LO QUE ESTÁ Y LO QUE SE VIENE.

Las nuevas reglas de la calle

Tras dos meses de vigencia del Permiso Único de Conducir, directores de Tránsito de los 19 departamentos estudian una nueva Ley Nacional de Tránsito con foco en los ciclistas. En tanto, las juntas departamentales deciden si se unificarán o no las multas de todo el país.

Aunque el Congreso de Intendentes lo aprobó, no todos los departamentos quieren unificar multas. Foto: M. Bonjour
Aunque el Congreso de Intendentes lo aprobó, no todos los departamentos quieren unificar multas. Foto: M. Bonjour

En diciembre el último departamento, Montevideo, se unió a los restantes 18 y empezó a expedir el PUNC, o Permiso Único Nacional de Conducir. Después de cuatro años de coordinación para la culminación de ese proyecto, los directores de Tránsito de las intendencias no tuvieron tiempo de respirar aliviados porque ese mismo mes se les presentó su próxima gran consigna: la elaboración de una tercera ley nacional de tránsito.

La cita es para el martes 20, cuando todos los directores de Tránsito y Hacienda de las intendencias, representantes del Ministerio del Interior (MI) y la Unidad Nacional de Seguridad Vial (Unasev) se reunirán en Durazno para afinar los detalles del borrador que hace días circula en el grupo de Whatsapp de los 19 directores de Tránsito, y al que accedió El País.

Meter un cambio.

Una de las novedades proyectadas es la creación de un órgano consultivo integrado por el Congreso de Intendentes, Unasev y el MI, que funcionaría como un tribunal de apelaciones para las multas de todo el país. Lo que ocurre ahora es que, al ser multado, la notificación llega al domicilio que corresponde al vehículo, pero solo si la falta cometida es en el mismo departamento en el que el vehículo está empadronado. De lo contrario, la única forma de constatar que hubo multa (y eventualmente apelarla) es ir a la intendencia correspondiente al lugar en donde se incurrió en una falta. En Montevideo hay otra alternativa (ver recuadro). Por decreto nacional, se disponen de 10 días para apelar.

Algunos, como el director de Tránsito de Río Negro, Sergio Merello, entienden que el período es demasiado corto para alguien de otro departamento y, para contemplar estos casos, no siempre se ciñen al plazo establecido. Pero la norma dice 10 días y no más.

Además, el borrador del proyecto clasifica las faltas en leves, graves y gravísimas, reservándoles a las intendencias el derecho de aplicar una advertencia o una multa, retirar puntos (aunque todavía no está implementado un sistema así), suspender temporal o permanentemente el permiso o inhabilitar al conductor y hasta retirar el rodado. También prevé atenuantes y agravantes de las faltas.

La actual Ley Nacional de Tránsito tiene alcance y jurisdicción nacional, pero muchas reglamentaciones y sanciones dependen de cada comuna. Por ejemplo, la ley dice que "ningún vehículo podrá circular a una velocidad mayor que la permitida", pero son las intendencias las que determinan cuál es esa velocidad.

Y hay un detalle: aunque la ley rija para todo el país, cada junta departamental es la responsable de votar las multas. Y sus inspectores los que eligen multar o no. Por eso cuando Sergio Botana defendió que no se usara el casco de la moto en Cerro Largo no fue contra la ley: simplemente eligió no fiscalizarlo en su departamento. Eso sí, al poner una rueda en rutas nacionales los motociclistas con cabezas descubiertas podrían ser multados.

Otra novedad es el capítulo sobre "circulación de personas vulnerables", que habla de peatones (por ejemplo, se considera infracción cruzar la calle mirando el celular) pero pone el foco en los derechos y obligaciones de los conductores de bicicletas. Les prohíbe expresamente aglomerarse y cortar la circulación, como hiciera el colectivo Masa Crítica en 2017. El año pasado fallecieron 24 ciclistas.

También detalla estrictamente por dónde deben circular, qué movimientos pueden hacer y dispone, entre otras cosas, que para cruzar una ruta deben obligatoriamente bajarse de la bicicleta y caminar junto a ella. Y fija una edad límite: no se puede circular con menos de 14 años en calles y avenidas, ni con menos de 16 en rutas. ¿Y en la vereda? En la vereda no se puede andar en bicicleta.

Un solo sentido.

Primero fue la Patente Única de Rodados y el Sistema Único de Cobro de Ingresos Vehiculares (Sucive), en 2011. Luego el PUNC, que llegó a todos los departamentos en 2017. El próximo paso es la uniformización de las multas a nivel nacional (a excepción de la de velocidad), lo cual ya fue acordado por el Congreso de Intendentes en 2016 y está pendiente aprobación de cada junta departamental. Se tiende a igualar las normas en todo el territorio, en detrimento de que los gobiernos departamentales tengan políticas diferenciadas. En esto concuerdan los directores de Tránsito, pero hay visiones encontradas: ¿es positivo o perjudicial?

"Cada departamento tiene sus particularidades. Algunos tienen problemas de picadas, otros con la velocidad", dice el director de Tránsito salteño, César Sánchez. "Nosotros, por ejemplo, tenemos problemas con la velocidad pero estamos muy bien con las espirometrías", señala. Él dice tener algunas reservas respecto a la unificación de las multas.

Omar Rodríguez, de Tránsito de Canelones, dice que "algunas intendencias todavía no quieren" la unificación pero que "se está trabajando mucho para unir criterios". "Aún hay discrepancias a nivel nacional en las especificidades" como los montos, apunta el director de Tránsito de Maldonado, Juan Pígola. En Montevideo, en tanto, la junta departamental no ha podido revisar la propuesta ya que esta sigue a estudio del departamento de Jurídica de la intendencia.

"Me parece lógico que todo apunte a la unificación de normas. De ninguna forma podemos decir que mina la autonomía de los gobiernos departamentales si al final lo que se busca es preservar la vida y la seguridad", opina Federico Álvarez, director de Tránsito de Paysandú. "Es ridículo que en Montevideo te multen por algo que en Paysandú no es infracción. Hay que darle a la gente seguridad jurídica".

La única multa que no se unificará es la de exceso de velocidad ya que no hubo acuerdo en el Congreso de Intendentes. "Algunas intendencias consideran que una velocidad puede ser más peligrosa en una ciudad que en otra", explica Pígola. Además, no se acordó un monto porque Cerro Largo, que cobra la multa más alta, no accedió a bajarla. "El exceso de velocidad es lo que provoca los accidentes más graves y fatales", apunta el director de Tránsito arachán, Laudares Sánchez.

La velocidad siempre aumenta el riesgo de fatalidad. El 54,3% de los siniestros ocurridos en 2017 fueron en rutas nacionales, donde se maneja, en promedio, a mayor velocidad que en calles urbanas. El 43,7% se dio en caminos departamentales y ciudades. Aunque ni Unasev ni la Policía Nacional de Tránsito accedieron a hablar con El País para esta nota, confirmaron en Radio Uruguay que están asesorándose para adquirir radares con cámaras similares a los de Montevideo. Hoy solo hay dos de estos dispositivos en la Ruta Interbalnearia.

El año pasado las muertes en siniestros de tránsito aumentaron 3,6% respecto a 2016, y también se registró una suba de 2,7% de los lesionados. Hasta el 15 de diciembre habían fallecido 434 personas y 26.336 habían resultado heridas.

¡No tan rápido!

Hay 94 radares móviles para controlar la velocidad en todo el país. Estos van en las motos o automóviles de los inspectores. Solo en la capital existen radares fijos, desde 2016. Este enero se colocaron cuatro de estas cámaras en Maldonado, pero todavía están en período de prueba para decidir si quieren adquirirlas o no. Sin embargo, en el resto de los departamentos hay radares móviles trasladados por los oficiales en sus motos o autos, o a pie.

En Montevideo hay 28 equipos fijos y en 20 tramos se hacen controles rotativos con radares móviles. Antes había 31 cámaras, pero tres equipos fueron retirados porque se entendió que "ya habían cumplido su objetivo en esos puntos" y se está evaluando su colocación en otro lugar. El objetivo, dicen desde la intendencia, es que el Centro de Gestión de Movilidad (CGM) capitalino llegue a los 41 puntos con cámara de fiscalización fija, que también controlan los cruces con luz roja.

Tecnología y legislación: esas son las dos apuestas del gobierno para apuntalar la seguridad vial.

Cómo apelar y constatar una multa en Montevideo.

Para comprobar si usted fue multado en Montevideo, es posible entrar a la página web del IMPO, seleccionar la opción "Gestión de movilidad", y allí ingresar la matrícula, el número de notificación (si lo tiene) y darle "buscar". De existir una multa, aparecerá en los resultados. El sistema también permite visualizar todas las multas que hubo en una determinada fecha.

Para apelar se debe concurrir a la oficina de Atención a la Ciudadanía (en la intendencia, entrando por Soriano) de 10 a 16 horas, o rellenar un formulario online en la página de la IMM. El plazo de apelación es de 10 días. La multa por exceso de velocidad cuesta 8 unidades reajustables ($ 8.171). El resto están sujetas a variación, ya que se espera que se vote la unificación nacional.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º