YO DIGO

¿Estás de acuerdo con la liberación de Pablo Goncálvez?

Opinan George Almendras, Andrés Ojeda, Stephanie Delay y María Gomensoro.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Opinan George Almendras, Andrés Ojeda, Stephanie Delay y María Gomensoro.

George Almendras - Periodista.

Yo hice la cobertura de todo el proceso. No podemos minimizar el delito de Goncálvez pero tampoco magnificar una recuperación de libertad que se ajusta a las reglas de juego de la sociedad en un estado de derecho. Él cumplió la condena de acuerdo a los parámetros. Aunque se le redujeron los años por buena conducta, cumplió con la ley. Moralmente puede haber inquietudes y temores pero la justicia evaluó una pericia psiquiátrica, su tiempo de reclusión, y eso no se puede ignorar. Como sociedad tenemos que aceptarlo y confiar en quienes le dan la libertad.

Andrés Ojeda - Abogado.

Entiendo la indignación que puede generar, pero Pablo Goncálvez cumplió su pena y tiene derecho a ser liberado. Habla bien de nosotros que no tengamos pena de muerte ni cadena perpetua, que apostemos a la rehabilitación desde una posición más humana aunque en algunos casos, como puede ser éste, parezca muy difícil. Siento profundo respeto por el dolor de las familias de las víctimas y ellos saben mejor que nadie que no hay castigo en el mundo que les pueda devolver lo que perdieron.

Stephanie Delay - Modelo.

Crecí escuchando el caso de Pablo Goncálvez, siempre lo viví como una historia espantosa. Creo que Uruguay de por sí está viviendo una situación de inseguridad y la gente tiene miedo, entonces la liberación de Goncálvez genera mucha conmoción. A mí me da miedo como a mucha gente, pero no queda otra que confiar en el sistema judicial que considera que corresponde que recupere su libertad. Me genera dudas, pero hay que creer que si lo liberan es porque cumplió su condena, está recuperado y listo para estar en libertad.

María Gomensoro - Conductora.

No, tendría que estar preso de por vida. Yo soy de la zona y en su momento tuve que ir a declarar porque estaba en la fiesta del Christians donde vieron por última vez a la hija de Miller, una de sus víctimas. Yo tenía 17 años y en el barrio hubo una conmoción muy grande por este caso. Cuando supimos los privilegios que tenía en la cárcel no lo podíamos creer. Y ahora no puedo creer que lo hayan soltado, no corresponde. Por más que tenga buena conducta y que se contemplen determinadas cosas, me parece de mal gusto que lo liberen teniendo tres crímenes en su haber. Es insólito.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados