explorador

Ángel Cairo, iniciador de bellas

Profesor de educación física de profesión, Ángel Cairo nunca imaginó que iba a hacer carrera como buscador de talentos para misses o modelos. Pero así fue: trabajó más de 20 años para Miss Universo Uruguay y también para el certamen de modelos Elite Model Look, donde continúa en la organización.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ángel Cairo. Foto: Daniel Ayala

Su función: encontrar los chicas con potencial y cuidarlas. Ha sido el iniciador de Lucía Brocal, Giannina Silva, Sthepanie Ortega, entre muchas otras. Este año lo llamaron para reincorporarse a Miss Universo, pero se negó. Asegura que continuará su camino en Puerto Rico y hace balance de una carrera con el ojo entrenado para encontrar los diamantes en bruto. “Nadie en Uruguay sabe más de reinas que yo”.

Como un cazatalentos de cualquier otro rubro, Ángel Cairo se pasa la vida en la búsqueda de bellezas, aquella de los rasgos angelicales para una miss o el exotismo de una modelo. Trabajó más de 20 años para la organización de Miss Universo Uruguay como director de casting y desde 1997 trabaja para el concurso de modelos Elite Model Look. Fue el iniciador, por ejemplo, de Lucía Brocal, de Flavia Pintos, de Giannina Silva, Natalie Yoffe, Stephanie Ortega... y de muchas otras.

La tarea que más le gusta se llama scouting, que significa "explorar". Desde 1990 hasta 2012, cuando trabajaba para los concursos de belleza, no era raro que Ángel Cairo se pasara horas en un shopping o en la puerta de una Facultad buscando esos diamantes en bruto. "Muchas veces me volvía con la cabeza baja", reconoce. Pero hubo días que valieron toda la espera.

Cierta tarde, una adolescente llamada Stephany Ortega caminaba por el Montevideo Shopping cuando se le acercó este señor retacón y de voz grave. Le preguntó si no quería ser modelo y resultó luego coronada como Miss Universo Uruguay 2010.

Cairo guarda anécdotas similares con decenas de modelos. A Lucía Brocal, que hoy destaca por su carrera periodística, la encontró también en un shopping.

"Mi filosofía de trabajo siempre fue trabajar cerca de los padres, que ellos supieran todo", aclara Cairo.

En 2012, dejó de trabajar para Miss Universo Uruguay luego de que el director de la franquicia, el empresario colombiano Antonio Bergara Olmos firmara un contrato con otra empresa.

"Este año me volvieron a llamar pero no quise. Estoy dolido, no me gustó la manera en que fui sacado. En Uruguay no hay personas que estén a la altura y sepan más de reinas de belleza que yo. No es falsa modestia", asegura.

De todas formas, Cairo regresará a su trabajo en los concursos de belleza, pero para Miss Universo Puerto Rico. Las valijas están casi prontas y Cairo partirá hacia aquel país a radicarse.

Una vez preseleccionadas las candidatas a los certámenes, Cairo era también el responsable de todo lo que pase hasta la finalización del concurso.

"Mi política de trabajo es ser sumamente profesional. Soy muy respetuoso de la mujer y las cuido al máximo. No dejo que nadie se acerque a decirles nada. No transo con nadie, ni con nada. Todo es muy claro", asegura.

En cuanto a las denuncias públicas de algunas concursantes de Miss Universo Uruguay referidas a propuestas indecentes o prostitución vip, Cairo es categórico. "Las historias que se han escuchado refieren a casos de chicas que enviamos al exterior y en otros países me las han cargado. También depende del comportamiento de cada uno. Si yo estoy en Uruguay y ellas están Malasia, no hay mucho que se pueda hacer. La última palabra cuando surgen cosas sospechosas en el mundo de los certámenes las tienen las chicas. Nadie las obliga a nada. Son las chicas las que tienen que darse su lugar".

Y concluye: "No hay ningún padre de ninguna chica que pueda decir que yo no las cuido".

El rey de reinas.

Ángel Cairo ingresó en 1990 a trabajar en la organización de Miss Universo Uruguay. Fue despedido en 2012. Es docente de educación física.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error