ENTREVISTA

La dura revelación de vida de Abigail Pereira: "Sufrí de abuso infantil"

La artista uruguaya radicada en Miami reveló que atravesó una crisis depresiva. Se abre también a contar su dura historia de vida.

Abigail Pereira
Abigail Pereira

—Estuviste unas semanas sin actividad en redes sociales. ¿A qué se debió tu desaparición?

—Es algo que hice público porque creo que ayuda a otra gente. Estuve padeciendo una seria depresión que me llevó a aislarme para recibir tratamiento y salir adelante.

—¿Cuál fue el motivo?

—Hubo muchos motivos. Nunca recibí tratamiento de chica y eso hizo que acumulara durante muchos años distintas situaciones. Al llegar al límite de mi ser y de mis problemas no hubo un hecho particular, sino que fue una acumulación de base.

—¿Tenés el diagnóstico de depresión crónica?

—Sí. No lo identificaba hasta que dieron con el diagnóstico. Y nunca había tomado tratamiento.

—¿Hoy experimentás una mejoría?

—Sí, por suerte. Estoy adaptándome a esta nueva etapa con los medicamentos. Yo nunca había tomado nada. Estoy readaptándome a estabilizar mi situación emocional.

—¿En algún momento llegaste a pensar en atentar contra tu vida?

—No en esta última instancia, pero sí hubo otros episodios anteriores. A los 11 y a los 15 años lo pensé, cuando viví situaciones límite dentro del cuadro de depresión. En ese entonces, el bullying y la discriminación fueron muy dañinos con mi autoestima. Por eso, hoy yo combato en todo lo que puedo esas prácticas, como el ciberbullying que suele darse en las redes sociales. Hay que ser consciente de que ese tipo de comportamiento puede perjudicar a una persona y generar mucho daño.

—¿Sufriste de abuso infantil?

—Sí. No lo había contado. Parte de toda esta situación surgió porque a los 33 años con mi familia pude contar un hecho particular importante que no me gustaría exponer porque ya ha generado mucho daño. Era algo que evidentemente tenía muy oculto y una vez que lo conté a mi familia, pudieron entender por qué yo me comportaba de la manera en que me comportaba. Y por qué era de la forma que yo era.

—Quizás un mensaje importante en estos casos es atacar la culpa que pueden sentir los niños. Hay que decir claramente que no fue su culpa y no lo merecieron. ¿Cómo convivís vos con esto? ¿Soñás? ¿Te hace sentir culpable?

—Cuesta mucho sacarse la figura de la culpa. Es algo que siempre aparece en las personas que fueron abusa das durante la infancia. Sentís culpa y vergüenza. Pensás que generaste algo para que eso sucediera. Lo que intenté ahora algo fue sacarlo para afuera para sentir menos peso. Pero desde ya que me jugó en contra en mi formación como individuo y en las relaciones. La gente me pregunta muchas veces por qué no tenés novio. Bueno, esto es parte de la respuesta. Porque esas situaciones llegan a limitar las relaciones con los demás. Si alguien está leyendo y le pasó, que lo hable. Lo más difícil es cuando el abuso ocurre a nivel intrafamiliar porque hay lazos de sentimientos y resulta mucho más difícil de procesar.

—¿Qué opinión te merecen los comentario que señalan que el abuso puede condicionar la sexualidad?

—Eso no tiene nada que ver. Mis manifestaciones de lo que yo sentía ser fueron muy anteriores al abuso. No coincido con eso. No creo que la identidad de género tenga incidencia con un abuso. Me parece que las personas que piensan o exponen eso, lo hacen como una reacción poco empática con algo que es muy traumático para la vida, en ese momento y en lo que viene después. En mi caso, ha sido muy traumático para la forma de relacionamiento con el otro. Creo que necesitamos más gente con la capacidad de ponerse en el lugar de otro. En este momento vivimos situaciones muy difíciles a nivel social por falta de empatía.

—Hace ocho años que estás instalada en Miami. ¿Por qué te fuiste?

—Me fui en busca de algo diferente y en la búsqueda de seguir avanzando. Surgió en ese momento oportunidad y la tomé. Creo mucho en el universo y de la manera en que se dan las cosas. Hoy me toca vivir un presente en Estados Unidos. Si mañana me toca volver a Uruguay, lo haré encantada.

—¿Con Morena Rial como te llevas? Hace unos días Jackie Patoka contó que la conoció gracias a vos, para sumarla a la campaña en contra del bullying.

—Sí. Como dice Jackie, todo lo que sume amor y calidez, me parece bárbaro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados