irregularidades en asse

Sindicato "manda en empresas"

"Yo quiero dejar en claro que los que manejan las empresas son los sindicatos. Si yo me tiro contra un sindicalista por alguna razón me sacan del lugar de inmediato y con mil excusas.

A partir de entonces uno se siente presionado por todos lados. Nosotros tenemos 600 empleados ahora, pero sabemos que en cualquier momento quedo en la calle", declaró en el juzgado el dueño de Onamerica SA, encargada de la limpieza en los hospitales Pasteur y Canelones, según surge del expediente judicial por las irregularidades en ASSE, al que accedió El País. Fue uno de los cinco empresarios procesados por pagar coimas a Heber Texeira, encargado de las empresas tercerizadas en la Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP). También fue uno de los que reveló la trama de corrupción montada por Texeira con la ayuda del exdirector en ASSE en representación de los trabajadores, Alfredo Silva (ambos procesados).

El titular de la empresa Joaka, que prestaba servicios de conserjería en el hospital de Rivera, relató que en dos ocasiones tuvo que despedir personal, en un caso porque el trabajador se había presentado borracho e insultó a usuarios del hospital, y en otro a un trabajador que "estaba cumpliendo tareas en internación y pretendió acosar, supuestamente sexualmente a una menor de edad internada". Sin embargo, no pudo despedirlos.

"Tuve que informar a la federación sobre las medidas sobre este hombre (el acosador), lo quise despedir y me dijeron que le pusiera catorce días de suspensión. No somos dueños de los empleados", afirmó.

"Siempre hay que negociar con la federación cuando hay que hacer algo con esa gente, suspenderlo, cambiarlo de turno, de horario, rescindir contratos", lamentó.

La idea de que el sindicato manda en la interna de las empresas fue señalada por otro empresario procesado: "La otra vuelta estuve reunido con 19 personas por un despido de unos trabajadores y se me vinieron encima" (...) "Me llamó la señora la jefa del sindicato (Beatriz) Fajián para una reunión y quería que accediera a tomar esos funcionarios. Accedí en parte…"

El dueño de Onamerica dijo que accedió a girarle a Texeira 40 mil pesos para dejar de tener conflictos sindicales. El modus operandi de Texeira —como quedó claro cuando fue procesado— era generar conflictos sindicales. Luego le aseguraba a los empresarios que negociaría con los trabajadores y el conflicto se aplacaba. "A los dos o tres días me decía: me podés tirar 20 o 30 mil pesos", declaró el titular de Onamerica.

El temor de los empresarios era que los sacaran de los hospitales. El mismo empresario afirmó: "Si a mí me sacan de un lugar yo pierdo US$ 75 mil de la liquidación de todos los empleados, pero los empleados no pierden su puesto porque la empresa que me sigue los absorbe".

Por un convenio entre el Ministerio de Salud Pública y el Pit-Cnt y la FFSP, el adjudicatario de una licitación tiene que tomar a los funcionarios que ya prestaban el servicio", dijo el titular de Joaka.

La exministra de Salud Pública, (actual presidenta de ASSE) Susana Muñiz, confirmó al declarar ante el juzgado el 10 de abril pasado: "Cuando una empresa tercerizada se cae por algún motivo, hay un acuerdo que los funcionarios de esa empresa se tomen preferencialmente".

El titular de Onamerica admitió que tomó las entregas de dinero "como una obligación" porque de lo contrario el conflicto "va creciendo y puede finalizar con que te saquen de ASSE". "La única solución es dar lo que nos piden. Tenemos prohibido hacer reuniones (con los trabajadores) sin su presencia", dijo en relación a Texeira. Admitió que no recurrió al directorio de ASSE a denunciarlo porque ahí estaba Silva. "Si hago algo en el directorio con Silva es un boomerang. Un ida y vuelta. Yo no puedo perder una licitación con ASSE porque es la ruina para 600 familias y la mía incluida", declaró el 18 de julio de 2014.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)