ENTREVISTA A LUIS ARA

Tras Alexis, más series y cine

El director de Alexis Viera: Una historia de superación habla de las primeras repercusiones del film. Ahora está en pleno rodaje de una serie en Colombia, espera el estreno de un documental sobre los Andes, y planifica otro de un caso de envenenamiento francés y un largo sobre violencia de género.

Luis Ara
El realizador uruguayo habla de su último estreno y sus futuros proyectos.

Alexis Viera: Una historia de superación se estrenó en cines uruguayos el pasado 27 de abril. Cuenta la historia real del ex golero del Club Nacional de Football y de Atlético de Colombia, baleado en un asalto en Cali, tras lo cual le diagnosticaron solo un uno por ciento de posibilidades de volver a caminar. Contra todos los pronósticos, el futbolista volvió a caminar y hoy da charlas motivacionales por distintos países. El documental de Luis Ara, elaborado en base a testimonios, material de archivo y recreaciones, tiene previsto estreno en Netflix para Uruguay el próximo lunes 20 de mayo.

-¿Qué repercusiones tuvo su estreno en cine?
-Básicamente, la estrategia de estrenarla en cines es darle la posibilidad, a los países involucrados directamente con la historia, de ver la película en pantalla gigante. La repercusión fue muy buena. En este tipo de películas, nosotros nos enfocamos mucho en hacer un lindo evento de lanzamiento, donde la gente pueda estar en contacto con el protagonista. La avant premiére funcionó muy bien, fue un momento muy lindo, muy emotivo, la gente aplaudió mucho rato y se quedó afuera charlando con Alexis. Recibimos muchísimas demostraciones de cariño.

-¿Imaginabas que la película iba a tener ese potencial que después comprobaste en los eventos?
-Cuando hago una película es porque algo me conmueve, ya sea la historia, el personaje, el país o lo que sea que vaya a tratar. A mí me había conmovido muchísimo esta historia, al punto de motivarme a hacer la película. Pero después de dos años de trabajar en ella, como que eso lo había dejado un poco de lado porque evidentemente me había involucrado tanto que ya era parte de mi cotidianidad. Lo que me pasó fue que cuando Alexis vino a Uruguay y empezamos a hacer entrevistas e hicimos la premiére, me di cuenta del magnetismo que tiene con la gente. Es un tipo que, a donde vaya, si abre la boca y empieza a hablar, la gente queda completamente cautivada con su historia. Pude vivir en carne propia que lo mismo que me había generado a mí, ahora lo estaba generando a otros a través de la película. Eso fue muy lindo.

-Viendo todo eso, ¿lamentaste haber dejado algo afuera de la película?
-En realidad, siempre que terminás una película te queda la duda de si podrías haber agregado esto o sacado aquello. En esta película no me quedé con las ganas de sacar nada, realmente dejé lo que más me hacía a la historia, no hay nada que esté de más. Tal vez podríamos haber agregado alguna cosita puntual, sobre todo referido a algún material de archivo de algún partido de Alexis en Colombia. Creo que la historia está bastante completa. Me pasó algo parecido que con Por siempre Chape (la historia del Club Chapecoense y su accidente de avión) donde, como el foco no era lo deportivo, lo importante era que estuviera todo lo que yo quería o todo lo que sirviera para transmitir lo que quería transmitir. Y creo que eso está logrado, Alexis Viera logra transmitir esos tres o cuatro grandes valores.

-¿Cómo te sentiste con la experiencia de utilizar la ficción para recrear determinados hechos, caso del asalto?
-Fue súper interesante. Ya en algunos documentales había tenido algunas pequeñas situaciones ficcionadas. En Por siempre Chape, en la parte de la búsqueda está todo filmado en un bosque de manera que parece que fuera parte del material de archivo, y en Gonchi, hay una serie de situaciones de un personaje que se viste y de un niño que son ficción. Pero nunca había hecho un despliegue tan grande como acá, con tantos actores y tantas situaciones distintas, sobre todo a nivel de equipamiento, de la técnica y de la tecnología que usamos. Filmamos con cámaras de cine, con equipos de última generación. Me sentí súper cómodo, me gustó mucho. Era algo que tenía pendiente, que quería hacer, y también es una forma de elevar la producción del documental hacia otro nivel, que tiene que ver con lo que se hace en los principales mercados del mundo. La recepción de la gente fue muy importante. Aparte, era funcional a la historia porque había cosas que no podían transmitir el real drama que se había vivido porque no había material de archivo y solo con el relato quedaba un poco suelto.

-Igual preferís el género documental.
-Me gusta muchísimo hacer documentales, me seduce mucho. Me gusta contar historias verdaderas por personajes verdaderos. El uso del recurso de la ficción es básicamente para poder moldear la historia hacia el lado que uno quiere y eso me atrae muchísimo.

Del documental a la ficción.

Ara tiene dos proyectos encaminados en los que el uso de la ficción está muy presente. El primero es El Misterio de Pont Saint Esprit, un documental que cuenta un caso de envenenamiento en un pueblo francés en 1951. Lo que primero se atribuyó a un posible hongo presente en el pan, luego pareció responder a una serie de experimentos que la CIA estaba realizando con LSDen el lugar. El caso fue recogido en el libro A terrible mistake, del periodista estadounidense Hank Albarelli, que aparece en el film de Ara, hoy en proceso de edición.

-¿Qué mostrará el documental?
-Plantea las tres teorías que existen y los fundamentos para cada una. Estamos trabajando con una coproducción en Europa y, dependiendo de lo que pase allí, será el paso que se dará en la forma de distribución.

-Además vas a usar la ficción en un largometraje.
-Es una película de la que todavía no he hablado nada. Es la historia de una familia que es víctima de violencia de género. Es un tema extremadamente delicado que a mí, particularmente, me conmueve, me atrapa y me inquieta demasiado. Siempre me interesa hacer cosas que tengan que ver con temas de actualidad y que puedan generar algún tipo de cambio. Esta es una historia que tiene algunos ribetes reales, pero es una historia escrita por mí específicamente para una película. En este momento se está negociando una coproducción con Europa, con participación de Francia y Bélgica, que me permitiría hacerla al nivel de producción que quiero. La mayoría del elenco sería uruguayo y hay una idea de contar con un actor bastante conocido de México. Es una historia bastante fuerte, con un enfoque muy crudo. De algún modo va a invitar, ni siquiera a reflexionar, sino a tomar cartas en el asunto ya desde otro lugar. Es un pequeño aporte desde mi lado… espero que lo sea.

-¿Con qué otras cosas estás?
-Con la serie documental Magical Andes (Andes Mágicos), que filmamos a lo largo de los Andes, entre setiembre del año pasado y abril de este año. Recorre los Andes desde Ushuaia hasta el Caribe. Son cinco episodios y en cada uno se conoce a un personaje que tiene un vínculo con la montaña. Es muy visual, con unos paisajes increíbles, una paleta de colores y de imágenes espectaculares. Se estrena en Europa a mitad de año en el canal Arte, que tiene diecisiete señales en todo el continente, y estamos esperando la confirmación de la distribución internacional en otra plataforma. La produje íntegramente y dirigí uno de los episodios.
Y ya estoy filmando una serie documental en Colombia, de la que no puedo hablar mucho. Solo puedo decir que es sobre temas de sustentabilidad y sostenibilidad, en todos sus aspectos, desde violencia de género, igualdad de género, forestación, salud… Son seis episodios, una coproducción muy muy grande que se realiza íntegramente en Colombia.

-Para todos tus proyectos, ¿trabajás con tu propio equipo?
-Por lo general trato de viajar con el director de fotografía y el segundo de cámara. Tengo un equipo que trato de mantener, entre los que están Alejandro Berger, Adrián Nogueira, Alejandro Rochi, Nacho Jaunsolo… Intento mantener ese equipo lo más estable posible porque este tipo de producciones son muy guerreras, es como un equipo de combate que se sube al avión y va al medio de la nada a filmar, así que tiene que estar muy preparado de cabeza. Hemos empezado a filmar a las cinco de la mañana y terminado a las diez de la noche, pero luego te quedás bajando material y preparando todo para el otro día. De repente estás diez, doce días filmando a ese ritmo en el medio de la selva o en una montaña. La gente tiene que estar bastante preparada para filmar de esa manera, tiene que conocer el esquema y tiene que apasionarle mucho porque es muy demandante. Esta gente es de fierro, me encanta trabajar con ellos, son amigos. Después hay muchas cosas que contratamos localmente, como productores, sonidistas, iluminadores. Y tengo todo el equipo de la productora Trailer Films que me da soporte mientras estoy filmando afuera.

El film de Alexis

Cuenta la historia del arquero de fútbol a través de elementos documentales y de ficción. Se entrevistó a las personas más cercanas a Viera, compañeros de equipo, amigos de la infancia, el DT Martín Lasarte y a Luis Suárez, entre otros.

Magnetismo

Alexis Viera vino especialmente a Uruguay (vive en Colombia) para promocionar el film. Estuvo en la avant premiére, dio una serie de charlas motivacionales y presentó su libro Volver a empezar. A Luis Ara le sorprendió su magnetismo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)