MITIN DE REYES

Pablo Rodríguez y Germán González lo volvieron a hacer en el Ramírez

La dupla que domina en Las Piedras se vino a Maroñas para lograr con Prelude Rye el segundo triunfo en la máxima prueba del turf nacional.

Pablo Rodríguez, ganador del Ramírez 2022
Pablo Rodríguez y su segundo festejo en un Ramírez. Foto: Marcelo Bonjour

Como en 2019 la dupla que es líder en Las Piedras logró convertir al crack generacional Prelude Rye en el ganador del Gran Premio Ramírez y otra vez lo hicieron en un final para el infarto.

Pablo Rodríguez, el jockey ganador, se refirió así al triunfo: “Es mi segundo Ramírez. Uno ya sabía lo que era ganar esta carrera, pero los momentos uno se los olvida y al repetirlo vuelven a aflorar, así como las vivencias. Es una emoción inmensa. Junto a Germán hemos ganado varios clásicos importantes y es la segunda vez que se nos da el Ramírez. Llevamos varios años trabajando juntos, hemos logrado cosas importantes y esto creo que es fruto del duro trabajo de todos los días y por supuesto del apoyo de los propietarios. Trabajamos codo a codo cada día dándole siempre para adelante”.

Germán González, el cuidador, indicó: “Empezamos la tarde con el gusto amargo de que Honra Real no pudo correr bien. Pero luego nos llevamos esta inmensa alegría de ganar por segunda vez el Ramírez y hacerlo además en la segunda vez que lo corremos. Hay entrenadores que dedican toda su vida a esto y no pueden ganar un Ramírez y nosotros lo logramos dos veces en cuatro años y en las dos veces que lo corrimos. Es un triunfo súper importante para todo el equipo que queremos disfrutar”.

Raúl Benítez, el propietario del stud Lucía y Matías, estaba contento y emocionado. “Este es el logro más grande que uno puede soñar como propietario y hoy se hizo realidad. Son 29 años como propietario, es muy difícil tener un caballo capaz de correr esta carrera. Ser capaz de ganar el Ramírez es algo muy emocionante”.

El Ramírez se fue para Las Piedras. La dupla profesional que domina el limítrofe se llevó su segundo Ramírez y no es casualidad: les sobra calidad y capacidad de trabajo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados