DE ATRÁS Y EN LA HORA

La Sudamericana, una Copa peleable para los uruguayos

ÁNGEL ASTEGGIANTE

Ángel Asteggiante

Peñarol compitió en esta Copa Sudamericana, en el sentido más amplio de la palabra, y eso es lo más importante. Dejó por el camino a Corinthians, eliminó a Nacional y superó sin estresarse al campeón del fútbol peruano. Llegó hasta semifinales. Se enfrentó con un buen equipo brasileño, pero ningún cuco. El resultado global de 4-1 fue mentiroso. Quedó eliminado más por desatenciones que por virtudes del rival.

El aurinegro hará luego su análisis de esta serie, pero esta campaña debe ser un punto de referencia para el fútbol uruguayo. La Sudamericana es peleable. Desde que Conmebol cambió el sistema de disputa y dividió a los clubes por Libertadores y Sudamericana, este torneo se transformó en algo ya más terrenal y que invita a soñar a más de uno. No la juegan River ni Boca ni Flamengo o Palmeiras, por nombrar algunos casos. Sigue siendo un torneo difícil y hay buenos equipos, claro que sí, pero cómo no soñar si los últimos en ganar este torneo fueron Defensa y Justicia e Independiente del Valle.

La Libertadores es otra historia. Salvo Peñarol en 2011 y Defensor en 2014, el único que compitió de verdad en la última década fue Nacional. No es sencillo, pero la Sudamericana es ganable.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error