POLÉMICA DE TV

La adjudicación de canales de cable en la mira

Días antes de terminar su mandato, Tabaré Vázquez otorgó licencias de canales de cable y fue criticado por haber favorecido a empresarios vinculados a la izquierda.

Persona mirando la televisión. Foto: Shutterstock
Persona mirando la televisión. Foto: Shutterstock

Una de las últimas decisiones del ahora expresidente Tabaré Vázquez fue la adjudicación de tres canales de TV de alcance nacional, con la obligación de ser incluidos en la oferta de todos los cableoperadores del país. En controvertida resolución, Vázquez otorgó las señales a dos canales existentes (Canal U y TV Libre) y a Eutopia (proyecto encabezado por Federico Fasano).

Quedó por el camino la señal Cardinal TV, que va actualmente por los cableoperadores del Interior del país, con contenido de 100% de producción nacional. Los responsables de este canal, que pertenece a CUTA (Cámara Uruguaya de Televisión para Abonados) recusaron la decisión y está en manos del nuevo gobierno reconsiderar los resultados.

"Fue inoportuno. Demasiado apresurado. Se podía haber esperado para que el nuevo presidente hubiera tomado la decisión", dijo días atrás, en una entrevista con el programa Así nos va (Carve), la directora de Ursec representante del Partido Nacional, Silvana Olivera.

Cuando Patricia Madrid consultó si los antecedentes empresariales de las personas vinculadas a los canales habían sido analizados, Olivera respondió que una "comisión técnica de Ursec" se había encargado de hacerlo. Madrid se refirió en concreto a si hubo una evaluación acerca de si tienen "deudas o cuál es su capacidad de pago".

"Hay algunas personas titulares de estas señales de televisión que tienen antecedentes con el Estado que han sido gravísimos. Deudas impagas con el BPS, con UTE, el no respetar los consejos de salarios, juicios de los trabajadores. Me consta porque son colegas periodistas que iniciaron demandas, ¿cómo la Ursec no tomó en cuenta eso?", consultó Patricia Madrid.

Olivera respondió que el informe no fue compartido a todo el directorio de Ursec antes de su envío al Poder Ejecutivo. "Manifesté mi desconformidad por no haber podido analizar el informe", dijo.

La noticia generó revuelo en redes sociales cuando se dio a conocer el mes pasado. Los periodistas Pablo Alfano y Leo Sarro, entre otros, dieron su parecer en la red social Twitter.

Sarro compartió un video del una entrevista a Federico Fasano, donde el empresario asegura: “Ningún medio de comunicación tiene fines de lucro. Es perder, perder y perder”, aseguraba.

Pablo Alfano, en cuanto, escribió: “Le dieron un canal de TV a La República, uno a Federico Fasano (sí, el mismo que adeudaba UTE y el BPS de sus trabajadores) y otro a Canal U, de Pablo Scotellaro”. Adjuntó una foto de una pancarta, donde extrabajadores de Últimas Noticias reclamaban al empresario.

Además, Vázquez tomó la decisión a contrapelo de la recomendación que le hizo el Ing. Rodrigo Díaz, Director Nacional de Telecomunicaciones y Servicios de Comunicación Audiovisual (Dinatel), que tras el análisis de las propuestas recomendaba otorgar las señales a Canal U, Cardinal TV y Eutopia, dejando afuera a TV Libre, vinculado al diario La República.

El expresidente atendió la resolución de URSEC bajo la dirección del Dr. Nicolás Cendoya, desestimando el informe de DINATEL.

Proyectos. En la audiencia pública, Federico Fasano aseguró que el canal Eutopia, que proyecta, no tendrán "fines de lucro". "Es un proyecto cultural", dijo. Su presupuesto es el más alto de todos los presentados (de unos 127.000 dólares mensuales). En tanto, su socio Ruben Villaverde, exdirector del Instituto Costa Duarte (Pit - Cnt) criticó los intereses de "usura" del sistema financiero y lo difícil que resultaría para los medios televisivos ya instalados hacer críticas a los bancos en cuanto son sus avisadores.

Néstor Molina, director de La República, dijo que aspiraba a que la programación tuviera un 100% en lenguaje de señas.

En la actualidad, el canal emite con el nombre R TV y prácticamente no tiene programación, ni lenguaje de señas. Pasa horas con la placa congelada con su logo o emite películas como Rambo, Rocky o Temor primordial, de Harrinson Ford. No se aclaró si el contenido de películas internacionales también será traducido a lenguaje de señas.

Molina prometió que a partir de este mes emitiría en 4K. También mencionó que en la actualidad cuenta con 90 corresponsales a lo largo del país, lo que lo transformaría en el medio con más corresponsales en el país, unos 5 por departamento.

Desde Canal U, el responsable de la presentación Manuel Soto, aseguró que la esencia de la programación a incorporar sería "plural, social y constructivista". Luego de un impulso en 2013 tras su fundación de la mano de su dueño, del empresario Pablo Scotellaro, Canal U ha dejado de ser un canal de programación nacional. Hoy se llama Unión Continental Latinoamericana y a través de un acuerdo con la OEA (Organización de Estados Americanos) emite programas de producción en varios países del continente.

Por Cardinal TV, Agustín Ricagni, responsable de la producción del canal, defendió en la audiencia pública los contenidos de la señal, que se nutre de las producciones de los canales de cable de las localidades del Interior y de productores independientes. Además, transmite en vivo decenas de festivales y eventos a lo largo y ancho del país.

Washington Melo, presidente de CUTA, propietaria de Cardinal TV, declaró a El Observador días atrás que el resultado de la licitación fue "decepcionante".

Para Cardinal TV, uno de los puntos que más sorprendió, fue la baja calificación otorgada por la URSEC en producción Nacional, siendo el único de los postulantes que emite con un 100% de producción Nacional. Valoración que luego corrigió la Dinatel.

"Existe una gran diferencia al evaluar una propuesta por lo que dice y promete en generación de trabajo, costo operativo mensual y demás características, que no existe actualmente, con una como Cardinal TV que ya está en funcionamiento y es una realidad que cumple con los criterios del llamado", escribió por su parte Ricagni en un carta abierta.

Allí también asegura que en la adjudicación el "interior queda relegado" frente a propuestas de la capital.

"A quienes concedieron los tres canales, no tienen justificativo para radiar a Cardinal TV, excepto inventar omisiones para aceptar el mandato superior que recibieron", concluye.


Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)