TENIS

Llegó el momento de cambio para Nadal

El español parece haberse decidido a apartarse de la familia, lo que ya se venía venir cuando llegó Moyá.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
“Rafa”. El tenista finalmente parece haber escuchado a los que le pedían un cambio.

Hace no mucho, en Wimbledon, nada menos que John McEnroe, lanzó al aire la frase “contrata a un maldito entrenador Rafa, aunque le pese al tío.”

En un mundo donde las superestrellas contrataron a otras viejas superestrellas para tenerlas a su lado, Rafa se había mantenido en familia. Sin embargo parece que finalmente llegó el momento del cambio. Algo ya esbozado con el arribo a la silla pegada a la de Toni del ex uno del mundo, también mallorquín y amigo de Rafa, Carlos Moyá.

Por tanto, la sociedad familiar y de trabajo Rafael Nadal-Tono Nadal vive su último capítulo. En declaraciones a Il Tenis Italiano, Toni aseguró que el presente “es el último año entrenando a Rafa”, lo que implica un notición tanto para quienes lo aman como para quienes de unos meses a esta parte vienen reclamándole un cambio al jugador, que algo dejó entrever con la llegada de Carlos Moyá, quien se adosó el tío, pero también al ex tenista Francis Roig, integrante del equipo desde hace ya tiempo.

El técnico dijo que “la relación con Rafa sigue siendo óptima” y descartó una crisis. Las confesiones de Toni fueron tan claras que hasta aseguró que “hasta los 17 años de Rafa lo decidía todo yo, luego llegó Carlos Costa como mánager y se acercó el padre de Rafa, cada uno con sus opiniones. La verdad es que cada año que pasa decido cada vez menos”.
Sobre lo que se viene Toni dijo que se dedicará a la formación de jóvenes en la academia.“Ya que no voy a seguir al lado de Rafael en el circuito, me concentraré en nuestra academia. Quiero cuidar de la formación de jóvenes talentos, el momento más delicado en el crecimiento de un atleta”.

Sobre el momento actual de su sobrino, afirmó: “en el tenis la confianza va y viene. En un mes venció a Raonic, Dimitrov, Monfils o Zverev, entonces significa que volvió a jugar un buen tenis. Ahora tenemos que seguir por este camino. Mi objetivo es que Rafael vuelva a ser el número uno sobre polvo de ladrillo y si gana Roland Garros sería perfecto.”

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados