URUGUAY 35 AÑOS DESPUÉS

La evolución de la economía posdictadura: más rica, más estable y más abierta

Entre 1985 y 2018 el crecimiento se trasladó a los uruguayos y aumentaron los ingresos. Se estabilizó la inflación y la economía se abrió al mundo, pero cayó la industria y empeoró el desempleo.

eco
La tecnología y la apertura al mundo influyeron en la economía del país.

En los últimos 35 años la economía uruguaya sufrió un proceso de modernización que hizo que el nuestro se volviera un país significativamente más rico, estable y abierto al mundo.

En 1985 teníamos una economía más regulada, que se protegía del comercio exterior y le asignaba un peso mucho mayor a la industria. A partir de los años 90 se concretan acuerdos que nos permiten crecer basados en el sector exportador, mejorando la performance del PBI. Mientras que el primer año de democracia Uruguay tenía un producto per cápita de US$ 5.873, en 2018 alcanza los US$ 14.617.

Esto significó ganancias para la economía como un todo, lo cual tiene su mejor cara en la drástica reducción de la pobreza monetaria. El primer gobierno posdictadura se inició con casi 50% de la población por debajo de la línea de pobreza, y tras esa administración y la siguiente se logró bajar casi a la tercera parte. Luego de un período de estancamiento, las personas en esta situación aumentaron en la crisis de 2002 y fueron el 31,3% al año siguiente. La tendencia a la baja se retomó desde 2005 y alcanzó sus mejores niveles históricos, logrando en 2017 el índice más bajo registrado. Tras un nuevo estancamiento, en 2018 tuvo un muy leve aumento.

El índice Gini, que refleja la distribución de la riqueza, muestra hoy un nivel históricamente bajo: 0,384. Durante los 90 tuvo una tendencia muy leve al aumento que se agudizó en la crisis de 2002. Con la reforma tributaria de 2007 se produjo una baja significativa que se extendió hasta 2012 para luego estancarse.

Pero Uruguay creció, y ese crecimiento se trasladó en forma razonable a las personas. El salario real acompañó la tendencia del PBI, aunque con algunos matices: en la década de 1990 aumentó menos que el producto, y luego de la crisis subió bastante más. Esto significa que los uruguayos tienen ahora mayor capacidad de compra que hace algunos años atrás.

El ingreso de los hogares aumentó en forma más pareja durante todos los períodos de crecimiento. Y el crecimiento en el nivel de ingresos trajo como consecuencia una mejora en la condiciones materiales de vida de los uruguayos, junto con un mayor acceso a bienes en general.

A pesar de haber conseguido sus mejores niveles históricos, en los últimos cinco años el ingreso se estancó, aunque el salario real siguió creciendo. Esto es posiblemente por la caída del empleo: hay menos ganancia en promedio porque hay menos asalariados, pero los sueldos continuaron al alza.

De todas formas el empleo, si miramos los últimos 35 años, creció. Y lo hizo solamente en base al empleo femenino, que pasó de 35,9% en 1985 a 50,4% en 2018. La tasa de empleo masculino se mantuvo e incluso se redujo algunos puntos: mientras que el porcentaje de trabajadores hombres era del 68,2% hace 35 años, hoy se ubica en 65,2%.

El desempleo, en tanto, no muestra una tendencia clara. Aun en épocas de crecimiento mantuvo niveles relativamente altos. Solo en la fase más alta del boom de los commodities, que se disfrutó entre 2011 y 2014, llegó a cifras realmente bajas, en el entorno del 6,7%.

Mientras tanto, la evolución de la inflación es fiel reflejo de la estabilidad económica que logró Uruguay después de la dictadura, en particular durante los años 90. El índice de precios del consumo (IPC), que al inicio de esa década era 129%, terminó en 1999 en apenas 4,2%. Luego se mantuvo siempre de un dígito excepto durante la crisis de 2002.

Pero el modelo de crecimiento que aplicó Uruguay trajo como consecuencia una fuerte pérdida de relevancia del sector industrial. Este fenómeno no se explica solamente por una mayor participación del país en el comercio exterior, que bien se refleja en la evolución del coeficiente de apertura de la economía, sino también por la evolución de los costos que restaron competitividad.

MIRANDO AL MUNDO

La apertura, una cualidad del Uruguay posdictadura

Otra de las características de la economía uruguaya posdictadura fue la apertura. Esto se puede medir gracias a un coeficiente que suma las exportaciones y las importaciones, y las divide entre el Producto Bruto Interno. Mientras que el índice de apertura era de 19,3% en 1985, logró alcanzar el 37,4% en 2017. Esto implicó que Uruguay le abriera las puertas al mundo y que dejara de gravar con altos aranceles —como hacía en la década de 1960— las importaciones. La estrategia significó también que aumentaran las exportaciones y los precios de estos productos mejoraron con el tiempo. La relación de términos de intercambio —que se calcula dividiendo los precios de las exportaciones entre los de las importaciones— muestra que el poder de compra de nuestras exportaciones mejoró:en 1985 era de 1,075 y en 2018 alcanzó el 1,114. No obstante, para enfrentar la suba de los costos Uruguay debió pedir más plata prestada a organismos internacionales. En dólares constantes, la deuda externa de nuestro país era de US$ 26.103 millones en 1985. En 2018 alcanzó US$ 41.442 millones.

La sistemática pérdida de participación de la industria es uno de los cambios más notorios e importantes ocurridos en este período. El sector, que en 1985 era el principal de nuestra economía y representaba el 20,6% del PIB, bajó a 12,62% en 2018, y fue desplazado por el de transporte, almacenamiento y comunicaciones —dentro del cual se destacan especialmente las telecomunicaciones—, que pasó de ocupar 5,77% del producto a representar el 20,4%.

Incluso durante el crecimiento económico de la década dorada (2005-2015) se produce una caída del empleo industrial, siendo el único que baja de forma significativa en ese período. Por el contrario, hoy hay una proporción mayor de uruguayos trabajando en el sector denominado transporte, almacenamiento y comunicaciones, así como en actividades financieras, inmobiliarias y empresariales.

Ingresos por departamento en 1990 y 2018

Ingresos por barrios de Montevideo en 1990 y en 2018

Comparativo ingresos por departamento

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)