Los estrategas en busca de votos

En la cocina de la campaña

Algunos apuestan a los carteles gigantes. Otros se muestran solo en internet. También están los que esperan, los que no quieren saturar. Para los equipos de campaña, la carrera por la banda presidencial ya empezó. ¿Quiénes son los hombres tras los candidatos y cómo piensan convencernos?

Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

El truco está en mostrar. Pero no todo. Mostrar lo que se quiere, cuando se quiere y de la manera que se quiere -o se debe-. Falta poco para las internas y un poco más para las elecciones nacionales. Que va a haber un balotaje es prácticamente un hecho. Y también lo es que los comicios van a estar peleados. Hay favoritos, pero no hay nada cerrado, y las sorpresas aparecen a veces a último momento, sin avisar. Por algo son sorpresas. A esta altura, en diciembre de 2013, los números marcaban que Jorge Larrañaga le iba a ganar la interna a Luis Lacalle Pou, cosa que luego no sucedió. Nada es estático, por eso es que los equipos de comunicación de los candidatos se esfuerzan en eso, en mostrar, como en una feria, la parte más linda de lo que venden. Los pregones ya se hacen escuchar.

Carteles gigantes de los precandidatos blancos Lacalle Pou y Verónica Alonso se pueden ver en Montevideo y el interior. Lo mismo pasa con Edgardo Novick, que pese a no tener que disputar las internas del último domingo de junio por ser candidato único por el Partido de la Gente, ya luce su rostro enorme por varios puntos del país con su eslogan “tolerancia cero a la delincuencia”. Menos llamativos en delgadas columnas se divisa, también, algún pequeño cartel del colorado Ernesto Talvi, o del frenteamplista Mario Bergara. Los otros candidatos del Frente por ahora están replegados: Daniel Martínez, Carolina Cosse y Óscar Andrade han aparecido en alguna nota de prensa hablando de sus candidaturas, pero nada más. Lo mismo ocurre con Jorge Larrañaga, que sin embargo sí ha tenido una importante presencia en las calles por su propuesta de reforma constitucional en materia de seguridad.

Hace pocos días algunos barrios de Montevideo recibieron los pasacalles de “Enrique Antía presidente”. Mientras que José Amorín Batlle y Julio María Sanguinetti se han volcado más a las redes para mostrarse. Lo mismo pasa con La Alternativa, de Pablo Mieres, que cuenta con algunos carteles en el Centro de la capital.

Más rápido, o más lento, todos se mueven. Y esto recién empieza.

Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour

La apuesta de los favoritos

Daniel Martínez
Daniel Martínez. Foto: Fernando Ponzetto

“Estimamos un 40% de la campaña en internet y 60% en medios tradicionales. Todavía no hay carteles porque parte de la estrategia tiene que ver con no ser parte del aturdimiento que sobrevendrá. Hemos decidido, también, que no vamos a salir a responder cosas. No vamos a ingresar, en términos de comunicación, en ningún territorio que suponga el cruce de agresiones”. (Claudio Invernizzi)

Luis Lacalle Pou
Luis Lacalle Pou. Foto: Fernando Ponzetto

“Nosotros ya tenemos estructurado hasta junio las diferentes etapas, las diferentes líneas de campaña. Luis está con una campaña en vía pública en proceso de instalación. Tenemos la plataforma digital, que es un medio de comunicación, y que está colgada 24 horas al día. Tenemos claro que vamos a respetar siempre la reglamentación. No va a haber, entonces, TV, ni radio, ni prensa, hasta 30 días antes de la elección”. (Roberto Lafluf)

En el Frente.

Pero ¿quiénes son los que deciden qué es lo que se hace y cómo? ¿Quiénes están detrás de los aspirantes a presidente? Martínez decidió jugar una carta segura y contrató al publicista Claudio Invernizzi, que se encargó de la campaña del Frente Amplio en 2014. Para Invernizzi, la que se viene, será “una campaña absolutamente distinta a todas las que conocemos”, más virulenta y exagerada, más parecida a las de otros países. Y la estrategia está, antes de pensar en carteles o en avisos en internet, en no contestar agresiones.

“Ya existen algunos sesgos y algunas propuestas comunicacionales que hacen suponer que los antecedentes que se vieron en otras partes del mundo desembocaron en Uruguay -expone Invernizzi-. Irrumpen sectores alentados por los antecedentes de Trump, Bolsonaro y Macri. Lo expreso a nivel comunicacional, no político. Esto supone una campaña con desinhibición arbitraria: instalar un promedio de sensibilidad a partir de elementos que no siempre se corresponden a la verdad o que exageran hechos, acontecimientos o lecturas de la realidad con un componente fuerte de subjetividad. Hay que agregarle una subida de tono y el uso indiscriminado de las palabras como elementos sobresalientes que amplificados en redes, enrarecen el clima”.

Es en este sentido que Invernizzi dice que desde el equipo de Martínez no se saldrá a responder a cada cosa, porque “ese sería un camino inútil”. “Tenemos al único con un saldo positivo entre los líderes políticos, y a esto se suma el 52% de aprobación a su gestión al frente de la intendencia”, advierte. Invernizzi agrega que recién el año próximo se empezarán a ver carteles de Martínez en la calle, ya que se definió como estrategia “no ser parte inicial del aturdimiento que sobrevendrá”. El 40% de la campaña se realizará a través de internet, mientras que el 60% será en medios tradicionales.

Las críticas que se recibirán desde filas opositoras también es tema para el equipo de la ministra Cosse. “Creo que pueden hacerse críticas sin ofender. Y espero que todos demostremos ser dignos de nuestra historia cívica. Confío en que la firmeza y dignidad de Cosse son una combinación que sobrevuela las malas intenciones. Creo que con una campaña junto a una mujer tan completa desmitificaremos ciertos superpoderes de las estrategias, que entiendo necesarias para inventar, pero ojalá no suficientes para ir contra la verdad”, dice Patricia Kramer, miembro de su equipo de campaña, y señala que también se buscará un equilibrio entre la publicidad tradicional y el uso de internet.

Tanto Invernizzi como Kramer consideran que es demasiado pronto para adelantar eslóganes o conceptos que se volcarán a los jingles. “Recién arrancamos”, señalan. Una encuesta de Opción vaticinó esta semana un posible empate técnico en las internas del Frente, con Martínez sacándole apenas un punto a Cosse.

Los otros candidatos la tienen más difícil para dar vuelta una interna con un claro favorito y una clara desafiante. Pero esto no quiere decir que no se muevan. Eduardo Vaz es el encargado de la campaña de Bergara y tiene los pies en la tierra: “Mario es el único de los candidatos que no tiene el peso de un sector político fuerte por detrás. La campaña dependerá, entonces, de cuánto se mueva la gente. La carta que tenemos es que él es el que está mejor preparado para ser presidente”.

Andrade no respondió las consultas.

Los Blancos.

Lacalle Pou llenó de carteles la ciudad. Está él, sonriente, de camisa arremangada, con el eslogan “un gobierno para evolucionar” en letras chicas; y en tipografía bien grande, con mayúsculas, dice “Luis”. Esto ya le costó las primeras críticas de militantes frenteamplistas, que lo empezaron a llamar en las redes “Luis sin apellido”. ¿Por qué decidió poner su nombre y no su apellido? Roberto Lafluf, su jefe de campaña, sostiene que “la estrategia no busca esconder nada, sino más bien mostrar; queremos que la gente conozca al candidato verdadero y no al estereotipo”.

“Una vez que la gente conoce a Luis siempre te dice que es una persona totalmente distinta a la que imaginaban. Y el principal objetivo de nuestra campaña va a ser mostrarlo a él tal cuál es: un tipo frontal, espontáneo, más simple a lo que el común de la opinión pública puede pensar que es. No hay nada para negar, nada que esconder. De hecho él ya hizo toda una campaña como Lacalle Pou y su página web es lacallepou.uy. Lo que queremos, lo que buscamos, es que no se muestre lo irreal. Que no se vea ese estereotipo que buscan cargarle como mochila. Él es un ser independiente a su raíz política. Luis ya mostró que tiene su propio proyecto, que tiene liderazgo, no necesita estar vinculado a su línea familiar”, insiste Lafluf, creador también, en la campaña de 2014, de la idea “la positiva”.

La palabra que estará presente en esta oportunidad será “evolucionar”. “Nosotros no inventamos, tomamos de lo que hay. En la campaña anterior se usó la positiva porque era un concepto que surgía de la raíz de la idea política del candidato. Hoy Luis tiene un concepto de evolución que parte de un proceso de renovación política. Es una persona espontánea, abierta, que quiere generar un tiempo nuevo. Él representa lo que es una evolución”, señala Lafluf. Lacalle Pou también lanzó videos a través de las redes, que tendrán un papel fundamental en la campaña, según advierte su asesor.

Su rival más cercano según lo que marcan las encuestas, Larrañaga, todavía no tiene una presencia en lo que respecta a cartelería en las calles, y en las redes su trabajo estuvo más focalizado a “Vivir sin miedo”, su campaña de juntada de firmas para habilitar un plebiscito que permita llevar adelante una serie de cambios en materia de seguridad. Y le fue bien: las juntó. Desde su equipo, Luis Calabria advierte que en breve se darán a conocer “las gráficas, las consignas y los colores” de su campaña. Y que habrá un equilibrio entre la presencia en redes y lo que se verá en la vía pública.

Larrañaga buscará mostrar que es “el líder capaz de congregar a más uruguayos en torno al hecho de cambiar el gobierno”, dice Calabria. “La campaña no tendrá artilugios creativos. Buscará interpretar su tiempo con franqueza, mostrando al candidato como es. Algo a favor de los votantes es que ya saben quién es, qué anhela, qué valores defiende; es un político que ha sabido ganar y perder, pero que sobre todo es recto. Eso es lo que vamos a mostrar”, agrega.

Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour

En cuanto a Antía, a mediados de enero se van a resolver recién las estrategias de campaña. “Ya tenemos algunos carteles en Montevideo y en otros departamentos, porque hay agrupaciones que quisieron arrancar antes, y dimos el ok. Pero lo más fuerte se va a venir a partir de marzo”, señala el propio Antía. “Arrancamos hace tres meses, y ya alguna encuesta nos da terceros. Así que creemos que vamos por buen camino. Pero hay mucho por definir”, reconoce.

La candidata que ya aparece en carteles gigantes en la vía pública es Alonso, con su eslogan “el cambio posible”. Su jefe de prensa, Andrés Etcheverry, dice que la pelea que ella tiene que dar contra Lacalle y Larrañaga es equivalente a la de David contra el gigante filisteo Goliat. “Para Lacalle es la segunda campaña. Para Larrañaga es la cuarta. A ambos los conoce el 95% del electorado, y a Verónica el 75%. Lo que tenemos que hacer es potenciar lo que tenemos. Porque tenemos una candidata que queda linda en las fotos, que es agradable. Estamos apostando a eso. A transmitir confianza con la mirada de Vero, apostando a la cara, a la cercanía con la gente”, señala.

Etcheverry advierte que la gran apuesta de campaña de Alonso son los “timbrazos”, cuando la precandidata se apersona en distintas zonas del país, toca timbre y les pide a los vecinos propuestas para su programa de gobierno. “Nosotros queremos transmitir cercanía, que es una candidata que no tiene problemas en reunirse en una casa en Punta Gorda o en una en el 40 Semanas, o en Zapicán”, sostiene.

Las propuestas que Alonso toma de la gente están siendo procesadas por un equipo que las convertirá en programa de gobierno. Algo similar es lo que piensa hacer Juan Sartori. “Lo que nosotros queremos ahora es mostrar el candidato tal cual es. Que lo vean tomando mate, porque toma mate. Tomó siempre. En el lugar del mundo donde esté siempre anda buscando yerba para el mate. Es un candidato que lo van a ver en un asado, come asados en lugares distintos. Y lo van a ver jugar al fútbol, porque es apasionado. Vamos a apostar a esto. No va a haber mucha cartelería, va a haber contacto personal”, señala Oscar Costa, del equipo de comunicación del empresario.

Los Colorados.

Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour

La interna colorada vive un escenario incierto. Con Sanguinetti haciendo campaña -en redes y actos públicos- pero sin confirmar su precandidatura, y con las encuestas que lo muestran como cómodo ganador, nada puede estar claro.

Adrián Bruzzoni es quien está a cargo de la campaña de Batllistas, el sector que tiene al exmandatario como principal figura. Para él, trabajar con Sanguinetti es uno de los trabajos más fáciles del mundo. “Uno de los problemas más grandes que tienen las redes sociales hoy es encontrar contenidos que sean relevantes. Y Sanguienetti de por sí es contenido relevante: por su experiencia de gobierno, su bagaje político, su formación intelectual, su exposición a temas culturales, su capacidad de análisis. Es una persona versátil, con capacidad de conversación, y las redes son conversación”, explica.

Esta capacidad de hablar, y “de hacerlo sin guiones, sin preparación, porque tiene sus ideas claras”, ha sido aprovechada por Bruzzoni llevando adelante sesiones de Facebook Live, transmisiones en vivo a través de la red social en las que Sanguinetti va respondiendo lo que le van preguntando en el momento. “También es una persona tan segura de sí misma y de lo que piensa, que se puede permitir tener sentido del humor”, dice. Hay videos que muestran a Sanguinetti junto al humorista Diego Delgrossi imitándolo. También han llevado imitadores a actos públicos. “Él nunca pregunta qué van a decir, no le importa. Él se divierte con ellos”.

Lo de Talvi es distinto. Hoy por hoy su campaña se centra en hacerlo conocer y, al igual que con Lacalle Pou, apartarlo de los estereotipos. “Él era una persona muy poco conocida en comparación con otros políticos con años de exposición pública masiva. Entones teníamos dos desafíos: el primero, hacerlo conocer masivamente, y el segundo presentarlo como lo que es. Él no es solo un académico, él es un ciudadano, y queremos mostrar su autenticidad en este sentido, como persona cercana a la gente. Para esto apostamos mucho a la comunicación digital, a las redes sociales, queremos que se vea su vida cotidiana”, devela Lucía Cohen, del equipo de campaña del precandidato colorado.

Por último, el equipo de José Amorín Batlle busca posicionar a su candidato en tres aspectos diferentes: mostrando su experiencia legislativa, mostrándolo rodeado de su equipo técnico, y mostrándolo como el representante de la histórica lista 15. “Queremos trabajar en su aspecto personal primero; luego se verán los adornos de campaña. Esto estará recién en marzo o abril”, señala José María Goicoechea, de su equipo de comunicación.

Tanto desde el equipo de Talvi como del de Amorín advierten que si Sanguinetti acepta la precandidatura el saldo para ellos también será positivo. El primero porque la contraposición “refuerza el espíritu renovador” del economista, y el segundo porque “cuanto más crezca el partido, mejor”.

¿Presidente o presidenta?, las candidatas se diferencian

Los carteles en vía pública de Verónica Alonso hablan del “cambio posible”, y la presentan como candidata a “presidente”, no a “presidenta”.

“Si bien nosotros entendemos que ha permeado en el idioma español y en la manera cotidiana de la gente el uso de términos en femenino y en masculino, creemos que comunicacionalmente tenemos que cuidar el idioma español, y el término correcto es presidente”, dice Andrés Etcheverry, jefe de campaña de Alonso.

Carolina Cosse aún no cuenta con cartelería, pero de su equipo de campaña Patricia Kramer adelanta que se usará la palabra “presidenta”. “Estamos en el siglo XXI y presidenta es palabra oficial desde 1803. Que surja la duda o sea controversial su uso lo único que demuestra es que han faltado oportunidades para usarla”, alega.

Lo cierto es que la palabra remite a “el ente que preside” y por eso originalmente es masculina, pero la Real Academia Española acepta “presidenta” hace más de dos siglos.

Novick apuesta a la marcha camión
Edgardo Novick. Foto: archivo El País

“Se van, se van, Los Patos. Los Asaltantes se van…”. Esta es la despedida de 1940 de La Línea Maginot, y con esta canción esta murga pasó la historia. Edgardo Novick eligió esta composición para lanzar la temporada de jingles electorales a través de las redes, aunque lo hizo con un peculiar cambio de letra. “Se van, se van, festejen (Junto a Vázquez). Los asaltantes se van (con Sendic)…”. También nombra a María Julia Muñoz, José Mujica, Danilo Astori y Eduardo Bonomi (“Fuera Bicho”, dice).

“Un amigo mío me dijo ‘tengo esta letra’, y después vino otro amigo que me dijo que sabía dónde se podía grabar, y se hizo”, señala Novick. Pese a que ya son dos las murgas grabadas por el equipo del Partido de la Gente que andan circulando por las redes, y de la gran presencia en cartelería gigante que tiene en varios barrios de Montevideo, Novick dice que no cuenta aún con un jefe de campaña y que “no hay una estrategia desarrollada” aún. “Vamos viendo día a día, semana a semana. Se nos ocurren cosas y las hacemos. Hay cosas que ya tenemos claras, como tolerancia cero a la delincuencia. Eso no tiene vueltas”, sostiene.

La versión de la despedida de la Línea Maginot está acompañada por un spot que Novick advierte fue hecho por jóvenes militantes que son parte de su equipo. En cuanto a los cantantes de la murga, una de las voces solistas más destacadas es la de Sergio Correa, integrante del grupo Los 8 de Momo. “Fue un trabajo. Llegué al estudio y estaba todo escrito. Canté, me pagaron y me fui. Yo soy apolítico. Me pagaron bien”, se limitó a declarar.

El Partido de la Gente es el único partido sin presencia en las internas (ya que cuenta con candidato único) que lanzó ya la campaña electoral. Desde La Alternativa (la alianza entre Pablo Mieres, Fernando Amado, Esteban Valenti y José Franzini Batlle, no ha habido más que unos pocos carteles en la vía pública.

“Es que todavía es pronto. Nosotros tenemos la ventaja de no tener interna. Hicimos dos spot para las redes, pero nada más. Vamos a empezar en febrero”, dice Mieres. El senador sostiene que a partir de ese mes se dará también a conocer el candidato a vicepresidente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)