El diagnóstico que arrastra barreras

Asistentes personales: una excusa para evitar la inclusión

Padres exigen formación específica y denuncian que escuelas juegan con la exigencia de la presencia.

Foto: Leonardo Mainé.
Foto: Leonardo Mainé.

Según datos del Sistema Nacional de Cuidados (SNC), son 4.567 las personas que cuentan con un asistente personal; más de la mitad son menores de 29 años. Las distintas asociaciones civiles reconocen que les han dado un respiro a las familias más humildes, pero critican que las franjas de ingresos que limitan la cobertura son demasiado bajas. Para acceder al 100% de la bonificación el núcleo familiar no puede superar los $ 11. 544 (tres BPC per cápita), el límite para el 67% es de $ 23.088 (seis BPC) y para el 33% es de $ 42.328 (11 BPC). "El primer causal para acceder al servicio son los ingresos, luego la edad y por último el grado de dependencia, y debería ser al revés porque cualquier familia que lidia con una dependencia severa debería recibir ayuda. A mi modo de ver esto es un modelo de generación de empleo, porque tu llamás a los cuidadores y son personas que no encontraban otros trabajos y se postularon a este", dice Susana Acevedo, madre de Santiago, un niño con TEA.

Los padres dicen que los cursos que prevé el SNC para los cuidadores son generales y no se detienen en el autismo ni en los rasgos particulares de otras dependencias severas, lo que hace que muchas veces no sepan cómo actuar. Desde el Ministerio de Desarrollo Social, Patricia Cossani anuncia que en una segunda etapa de la formación sí se tratará el autismo.

Como contrapartida, varios padres plantearon la posibilidad de postular a técnicos formados y que les sean exonerados los cursos de formación, pero Cossani explica que esto no es posible porque esos técnicos son asistentes terapéuticos y ese servicio no es el que ofrece el SNC.

El acceso a estos asistentes provocó que varios niños y adolescentes con TEA vayan a clases con ellos. Esta presencia a veces es resistida por los docentes y otras veces exigida, incluso cuando los padres argumentan que los médicos no lo recomiendan, o que no pueden solventar el pago más allá de las cuatro horas diarias que cubre el SNC. Esto, para muchos, se utiliza como una excusa para limitar la inclusión. Por esa razón, la Unidad de Promoción, Intervención y Desarrollo Educativo está elaborando un protocolo de regulación de asistente personal en un salón de clases.

Comisión que articula acceso laboral, a punto de cerrar

La Comisión Nacional Honoraria de la Discapacidad fue creada por ley en 2010. Uno de sus cometidos es asesorar jurídicamente a los familiares de personas con discapacidad a través del Consultorio Jurídico de la Udelar, también organiza el transporte de 800 personas a centros de rehabilitación, jardines y escuelas. Además hay una sub comisión de trabajo que registra a todos los que quieran ingresar al mercado laboral, que por ley debería reservarles el 4% de los cupos en cargos públicos. Sin embargo, la partida anual de 2,5 millones de pesos que recibe la comisión no alcanza para cubrir los 10 sueldos de los funcionarios ni el mantenimiento de la sede. La situación es tan crítica que no pueden pagarle a un técnico para que actualice el sistema informático y así, por ejemplo, poder realizar una búsqueda por discapacidad cuando un empleador lo solicite. "Nos presentamos a las distintas bancadas pero no tuvimos noticias. No sabemos qué va a pasar, porque acá vienen muchas personas y estamos a punto de cerrar las puertas", dice una fuente de la comisión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)