DERECHOS DEl FÚTBOL

Detalles del contrato de 1998 y el “dólar Tenfield”

Las diferentes cláusulas que incluyó el contrato inicial con la AUF.

AUF pagará con dinero de Full Play los atrasos que mantiene con varios acreedores. Foto: M. Bonjour

Con la firma de Eugenio Figueredo y el neutral Jorge Almada por la Asociación Uruguay de Fútbol (AUF), y de Nelson Gutiérrez por Tenfield, el 20 de noviembre de 1998 se suscribió el contrato para la cesión de los derechos de televisación de las selecciones nacionales en todas sus categorías y de los torneos de fútbol local. Además, Tenfield adquirió los derechos de la publicidad estática, de esponsorización y contratación de la vestimenta deportiva de las selecciones, así como de productos que se comercialicen con elementos identificatorios de la AUF o el combinado nacional.

También había en el contrato aspectos más puntuales, como la posibilidad de modificar la denominación de los torneos, que la AUF debía consultar a Tenfield para variar día y horario de los partidos, y el derecho de organi-zar tres partidos al año de la Selección cuya recaudación o caché iría para la empresa, recuerda el libro 12 años de ausencia, de Alfredo Etchandy.

Varias de estas cosas llevaron a actores del fútbol a creer que la AUF perdió soberanía con el acuerdo. El periodista de Tenfield Atilio Garrido llegó a decir que Figueredo era la Reina Isabel y “Paco” Casal era Tony Blair (ex primer ministro británico), porque este último era quien tenía el poder político.

Un abogado especializado en estos temas explicó que la AUF no tiene ninguna obligación de hacer un llamado a precios ni licitar los derechos del fútbol, ni tampoco de adjudicarlos al mejor oferente. Si bien consideró que “el mercado evolucionó hacia un monopolio” desde 1998 a la fecha, aclaró que esto no se generó por los contratos firmados entre Tenfield y los clubes sino por “la situación fáctica dada por la necesidad de sucesivos adelantos de dinero” que derivó en la extensión de los derechos, lo que definió como “una lógica perversa” que no asegura “un mercado desafiable y competitivo”.

“Es como si vos estuvieras formando una familia y quisieras comprar un apartamento; te digo ‘tengo uno muy bueno a buen precio, pero lo podés tener recién dentro de 10 años’. Ningún operador de televisión va a ofertar por derechos que recién se harían efectivos en 2026”, señaló el profesional.

El dirigente Álvaro Silva, que participó de la asamblea de 1998 como presidente de River Plate, recordó que “uno de los puntos que más se discutió” fue una cláusula que establecía que cuando la devaluación del peso superara un 10% a la inflación, se cambiaría la moneda de pago (de dólares a pesos) y se aplicaría la cotización del día anterior a que la divisa se disparara. Llegó la crisis de 2002 y la moneda estadounidense en Uruguay pasó de $ 14 a principio de año a superar los $ 25, lo que provocó que la AUF cobrara con un dólar “a valor Tenfield” de $ 17, relata Mario Bardanca en el libro Yo, Paco. Si bien los dirigentes consultados aclararon que eso se corrigió en las posteriores negociaciones, de haberse mantenido esa cláusula durante el contrato que vencía en 2009, la AUF habría cobrado $ 225 millones menos que el precio original en dólares.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º