TURF

Política de estado

El caballo y su importancia social, seminario en el Palacio Legislativo con las fuerzas vivas del turf en a antesala de la cámara de representantes

Seminario
Seminario en el Palacio Legislativo.

En el Palacio Legislativo, en la antesala de la Cámara de Diputados, se realizó un seminario que se le llamó “El caballo y su importancia social en nuestro país” organizado por la Presidencia de la Cámara de Representantes. Luis Fratti, el presidente, fue quien abrió el Seminario dando detalles de su familiaridad con el caballo haciendo alusión que se debe fortalecer el entorno y la vida del caballo.

Nicolás Barrenechea fue el primer orador, el veterinario dio números que Uruguay es el país 21 en cantidad de equinos y el segundo en caballos por habitante, siete por uno.

Explicó el por qué los gobiernos dan sostén a la actividad hípica: “Por las personas que trabajan, por los peones que a diferencia de un trabajador de una fábrica ven los días de carreras correr con quien trabajan, los caballos en un hipódromo donde se brinda un espectáculo masivo para todo público y seguro en los hipódromos de Uruguay que tienen tres niveles, Maroñas, Las Piedras y luego los cuatro del Sistema Integrado nacional del Turf” y agregó “algo no comparable ni con Argentina ni con Brasil, aquí los hipódromos funcionan sincronizados”.

Barrenechea enfatizó que “los criadores invierten 13.5 millones de dólares por año, en el país que nacen 1500 potrillos, se tienen 3000 yeguas madres, a 1700 personas trabajando en 200 haras. Se invierten promedio 9000 dólares por animal, se venden aproximadamente 500 ejemplares por año. Los haras no son rentables, la gran mayoría lo hacen por pasión”. También se refirió a los propietarios “entre Maroñas y Las Piedras hay 3000 caballos, sólo en el aérea metropolitana, los propietarios invierten 18 millones de dólares por año, se debe saber que el turf no es una timba o un juego, de esa inversión viven 44,000 personas, entre cuidadores, peones, jockeys, vareadores, serenos, capataces, etc.”.

Luego tomó la palabra Javier Cha que en su alocución aseveró que el país se hizo a caballo, realizó comparaciones en cuanto a números de nuestro país con Irlanda, con las ventas de Keneeland, “Uruguay es diferente, es una gran posibilidad para los más humildes y que lo importante es que el turf es una industria y envidia del turf sudamericano”.



HRU. Fernando González, de HRU, realizó una presentación en cuanto al rol de la empresa concesionaria de Maroñas y Las Piedras: “La concesión de Maroñas fue con un gobierno colorado, la de Las Piedras con el del Frente Amplio y en ambos casos se trabajó igual. Ustedes saben que los slots son de ganancia y las carreras dan déficit, el objetivo es dar carreras todo el año con un proceso transparente, aquí se dictaron las leyes de ambas concesiones. HRU ha invertido 160 millones de dólares, da empleo directo a 800 personas y a 300 indirectos, hay 2200 personas en la actividad hípica, 12000 en la cadena productiva y 44000 dependen directa o indirectamente del turf. Nuestros ingresos son por las salas por el canon firmado. El premio hípico proviene en gran parte de la utilidad de los slots, ese premio se distribuye entre todos los actores hípicos, desde el propietario hasta el peón. El fin de semana se corre y todos, por diferentes canales el jueves están cobrando. Aparte de las carreras la empresa impacta en la sociedad con la escuela de jockeys, se forman empleos y tenemos y apoyamos a entidades del barrio. En estos años de gestión hemos recuperado edificios, logrando reconocimientos de ISO 9001, se iluminó Maroñas, se inauguró la pista de césped, se lograron clásicos de Grupo en el Tomo Uno, las villas hípicas crecieron de 500 a 1200 boxes con una DGC que nos controla en Maroñas y una comisión mixta que lo hace en Las Piedras y también con auditorías externas respetando los puntos de la concesión. Todo esto se ha dado en años de trabajo. Finalizó con un reconocimiento, estamos a cinco años de la partida de Jorge Batlle, para él nuestro reconocimiento”.



CRIADORES. Pablo Salomone, por Criadores, se dirigió a los presentes de la siguiente forma: “Nuestra misión es ser competitivos, mejorar nuestra calidad de caballos, mejorar nuestros negocios y llegar a no ser subvencionados por el gobierno de turno. La crianza debe ser un negocio rentable, debemos tener un turf abierto, con apertura internacional, buscar que nuestros caballos viajen. El premio hípico es una amenaza para nosotros, está bajando y debemos mejorarlo”.

El entrenador de pura sangre Ramón Peralta fue muy claro en sus conceptos: “Empecé muy joven, como peón, el turf me dio la oportunidad de crecer, de formarme. Hoy tengo mi propia empresa con 18 empleados, y con esto estoy muy orgulloso. Quiero resaltar al propietario de caballos de carrera, que lucha siempre por el premio hípico. Hoy estamos bien, se han realizado bien las cosas, estamos todos en un mismo barco, de lo que se ha hecho bien está el resultado del Latino que logramos el uno - dos. El caballo es mano de obra, yo no estudié, llegué aquí por los caballos” agregó Peralta que cerró con una frase bien burrera “estoy en un hándicap mal anotado” en alusión a su presencia en la mesa, algo muy alejado de la realidad.



CASINOS. Gustavo Anselmi, Director de Casinos, comenzó diciendo que “toda la vida estuve alrededor de los caballos, ahora desde el Estado. Jorge Batlle es el padre de este turf del nuevo Maroñas como también reconozco las gestiones de Gonzalo Aguirre y Nicolás Storace. Se ha hecho un buen negocio con la licitación del 2002 con Maroñas y luego con Las Piedras más el arrendamiento de las salas de slots. El 50% de lo recaudado por la DGC es producto de las salas de Maroñas, es un excelente negocio para el turf. Asumí en plena pandemia, se les dio apoyo a los actores hípicos con los pagos de las montas perdidas, se trabajo con las fuerzas vivas del turf y se volvió con las carreras en dos meses con los casinos aun cerrados”

Y más tarde agregó: “Quiero agradecer a quienes trabajaron en la Comisión, especialmente a Horacio Ramos y Aparicio Martínez. Con el cierre de los casinos en 2020 y 2021 estamos en situación crítica, por ello en 2022 se pagará el premio sobre los recaudado. El motor del turf son los criadores y los propietarios, el combustible, el premio hípico que tendrá un incremento. Quiero agradecer el trabajo que vienen realizando Nicolás Delafond y Sergio Hintz en la Comisión Asesora lugar donde se debe discutir todo lo referente al turf y que la Asesora sea una tormenta de ideas. Quiero dejar en claro que debemos tener un turf abierto para mejorar, el Stud Book es un registro y no una oficina para planificar el turf. Quiero también mencionar que en esta temporada tenemos en Uruguay a cuatro padrillos de nivel que figuran entre los mejores 100 de los Estados Unidos. Hoy al SINT se le dio un cambio y ha mejorado su apuesta y también la de Las Piedras”.

Para cerrar, dijo que “la OSAF le dio a Maroñas la organización del último Latino, entraron 200 personas del exterior por la carrera, felicitaciones a la organización del evento”.

En tanto, Guillermo Cancela hizo una recopilación de los trabajos de los veterinarios mientras que por Propietarios tomó la palabra Milton Scarón: “Llegué de muy pequeño a Maroñas, iba con mi abuelo, a los 18 años tuve mi primer caballo. El propietario toma el turf como un hobby, es un divertimento, todos buscamos al crack y todos queremos ganar. Solo les digo, el promedio es ganar una carrera al año, del premio un porcentaje va para quienes trabajan con los caballos, siempre digo, lo mejor es hacer los asados antes de la carrera y no después”.

“Hubo un año que compañeros de trabajo compramos una yegua, fue una crack. Quiero que la actividad continúe y agradezco a Las Piedras que mantuvo la esencia de las carreras con Maroñas cerrado”, concluyó.



SENADORES. Raúl Batlle agradeció poder estar. “El turf es un deporte muy popular, el segundo en Uruguay. Hoy no sé de qué parte hablar, como criador, como senador o como hijo. Hay mucho empuje en todos ustedes, sin ustedes sería imposible todo. Como anécdota me acuerdo de la compra del totalizador, era muy larga la espera entre carrera y carrera, era algo que no sabía que era, era muy chico pero después me di cuenta de lo importante de la llegada de la tecnología. Hoy en el haras somos dos familias, la mía y la del encargado que llegó muy joven al haras, y hoy somos familia. Ahí se puede ver toda la gente que trabaja alrededor de la actividad. Y algo importante, en el turf no hay inseminación artificial y no hay clonación, es todo natural. Uruguay ha hecho todo muy bien, hay gente que ha invertido, hay que conservar todo esto”.

Por último, el Senador Amin Niffouri también fue parte del seminario: “Soy de Las Piedras, trabajé en el hipódromo con autorización de mi padre siendo menor como vende paga de boletos, ahí empecé, en Las Piedras con el nieto de un gran cuidador y persona como Albérico Migues”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error