URUGUAYO EN EE.UU

Ángel Cassani: Made in Hollywood

El uruguayo está instalado en Los Ángeles donde ha fundado una productora de cine propia (Mate studios). Volvió al país para rubricar un acuerdo que permita la formación de actores con las reglas de Hollywood y su sueño es que haya artistas orientales en la meca del cine. 

Ángel Cassani.
Ángel Cassani.

Ángel Cassani ha llevado una vida de gitano. Nació en Montevideo y jugó al baby fútbol en el Maeso, de Parque Rodó. Cuando tenía 12 años, la familia abandonó el país y se radicó en Brasil, luego en Argentina. A los 20 por su cuenta emigró a Nueva York. También vivió en España y en Australia, donde comenzó con su carrera de productor ejecutivo de cine.

Hoy, Cassani tiene su propia productora en Hollywood (Mate studio porque sigue tomando esa infusión rioplatense) y está instalado con Los Ángeles como uno de los productores más pujantes de la industria.

Cassini volvió estos días a Uruguay para rubricar un acuerdo con la agencia Valentino Bookings y Greta Media Studio con el objetivo de formar artistas uruguayos que puedan desempeñarse en Hollywood. El periodista Fernando Invernizzi (ex Algo contigo) también integra la “pata” en Uruguay del acuerdo.

“Creo que hay mucho talento y podría haber perfectamente actores, actrices y directores allá. Solo hay que abrir un poco la puerta”, asegura. Estima que se debe trabajar en el profesionalismo de los actores para una industria muy demandante, pero “fácil” si se conocen las reglas. “Hay actores que hacen 20 películas por año. El beneficio profesional y económico que da Hollywood no se consigue en ninguna otra parte. No puede ser que no hay un actor uruguayo allá”, dice.

En estos momentos, Cassani y su estudio Mate están en la producción de tres películas, entre ellas MonaLisa, con el protagónico de Penélope Cruz y Johnny Depp.

Al mismo tiempo y en sociedad con la Fundación Nosotros quiere reivindicar el rol de los latinos en el cine.

“Por lo general, solo les dan el papel de pandilleros o drogadictos. No hay grandes actores latinos haciendo protagónicos. La línea anglosajona privilegia al actor americano, inglés o australiano. Queremos cambiar esa historia”, cuenta.

Toda película comienza con un libro, un loop book, un presupuesto y una idea de actores y director. Luego comienza la tarea del productor ejecutivo: conseguir los fondos. “Por suerte hay mucha gente invirtiendo en cine porque es un negocio altamente rentable a tasas americanas”, dice.

La suerte financiera de un film ya no depende tanto de su suerte de taquilla en el cine. “Hoy, generalmente las películas se prevenden a las plataformas (Netflix, Amazon, etc.) para que no tengan pérdidas. Obviamente, hay productores como Disney que tienen su propia plataforma y no les conviene prevender. Pero Disney es un negocio aparte”, asegura.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)