. Conocé toda su historia.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Thais Pereira. Foto: Gabriel Parra

—¿Cómo se despertó tu vocación como modelo?

—Cuando era pequeña siempre miraba en la tele los concursos de belleza, imaginaba que algún día podría llegar a participar en uno. Mi mamá me alentaba y así empezó todo. Cuando crecí, todos me decían que "parecía una modelo": era delgada y de cabello largo. Tenía todo el perfil, y me gustaba tomarme fotos pero siempre pensé que era apenas un sueño de aquellos que jamás se cumplen. Ya que siempre veía que el modelaje era para chicas altas y delgadas que vivían muy lejos de donde yo vivía. Igual seguía soñando. No tenía cómo tomar clases de modelaje así que todos los días practicaba mi pasarela hasta que todo saliera de la manera que yo quería frente al espejo. Imitaba a las misses de la TV, hacía poses y me maquillaba y cada vez fue más fuerte el deseo de poder cumplir ese gran sueño.

—¿Cuáles fueron tus primeros pasos en esa profesión?

—Cuando tenía 15 años me arriesgué a participar en mi primer concurso de belleza en Brasil y lo gané. Muchas veces, debido a las dificultades, pensé en desistir y seguir con alguna otra cosa, porque ser modelo, conseguir trabajo y apoyo es difícil. Hay que tener mucha fuerza de voluntad y aprender a aceptar que no siempre ganaremos. Existirán obstáculos, críticas y dificultades pero eso no puede ser más fuerte que el deseo de realizar nuestros sueños.

—¿Desde cuándo vives en Montevideo?

—Hace 4 meses que me vine a vivir con mi novio. Esto fue una decisión que tomamos ya que donde vivíamos no teníamos tantas oportunidades como las tenemos aquí. Es un gran paso para mi carrera ya que ahora estoy cerca de todo, tengo más facilidades para ampliar mis horizontes y conquistar cada vez más mi sueño que gracias a Dios y las personas que siempre me apoyaron hoy se está haciendo realidad.

—¿Qué te parece la ciudad? ¿Qué es lo que más te ha sorprendido?

—Para mí es una gran experiencia poder vivir en la capital de Uruguay y poder desarrollarme en lo que amo hacer. Es una ciudad tan grande para mí que vengo de una localidad muy pequeña. Los dos primeros meses fueron muy intensos, de mucho movimiento. Todo está tan lejos aquí que llegaba atrasada a todo. Adaptarme al ritmo es todo un desafío y poco a poco lo voy haciendo, ya que fue un gran cambio para mí venirme a Uruguay. A pesar de todo, me encanta vivir aquí, conocer la cultura, las costumbres y la gente del medio.

—¿Te dicen piropos al caminar por las calles? ¿Te molestan?

—Lamentablemente sí. Es una realidad que creo que no solamente pasa conmigo pero también con muchas mujeres que caminan solas en las calles. Elogios es bueno recibir pero no cuando provienen de un desconocido en la calle y mucho menos cuando estás sola. Muchas veces pensé que esto pasaba por ser brasilera pero en realidad pasa por ser mujer y a veces es feo, incómodo e invasivo, poniéndome un sentimiento muchas veces de culpa por tener que salir sola, es algo que siempre me molesta.

—¿Cuáles son tus aspiraciones como modelo?

—Quiero construir una carrera fuerte, tener reconocimiento, con total certeza de que cada día de mi vida luché para llegar a donde estoy, siempre dando lo mejor de mí, nunca dejando desanimar por los imprevistos de la vida, ver mi familia y conocidos cada vez más orgullosos de mi lucha y al final poder compartir con ellos todos mis logros.

—¿Tienes un físico envidiable, qué se hace para mantenerlo a pleno y saludable?

—Soy una suertuda. Mi genética me ayuda mucho porque no me cuido demasiado en la alimentación, aunque sé que voy a tener que hacerlo más adelante, porque con el tiempo los favores de la naturaleza se acaban. Además sé que la calidad de la piel, el cabello y la dentadura dependen de la alimentación. Somos lo que comemos. Igualmente no estoy a favor de las dietas extremas porque creo que simplemente debemos alimentarnos bien y hacer ejercicio. La vida es una sola y no es algo bueno quedarse con las ganas de disfrutar de una buena comida. Hay que darse los gustos sin cometer excesos.

—Además del físico, ¿qué piensas debe tener una modelo para ser exitosa?

—Como con los cantantes o los actores, en los modelos exitosos hay algo que llamamos factor sorpresa o carisma, actitud. Creo que tener actitud es fundamental para poder transmitir la sensualidad, la belleza, la simpatía o el misterio necesarios para una foto. Esa cualidad, el tener actitud para poder transmitir algo auténtico en fotos, es fundamental para ser una gran modelo. Una gran modelo tiene que poder ser un poco actriz y entregarse al papel que debe interpretar para las fotos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)