amiguismo y coimas

Corrupción en ASSE: la rueda sigue

Procesados Alfredo Silva y Heber Texeira, la investigación siguió adelante y surgieron nuevas irregularidades en los hospitales de Pando y Las Piedras y en la colonia Etchapare. El informe policial menciona a la ministra María Julia Muñoz.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Empresario quiso echar a trabajador que acosó a un paciente, pero FFSP no lo dejó. Foto: M. Bonjour

En el expediente de la justicia del Crimen Organizado por el que se procesó al exdirector de ASSE en representación de los trabajadores, Alfredo Silva, se incorporaron más denuncias sobre hechos de corrupción en hospitales de Salud Pública. Por ejemplo, el pago de horas nocturnas no trabajadas, viáticos que no se cumplían y contratos de trabajo irregulares en la colonia psiquiátrica Bernardo Etchepare. También horas de limpieza en el hospital de Las Piedras pagadas por ASSE pero realizadas en empresas privadas, y el cese del director del hospital de Pando por negarse a aceptar el planteo del sindicato de la salud de contratar a la organización civil Buena Estrella, la empresa que sobrefacturó en el Maciel.

Una vez resueltos los procesamientos por hechos de corrupción de Silva y del dirigente encargado de las empresas tercerizadas de la Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP), Heber Texeira, el juez Néstor Valetti pidió a la Dirección General de Lucha contra el Crimen Organizado del Ministerio del Interior que investigara otras irregularidades denunciadas.

El fiscal Gilberto Rodríguez deberá resolver si avanza en la investigación sobre estos nuevos hechos que recogió la indagatoria policial. Valetti explicó a El País que debido a que el fiscal pidió que ese informe se agregara al sumario, la investigación dejó de ser reservada y a su vez él perdió la calidad de investigador. Según afirmó, depende de lo que pida el fiscal porque en la etapa de sumario —que se abre con los procesamientos— el juez solo debe juzgar, no investigar.

Fuentes del caso dijeron a El País que el expediente está actualmente a estudio del fiscal. Rodríguez analiza si pide nuevas pruebas y evalúa indagar los nuevos hechos aparentemente delictivos, para lo que tendría que formarse una pieza aparte.

La denuncia de irregularidades en la Colonia Etchepare relaciona con el pago de viáticos a la hoy ministra de Educación y exministra de Salud, María Julia Muñoz. El informe de Crimen Organizado, al que tuvo acceso El País, afirma que "se cobraban miles de pesos en viáticos que no se cumplían, lo que argumentado por el director (Osvaldo Do Campo) fue dispuesto por la entonces señora ministra María Julia Muñoz, según surge de foja 48 de la investigación administrativa realizada, no habiéndose investigado el cobro de meses de viáticos que no se hacían". El País intentó consultar a Muñoz sobre esos hechos pero la ministra no respondió a las llamadas.

Entre los denunciados en la colonia psiquiátrica figuran la jefa de personal, "quien permitió que se cobraran horas nocturnas que no se realizaban y viáticos que no se cumplían". Los viáticos se pagan cuando el personal debe trasladarse con pacientes a otros hospitales en ambulancias. El monto que se les paga llega a los 1.300 pesos por día si el funcionario se ausenta de su puesto de trabajo por 12 horas o más.

De acuerdo con el testimonio del denunciante, hubo funcionarios que cobraron tres meses de viáticos por traslados que no hacían. Para probarlo pidió las imágenes de las cámaras instaladas en los peajes de la Corporación Vial, amparándose en la ley de acceso a la información pública, para demostrar que las ambulancias de la colonia no pasaban por ahí todos los días, pero la corporación se las negó y le dijeron que tendría que pedirlas ASSE.

Asimismo el trabajador denunció que la jefa de Personal "retiró de la oficina el legajo personal de Silva hacia su domicilio, de lo que también tenía conocimiento Do Campo". En 2010 se informó que Silva, a pesar de integrar el directorio de ASSE, percibía un sueldo como "contratado por el Patronato del Psicópata" por desempeñarse en una tarea que no realizaba. Según informó el diario El Observador en ese momento, el cargo de Silva en la Etchepare figuraba en "reserva" pero había cobrado más de $ 100 mil. Silva aclaró luego: "Figuro en la nómina y hubo un depósito por error (de 5.922 pesos) que fue devuelto, pero no percibo un salario por esa función, solo cobro el salario que ASSE me paga".

La jefa de Personal también fue denunciada por adjudicar licencias que no le correspondían a una "compañera sindical", a la que le pagó en 2011 "días de estímulo" (cinco días de licencia que se otorgan por presentismo) generados en 2004.

Por último, se denunció que a otro funcionario integrante de la comisión interna, a quien desde ASSE Silva le había adjudicado en 2009 "dedicación y permanencia" por lo que pasó a cobrar un salario superior, en 2012 el director Do Campo le adjudicó un contrato por 120 horas mensuales por tareas que nunca realizó. Do Campo negó los hechos denunciados y ASSE le inició un sumario al denunciante que concluyó la semana pasada con seis meses de sanción sin derecho a sueldo.

Director cesado.

La investigación policial señala que el exdirector del hospital de Pando, Waldemar Reyes, fue relevado del cargo por negarse a cesar el contrato con las empresas de limpieza y conserjería y contratar en su lugar a la organización civil Buena Estrella. Esa cooperativa que sobrefacturó horas en el Hospital Maciel, y fue prohijada por Silva y Texeira, estaba integrada por trabajadores de la ex Clanider, empresa que también había sobrefacturado en el Maciel.

Según declaró la tesorera de la empresa (una mujer que apenas había terminado Primaria y definió a los directivos de Buena Estrella como "titiriteros" de Silva y Texeira), la cooperativa se presentaba en los hospitales que ellos les indicaban y con los precios fijados por ellos. Silva y Texeira lograron que esa empresa fuera contratada en el Instituto Nacional del Cáncer (INCA) y en los hospitales de Rivera y Pando.

En el caso de Pando, Reyes declaró que en el mes de noviembre de 2010 los trabajadores sindicalizados iniciaron un conflicto que se extendió hasta febrero. "Recibí una delegación dirigida por Texeira. Me amenazaron con que si yo no rompía contratos con las empresas de vigilancia y de limpieza se me iba a agravar el conflicto", dijo Reyes a El País. Consultado sobre el motivo del conflicto sindical, expresó que "se discrepaba con la dirección, con la oficina de personal y con los médicos pero nunca se especificó por qué era. Estaba todo orquestado", apuntó.

Ante la insistencia de Texeira, Reyes puso su cargo a disposición. Según su relato ante la Policía, el dirigente le dijo que como gremio no tenían la potestad de hacerlo cesar pero sí de acentuar el conflictos. En marzo de 2011 se fue de licencia y lo subrogó María Rivero, quien se desempeñaba como subdirectora desde enero de ese año. Cuando faltaban dos días para que regresara a trabajar, el entonces director del Área Metropolitana de ASSE, Bernardo Pérez, le comunicó que no se presentara. Invocando al vicepresidente de ASSE, Ángel Peñaloza le comunicó que se tomara un mes más de licencia a fin de que el directorio del organismo tuviera el tiempo para resolver el relevo en la dirección. El 4 de mayo le comunicaron el cese en el cargo.

El informe policial señala que "llama la atención que entre los días 6 y 8 de abril es contratada Buena Estrella".

Rivero, al ser interrogada en el juzgado, dijo que la empresa Unibenc, seleccionada en la licitación para hacerse cargo de la vigilancia, elevó una nota planteando que no le servía el precio de 78 pesos por hora. En una segunda instancia ofreció 98 pesos. Sin embargo, se terminó contratando a la Buena Estrella por 133 pesos más IVA.

Rivero agregó que el 7 de abril, los trabajadores de la Buena Estrella y Texeira fueron al hospital para presentar a la empresa. "El día 8 se firmó contrato por 120 días, con la consideración de que se podía extender hasta que saliera la licitación pública que estaba en marcha", declaró. Admitió que el sindicato la presionaba para que se optara por Buena Estrella.

Según surge del acta de la audiencia, se le hizo escuchar una conversación telefónica con Texeira —obtenida a partir de una interceptación de la Policía— en la que ella afirmaba que se iba "a comer un garrón", luego de ser citada a declarar a la Justicia. Incluso anunciaba en el diálogo con el sindicalista haber armado "todo un libreto" y recomendaba: "tenemos que hacer el mismo verso". Admitió que se refería a lo que había declarado en la Policía.

Reloj y golpiza en Las Piedras.

Dos dirigentes de la comisión interna del hospital de Las Piedras denunciaron a la dirección que los trabajadores de la empresa de limpieza Goresol SA marcaban tarjeta en el centro público pero hacían su trabajo en empresas privadas, y que los obligaban a realizar tareas que no correspondían a su contrato (tender camas en el cuarto médico). La directora del hospital, Loreley Martínez, "le entregó las denuncias al dueño de al empresa". Como consecuencia, el personal "recibe represalias", dice el informe de Crimen Organizado entregado al juzgado.

El trabajador que se desempeña en Mantenimiento relató que en abril de 2012 se cruzó con Alejandro Laner (directivo del interior en la FFSP hasta las elecciones de marzo pasado), quien le increpó sobre las denuncias que venían realizado. Intercambiaron algunas palabras y Laner "le aplicó un golpe mano abierta en la cara", señaló el informe policial.

Poco después, los trabajadores de la comisión interna fueron convocados por la presidente de la FFSP, Beatriz Fajián, a la sede de la federación en la calle Arenal Grande. En esa reunión Laner volvió a insultar al trabajador y lo tomó del cuello mientras le exigía que terminara con las denuncias que estaba presentando. Los trabajadores lo filmaron secretamente y presentaron esas imágenes como prueba en la seccional policial y a la dirección de Crimen Organizado. También lo denunciaron en el juzgado penal de primer turno de Las Piedras.

La jueza de Las Piedras, Sylvia Rodríguez, citó a Laner el 25 de marzo pasado pero era el día de las elecciones del sindicato y no se presentó. Desde la oficina de Comunicación del Poder Judicial se informó a El País que la jueza ordenó citar a Laner "bajo apercibimiento de ser conducido por la fuerza en caso de incumplimiento". Junto con Laner citó a otras once personas (funcionarios públicos y dirigentes sindicales) que declararán en calidad de testigos.

Directorio sabía o no.

Los denunciantes de las irregularidades en los hospitales aseguraron que comunicaron los hechos a las autoridades de ASSE. Sin embargo, la mayoría de los jerarcas y exjerarcas del organismo declararon en abril pasado ante el juez Valetti que no estaban al tanto de las denuncias ni de la conducta irregular de Silva. Salvo el expresidente Mario Córdoba que lo justificó, todos coincidieron en que era improcedente que como director asesorara a trabajadores de empresas que contrataban con el organismo.

El representante de los usuarios en el directorio, Wilfredo López, dijo que sí habían recibido denuncias "por el carácter de Silva". "A mi entender es inadecuado por maltratar a la gente, hay denuncias documentadas por médicos en la zona oeste. Es un abuso de jerarquía..", declaró, pero opinó que no se enteraron de hechos delictivos porque son "muy celosos" y de haber tenido "la presunción no ya el conocimiento", habrían "hecho la denuncia oportunamente…".

Sin embargo, el representante de la oposición en ASSE Alejandro Draper (director entre julio de 2010 y mayo de 2012), declaró que presentó los hechos del hospital de Las Piedras en el directorio solicitando una investigación administrativa urgente, pero no fue aprobada. "Silva se pronunció en contra expresando que no ameritaba debido a que el tema estaba en el área Jurídica", dijo.

El otro director de la oposición, Marcelo Sosa (asumió en mayo de 2012), declaró que denunció en el directorio que en el hospital de Durazno había sido desplazada una empresa para contratar a una cooperativa de trabajadores, y sugirió elevarlo a la Justicia. También dijo que propuso sancionar a la administradora del Maciel, Luz Iguini por la sobrefacturación de Buena Estrella e iniciarle un sumario, pero los restantes cuatro directores aprobaron una sanción menor —amonestación— en el entendido de que "no hubo dolo".

El exvicepresidente de ASSE, Ángel Peñaloza, informó que la contratación de la empresa Buena Estrella fue votada por tres miembros del directorio, "no habiendo fundamento escrito sino verbal".

López expresó desconocer o no recordar que se haya tratado en el directorio las contrataciones de esa asociación civil en Rivera, Pando e INCA. Y agregó que empresas como Buena Estrella "fungían como cooperativas y no lo eran. Uno lo comprobaba hablando con los trabajadores, además hay exoneraciones impositivas".

Sobre la contratación irregular en Pando y la orden —supuestamente dada por él— de cesar a Reyes en el cargo, Peñaloza respondió: "Si esas denuncias fueron hechas, no lo fueron en el ámbito del directorio ni a mí en particular".

El expresidente de ASSE, Mario Córdoba, declaró que cuando se retiró en 2012 (el expresidente José Mujica lo cesó) se había decidido descontarle a Buena Estrella el monto sobrefacturado en el Maciel y había "como cuatro" denuncias de sobrefacturación o maniobras que perjudicaron a ASSE de empresas tercerizadas. Dijo que en ningún caso se presentó denuncia penal.

"Doble función".

Córdoba desarrolló una defensa de Silva: "Tenía una capacidad muy grande, y por su conocimiento del tema yo creo que si venía una empresa a asesorarse, él se tomaría el tiempo para ello. Por su calidad de representante del directorio y de los funcionarios tenía esa doble función (...) El objetivo de Alfredo era que la cooperativa funcionara correctamente para poder cubrir las necesidades del funcionario, objetivo último de ASSE".

"Les diría cómo agruparse y cuáles son las funciones centrales (…) pero no aseguraría ni incidiría ni alteraría el normal desarrollo de la contratación, en el marco de empezar a aprender a cumplir esa doble función", estimó Córdoba.

Los jerarcas del siguiente directorio (a partir de marzo de 2012), la expresidenta Beatriz Silva y el exvicepresidente Enrique Soto, coincidieron en señalar que no conocían las denuncias. Silva dijo: "No es función de un director de ASSE asesorar a empresas que le puedan vender servicios, no corresponde".

También fue citada a declarar la exministra de Salud Pública, Susana Muñiz, ante la existencia de un correo electrónico en el que ella sugería u ofrecía la contratación de la empresa Buena Estrella al hospital de Rivera para servicios de limpieza.

Sin embargo, de las actas del interrogatorio de Muñiz ante la Justicia, no figura esa pregunta. Fuentes del caso dijeron a El País que no se le preguntó porque el correo electrónico no fue agregado al expediente judicial, aunque "supuestamente fue entregado a los investigadores policiales", dijo la fuente.

UNA GESTIÓN SINDICAL BAJO LA LUPA


Tercerizadas.


2010.
En noviembre los trabajadores de la Federación de Funcionarios de Salud Pública del hospital de Pando inician un conflicto. Reclaman al director el cese de los contratos con las empresas de limpieza y vigilancia y se contrate a Buena Estrella. El director se toma licencia y le dicen que no vuelva. Contratan a Buena Estrella.

2011. En agosto, dirigentes de la comisión interna del hospital de Las Piedras denuncian que trabajadores de la empresa de limpieza Goresol marcaban tarjeta en el hospital pero trabajan en empresas privadas. El director de ASSE Alejandro Draper pide investigar, pero Silva se niega y alega que el caso está en Jurídica.

Actúa la Justicia.


2012. De ese año es una investigación administrativa mencionada en el informe policial por el pago de viáticos no justificados, horas nocturnas no realizadas, licencias y contratos irregulares en la colonia psiquiátrica Etchepare. En esa investigación se menciona a la exministra de Salud María Julia Muñoz.

2012. Una trabajadora de Buena Estrella, la empresa de limpieza del Maciel, denuncia que trabajadores marcan tarjeta en el hospital pero no trabajan allí. La Justicia investiga. ASSE la había contratado en 2010 luego de cesar a Clanider por sobrefacturar. Se prueba que Buena Estrella también sobrefacturó al Maciel.

La caída de Silva.


2010. Por orden del juez Valetti se realizan escuchas telefónicas en las que se prueban que el dirigente de la FFSP encargado de las empresas tercerizadas de los hospitales, Heber Texeira pide plata a los empresarios. Luego los empresarios declararon que los presionaba con medidas sindicales si no les daban plata.

2014. El 17 de julio fueron detenidos Alfredo Silva, Texeira y los empresarios, junto a otras personas luego liberadas. El 18 de julio el juez Valetti los procesó a Silva y Texeira por conjunción del interés personal y del público, luego de probar que asesoraron a trabajadores para que formaran la empresa Buena Estrella e intercedieron para que fueran contratados en cuatro hospitales. A Texeira le imputó el cobro de coimas (cohecho). También procesó a los empresarios que pagaron las coimas por coautoría del delito de cohecho.

SABER MÁS

ASSE pidió destitución de Texeira.


La Oficina Nacional de Servicio Civil tramita la destitución de Heber Texeira a pedido de ASSE mientras que el sumario de Alfredo Silva lo viene realizando directamente Presidencia. Según declaró en el juzgado Wilfredo López, integrante del directorio en representación de los usuarios, "se consideró que el sumario no podría ser realizado por ASSE y solicitó que Presidencia lo llevara adelante".

El jerarca también informó que está en proceso una auditoría interna a las empresas tercerizadas de ASSE para evaluar si los procesos licitatorios fueron correctos. A su vez se llamó a licitación para una auditoría externa que se realizó con las empresas tercerizadas que tienen personas procesadas; dijo que está casi resuelta. Agregó que el directorio consultó a Jurídica sobre hacer caer los contratos con los empresarios procesados y se le respondió que hasta que no exista condena los contratos no pueden ser cesados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)