Vuelos, conferencias y sospechas

Negocios y viajes en la educación

En los últimos 12 años, los consejeros de la ANEP hicieron 126 viajes y gastaron poco más de US$ 100.000 entre pasajes y viáticos. La mayoría fue a cargo de quienes invitan, organismos internacionales o empresas. Sindicalistas sospechan que tras las millas recorridas se esconden buenos negocios.

Las autoridades de la educación hicieron 126 viajes desde 2005 y gastaron un total de US$ 102.000 que salieron de las arcas de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP). La mayoría de las veces los consejeros viajan con todos los gastos pagos. Reciben invitaciones de otras oficinas del Estado, de organismos internacionales y de empresas privadas.

Hay quienes miran este fenómeno con la sospecha de que detrás de las millas recorridas se esconden buenos negocios. Una editorial para la que antes trabajó la consejera Laura Motta está entre las financiadoras de viajes. A esa editorial se le compraron libros en una oportunidad y en otra hubo un intento de hacerlos obligatorios para todos los liceos públicos.

La lista de los que más gastaron en viajes es encabezada por Edith Moraes, hoy subsecretaria de Educación y Cultura, que antes ostentó los cargos de directora de Primaria, primero, y del Consejo de Formación en Educación, después. La jerarca viajó a ocho países entre octubre de 2005 y noviembre de 2014, estuvo 53 días fuera del país y gastó US$ 17.395 (US$ 714 en pasajes y US$ 16.681 en viáticos). La ANEP pagó los pasajes de un solo viaje, a Paraguay, en una visita a la Escuela Artigas; el resto fueron todas invitaciones. Esto se desprende de los datos brindados por la ANEP tras un pedido de acceso a la información en el que El País solicitó fechas, lugares a los que viajaron, cuánto gastaron y quién pagó.

Por Arotxa
Por Arotxa

Su viaje más largo fue del 5 al 25 de mayo de 2007, cuando estuvo en Washington, adonde asistió para el curso "La educación de cara a la nueva sociedad", organizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en el que gastó US$ 11.576 dólares, lo que incluyó hospedaje, traslados y alimentación.

El mismo año viajó a la Feria del Libro de Barcelona, donde estuvo del 30 de septiembre al 10 de octubre. Allí gastó US$ 626 en alimentación y traslados, pero en la respuesta que dio la ANEP no se especifica quién pagó el pasaje. Consultada por El País, Moraes sostuvo que "pagó la propia feria". Tampoco hay datos de 2016, sobre otro viaje a la Feria del Libro de Barcelona a la que fue la exdirectora de Secundaria, Celsa Puente, y en la que según los datos brindados a El País se gastó cero peso.

Wilson Netto es el que más viajes ha hecho, y el segundo que más gastó. El jerarca, que es el que más tiempo lleva en el gobierno de la educación, asumió en 2005 como director de UTU y se mantuvo en el cargo hasta 2012, cuando pasó al frente del Consejo Directivo Central (Codicen), visitó 25 países entre septiembre de 2008 y noviembre de 2017. En total, sus viajes lo mantuvieron 98 días fuera del país y gastó US$ 15.798 (US$ 1.972 en pasajes y US$ 13.526 en viáticos).

El presidente del Codicen hizo su último viaje el año pasado, desde el 22 de octubre al 7 de noviembre. Fueron 17 días en que visitó Estados Unidos, Francia, Alemania y Finlandia, en el marco de una travesía financiada por el Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop). La misión era sellar acuerdos multinacionales en el área de tecnologías de la información y la comunicación (TICS). Tras el viaje la ANEP informó que se había logrado un acuerdo con Cisco Networking Academy, una plataforma educativa que prometía ser utilizada para los bachilleratos en informática de UTU y que serviría para la capacitación de 6.000 estudiantes.

Miguel Venturiello, consejero de UTU, dijo a El País que este plan ya está en funcionamiento, sin embargo ha llegado a muchos menos estudiantes de lo que estaba previsto. "Este año se abrió en tres centros y tres polos. En total son 138 estudiantes", sostuvo.

Cisco Networking Academy recibe financiación de Pearson, una compañía británica editorial y de venta servicios educativos, con la que Motta ha trabajado en la elaboración de libros de inglés. Pearson promueve también el uso de nuevas tecnologías en la enseñanza para todos los niveles de la educación.

En el mismo viaje Netto visitó Helsinki, donde firmó un "memorando de entendimiento" con la Agencia Nacional Finlandesa para la Educación (Edufi), que establecía prácticas de intercambio y promoción educativa, que aún no se han puesto en práctica, y que también tienen que ver con el uso de nuevas tecnologías. Además, Netto, acompañado por las autoridades de Inefop, acordó con una delegación de técnicos finlandeses la preparación de un plan de formación y capacitación para formar a los trabajadores de lo que será la segunda planta de UPM, según informó Presidencia en su momento.

Netto hizo otros viajes bastante largos. Del 3 al 20 de mayo de 2011 estuvo en Suecia y Noruega, visitando instituciones educativas, y gastó en viáticos unos US$ 3.230 dólares. Y del 14 al 24 de noviembre de 2013 fue a Hong Kong, en el marco de la propuesta "Nuevas pedagogías para el aprendizaje en profundidad", una actividad de la "Red Mundial para la Educación", un plan internacional financiado por empresas multinacionales como Intel, Microsoft, otra vez Pearson, y algunas universidades, como es el caso de Harvard, que buscan alianzas con autoridades de la educación de distintos países para llevar adelante acuerdos en TICS. Tras el evento se elaboró un documento que concluía que se necesitaba un mayor uso de las herramientas tecnológicas para encantar a los alumnos.

Netto en 2009 también había viajado con financiación de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y el Centro de Intercambio para el Desarrollo del Conocimiento en la Formación Profesional (Cinterfor) a Brasilia. Fue justo cuando estos organismos estaban por lanzar el programa Puentes Educativos, que funcionó hasta el año 2012, y que se nutrió de materiales educativos producidos por la Fundación Pearson, en un acuerdo de esta con la empresa Nokia.

Amigos son los amigos.

Motta, que ocupa cargos de dirección desde 2008 y que desde ese año realizó nueve viajes, manteniéndose 29 días afuera y gastando US$ 8.746 (US$ 1.928 en pasajes y US$ 6.818), está en el cuarto lugar con respecto a los que más gastan —en el tercero está el consejero de Primaria, Pablo Caggiani—. En 2017, por ejemplo, la jerarca estuvo en México, invitada por el gobierno de Jalisco y el British Council en el "Tercer Diálogo Regional sobre Política Educativa". El British Council es un instituto cultural público que tiene como misión la difusión de la lengua inglesa.

Muchos de los viajes de Motta tienen que ver con la enseñanza de inglés. Ha participado en varios eventos del Mercosur sobre Políticas Lingüísticas. También en 2009 viajó a la Universidad de Cambridge. Y ese mismo año fue invitada por la editorial Pearson y Nokia a Finlandia, en un viaje pagado por Nokia, para una Conferencia Internacional sobre Educación de Pearson.

Los lazos del gobierno de la educación con la editorial Pearson han sido puestos dentro de un halo de sospecha por parte de Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria (Fenapes), entre otras cosas por el pasado de Motta trabajando para ella.

La consejera fue una de los docentes que escribieron el libro "Uruguay in Focus", editado por primera vez en 2003, y que tuvo diferentes versiones para toda la educación media. Los libros son bastante conocidos: el de primer año es de color amarillo y tiene en la tapa a un director de murga; el de segundo es verde y tiene una foto del ciclista Milton Wynants, y el de tercero es celeste e incluye la cara del músico Jorge Drexler. En total son seis libros, pues hay uno de texto y otro de ejercicios. Estos se usaron por más de una década, incluso en momentos en que Motta ya tenía cargos jerárquicos dentro de la ANEP, primero como inspectora de inglés, y luego como consejera.

La administración llegó a comprar varias partidas de estos libros para los liceos públicos. Los ejemplares aún pueden conseguirse en bibliotecas de centros de secundaria. El País consultó cuántos libros fueron los que se adquirieron, en qué fechas y a qué costos se compraron, pero al cierre de esta edición no obtuvo respuesta.

Consultada sobre este tema, Motta dijo a El País: "No fui funcionaria de la editorial, colaboré con la guía didáctica de Uruguay in Focus". En cuanto al rechazo que generó en el sindicato el acuerdo de tantos años con la editorial Pearson, y en respuesta al rumor que circula dentro del ambiente docente de que muchos de los libros que fueron comprados por la ANEP jamás se distribuyeron, la consejera señaló: "Los docentes no se opusieron al libro, que yo recuerde. El libro fue una adecuación para Uruguay. Y que yo sepa se distribuyeron todos. Cuando estuve en Inspección 2007 aún se utilizaban y los que había en ANEP en ese entonces con el proyecto bibliotecas se distribuyeron todos".

De hecho, el libro se usó hasta 2015, según sostienen desde Fenapes. En 2016 la ANEP intentó hacer obligatorio otro libro de la editorial Pearson, que contenía un código de barras que hacía que solo pudiera ser utilizado individualmente. Motta no colaboró para la ejecución de este nuevo texto. Fenapes y las Asambleas Técnico Docentes salieron al cruce de las autoridades, advirtiendo que se obligaba a los estudiantes a tener un libro que no podían pagar (tenía un costo de $ 1.500) y que tras el uso de los textos de esta empresa había un plan oculto de privatizar la educación pública. La ANEP finalmente dio vuelta atrás. Hoy el libro sigue siendo utilizado y es recomendado, pero no obligatorio.

Fuentes de la oficina de Políticas Lingüísticas de la ANEP dijeron a El País que varios liceos fueron instados este año a seguir usando ese libro de Pearson y que por eso las comisiones de padres compraron ejemplares en varios liceos públicos. Desde el sindicato confirman esto.

El dirigente de Fenapes, José Olivera, sostuvo que le "llamó la atención" que en muchos liceos del interior se hayan hecho colectas para comprar el libro, y hasta habló de una "posible presión de los inspectores" para que fuera utilizado.

"El libro que querían hacer obligatorio y que ahora igual se está usando pero es optativo tiene un código de barras que lo hace único e intransferible, y a partir de ahí se entra a una plataforma donde te siguen vendiendo cosas. Lo que pasa es que Pearson parte de una visión por la cual el estudiante es una unidad económica. Estamos hablando de un libro de $ 1.500, y el profesor tenía que comprar otro por $ 900. Fue un libro solo evaluado por la inspección de inglés, que hizo un informe al Consejo de Secundaria, y este lo eligió. La inspección de inglés es la que está vinculada a este negocio, porque después viajan a los cursos y demás. De hecho Pearson organizó con la inspección cursos de capacitación a los docentes en los centros públicos, que además eran obligatorios", denuncia Olivera.

"Pearson es un gran holding que tiene dentro varias empresas dentro de un mismo grupo. Maneja el 60% del comercio educativo a nivel mundial, desde la venta hasta propuestas curriculares y evaluaciones estandarizadas, bibliografía, soportes informáticos para la gestión de los centros educativos", dice Olivera.

Pearson selló este año un acuerdo con la OCDE para ser una de las encargadas de diseñar las próximas pruebas PISA. La firma ya había trabajado para PISA en las ediciones de 2012 y 2015, revisando los marcos de evaluación que se habían diseñado para los exámenes.

Olivera dice que hay "cosas que saltan a la vista" y que si bien no puede acusar a nadie, "dos más dos siempre da cuatro".

Más viajes.

El tercero más gastador entre las autoridades de la educación ha sido el consejero de Primaria Pablo Caggiani, pese al corto período que hace que está en el cargo. Desde abril de 2016 a abril de 2018 viajó cinco veces, estuvo 20 días afuera, y gastó US$ 10.401 (US$ 4.681 en pasajes y US$ 5.720 en viáticos).

Caggiani, por ejemplo, se fue el año pasado a Paraguay a visitar la escuela "Solar de Artigas", y luego participó de la misión oficial que viajó con el presidente Tabaré Vázquez el año pasado a Estados Unidos. Estuvo una semana en San Francisco, gastando US$ 3.150 en pasajes y US$ 3.630 en viáticos. En 2016 Caggiani ya había viajado a Los Ángeles para un Taller del Holocausto, realizado por Shoah Fundation, oportunidad en la que el Codicen pagó solo US$ 170 dólares en viáticos. Fueron cuatro días. El viaje era con todos los gastos pagos.

La quinta más gastadora, después de Motta, fue Ema Zaffaroni, la número dos de Secundaria de 2012 a 2014. Hizo en ese tiempo cuatro viajes, por los que estuvo 12 días afuera, y gastó US$ 5.448. El viaje en el que más gastó fue a Caracas en 2015. Se dio en el marco de la Comisión Regional para el Ciclo Básico, un evento con las autoridades de la educación de América Latina. Duró cinco días y le costó a la ANEP US$ 3.670.

De los jerarcas aún en ejercicio, el director del Consejo de Formación en Educación, Luis Garibaldi, hizo cuatro viajes, estuvo nueve días afuera y gastó US$ 3.550. La directora de UTU, Nilsa Pérez, hizo cinco viajes, estuvo 25 días afuera y gastó US$ 3.313. La consejera de ANEP, Elizabeth Ivaldi, hizo cinco viajes, pasó 38 días afuera, y gastó US$ 3.147. Venturiello, de UTU, cuatro viajes, 21 días afuera, y US$ 2.197. La consejera de ANEP, Margarita Luaces, tres viajes, 17 días afuera, gastó US$ 1.420 en viáticos. La directora de Primaria, Irupé Buzzetti, dos viajes, nueve días afuera, y gastó US$ 1.285. El consejero de ANEP, Robert Silva, cuatro viajes, 11 días afuera, y gastó US$ 592 en viáticos. Los destinos fueron, en su mayoría, países de América Latina, pero también de Estados Unidos, Europa y Asia. Como se ve, la mayoría de los gastos los cubrieron los anfitriones.

TOP 6: Los más gastadores.

Puesto N° 1:
Edith Morales. Foto: Marcelo Bonjour
Edith Moraes
La hoy subsecretaria del MEC hizo siete viajes (en uno de ellos visitó dos países) entre octubre de 2005 y noviembre de 2014.Estuvo 53 días fuera del país.
Gastó US$ 18.438 (US$ 1.757 en pasajes y US$ 16.681).
Puesto N° 2
Wilson Netto. Foto: Ariel Colmegna
Wilson Netto
El presidente de la ANEP hizo 22 viajes (en uno visitó cuatro países) entre septiembre de 2008 y noviembre de 2017. Estuvo 98 días afuera. Gastó US$ 15.498 (US$ 1.972 en pasajes y US$ 13.526 en viáticos).
Puesto N° 3
Pablo Caggiani. Foto: Presidencia
Pablo Caggiani
El consejero de Primaria hizo cinco viajes entre abril de 2016 y abril de 2018. Estuvo 20 días afuera. Fue dos veces a Estados Unidos en un año. Gastó US$ 10.401 (US$ 4.681 en pasajes y US$ 5.720 en viáticos).
Puesto N° 4:
Laura Motta
Laura Motta
La consejera de la ANEP hizo nueve viajes entre septiembre de 2008 y octubre de 2017. Estuvo 29 días afuera. Un viaje lo pagó Pearson. Gastó US$ 8.746 (US$ 1.928 en pasajes y US$ 6.818 en viáticos).
Puesto N° 5:
Ema Zaffaroni. Foto: archivo El País
Ema Zaffaroni
La exconsejera de Secundaria hizo cuatro viajes dentro de la región entre agosto de 2012 y noviembre de 2014. Estuvo 12 días afuera del país. Gastó US$ 5.448 (US$ 3.881 en pasajes y US$ 1.567 de viáticos).
Puesto N° 6:
César González
César González
El exconsejero de UTU hizo dos viajes entre abril y septiembre de 2012. Estuvo 14 días afuera. Donde gastó más fue en el Husum Wind Energy, un evento sobre energía eólica en Alemania.Gastó US$ 4.746.
Puente viajó cuatro veces y gastó solo US$ 218
Celsa Puente. Foto: Ariel Colmegna

La exdirectora de Secundaria, Celsa Puente, fue obligada a renunciar a su cargo en abril pasado luego de tomarse una licencia sin autorización de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP). Puente hizo cuatro viajes mientras ocupó su cargo, entre abril de 2016 y febrero de 2018. Todos ellos fueron por invitaciones, pero salvo en un caso las respuestas de la ANEP no aclaran quién fue el que pagó.

En abril de 2016 fue a la Feria del Libro de Buenos Aires, la respuesta al pedido de acceso a la información realizado por El País dice que gastó cero peso en los dos días que estuvo en la capital argentina. Ese mismo año, en septiembre, estuvo dos días en Los Ángeles en un evento de la Red Holocausto y Genocidio. También se señala en la respuesta que se gastó cero peso. Y del 12 al 14 de octubre de 2016 estuvo en la Feria del Libro de Barcelona y tampoco dice quién pagó por la travesía. Del 29 de enero al 2 de febrero de 2018, en tanto, estuvo en China, en un evento de Huawei, una empresa de tecnología, en el marco de una misión oficial, que en los papeles de ANEP tampoco se aclara quién financiaba.

Para este último viaje Puente recibió viáticos del Consejo de Secundaria por $ 39.675 del momento, y gastó solo $ 6.827. Entregó todas las boletas correspondientes a lo gastado, a las que accedió El País, y no hay más que gastos de comida. Devolvió los $ 32.848 restantes (ni un peso más, ni un peso menos). En dólares de hoy, Puente gastó US$ 218.

Mientras estaba en el pasado mes de abril en España, la diputada del Partido Nacional, Graciela Bianchi, denunció que el viaje que había hecho había sido financiado por la Editorial Planeta, que la habría invitado luego de que la exjerarca le hiciera "una compra de libros que tiene escondidos, que no se pueden usar porque son una vergüenza", según dijo a Subrayado. Esto fue desmentido por Planeta, que a través de La Diaria además sostuvo que nunca había pagado viajes a autoridades de la educación a España. En la respuesta a El País no hay ningún viaje de Puente en misión oficial en esas fechas. En cuanto a Planeta, solo figura un viaje a la Feria del Libro de Buenos Aires, en 2016, a la consejera de Formación en Educación, María Dibarboure.

¿Como hicimos esta nota?

El País accedió a la información que se brinda en este artículo a través de dos pedidos de acceso a la información pública, uno del período que va de 2005 a 2015, y otro de 2015 hasta mayo de 2018. En ambos se pidió a la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP): cantidad de viajes, lo gastado en cada viaje y quién fue el encargado de pagar. ANEP presentó una parte de la información en pesos y otra en dólares. El País expresó en términos constantes a precios de junio 2018 los valores recibidos, ajustándolos por inflación, para que sean comparables.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º