Gran Premio Nacional

Nostradamus es el crack en Las Piedras

El hijo de Invasor dio espectaculo en la tercera gema de la Triple Corona.

Nostradamus
Nicol ROmero festeja el triunfo sobre Nostradamus

La paridad que se había hecho presente en el Jockey Club quedó en el pasado. Si bien la trifecta la ocuparon los mismos potrillos cambiando posiciones finales, la forma en la que ganó Nostradamus fue aplastante.

En las segunda gema de la Triple Corona Join Battle había derrotado por un hocico a Nostradamus dejando a medio cuerpo a Don Bimbo.

En la tarde de este viernes se enfrentaban los tres ademas de Nadie Te Olvida y Kennedy Road quienes fueron quintos y séptimos en el Jockey Club.

Se esperaba una gran definición como la que tuvimos hace exactamente un mes pero eso no pasó, la carrera tuvo un triunfo por 7 3/4 cuerpo de Nostradamus sobre Join Battle quien dejó tercero a Don Bimbo que llegó a largos 12 1/4 cuerpos del ganador.

El cotejo se planteó con el ganador de la segunda gema en la punta, Join Battle le sacó unos tres cuerpos a Nostradamus y este a su vez le sacó esa distancia al resto del lote. Cuando pisaron por primera vez la recta principal se mantenían las distancias. Los primeros 800 metros se fueron en moderados 52.51. Cuando llegaron al codo Nostradamus se arrimó, Don Bimbo se colocó tercero y con media carrera por correr ya era evidente que Nadie Te Olvida y Kennedy Road la iban a tener muy complicada para sacar algo mas que un cuarto puesto.

En el opuesto Nicol Romero fue a buscar al puntero y tras pasar la milla en 1’44’’38 hubo cambio de mando. Con 800 metros para el disco Nostradamus se puso en la delantera.

Una vez que la tomó se terminó la historia, la corta recta fue un monologo de Nostradamus. Don Bimbo que parecía el segundo al entrar a la recta aflojó bastante y terminó cediendo ante el otro pensionista de Antonio Cintra.

El ganador empleó 2’42’’52 para cubrir las 25 cuadras de la carrera más larga de todo el calendario en Las Piedras.

El potrillo entrenado por Néstor Chávez ganó mucho más que una carrera. Se convirtió en el crack local y dejó el triunfo en casa.

El criado en el haras Cuatro piedras que defiende las sedas del stud Joaquín, Rocío y Nicolás marca un mojón importante como padrillo para el fenomenal Invasor. El mejor caballo que hayamos visto correr en Maroñas ya ha dado hijos muy corredores, pero con Nostradamus da todo un paso adelante al dar un potrillo capaz no solo de ganar sobre 2500 metros, sino de hacerlo en forma espectacular.

Mención aparte para Nicol Romero, quien lo guió al triunfo. Una dura lesión lo sacó de las canchas en diciembre y así se perdió casi tres meses de carreras y por ejemplo no pudo correr a Nostradamus ni en el Jockey Club ni en el Gran Premio Pedro Piñeyrúa (UG1) cuando el pasado 6 de enero ocupó el cuarto puesto.

Nicol trabajó duro en la recuperación tras quebrarse una pierna y volvió a correr hace una semana. El pasado viernes corrió dos en Las Piedras y ganó las dos y en esta oportunidad se llevó nada más y nada menos que el Gran Premio Nacional que repartió cerca de un millón y medio de pesos en premios.

Nostradamus abre de cara al futuro una puerta grande, porque no sobran fondistas y dejó en claro que tiene condiciones para lucirse.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados