TORNEO APERTURA

El partido de esta tarde es otra medida

Peñarol ante una prueba exigente: el Liverpool de Saralegui y en Belvedere.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ataque. Lucas Cavallini volverá a conformar la delantera junto a Gastón Rodríguez. Foto: Marcelo Bonjour

El Peñarol de Leonardo Ramos se prueba esta tarde por segunda vez luego del gran arranque que tuvo el fin de semana anterior goleando por 4 a 0 a El Tanque Sisley.El mirasol deja el Campeón del Siglo y se traslada a Belvedere para enfrentar a Liverpool. Sin excusas por ir a un escenario menor, como lo afirmó su propio DT, y con los 900 hinchas que agotaron las entradas en un abrir y cerrar de ojos que estarán alentando desde uno de los costados, el equipo busca no perder el envión con el que comenzó el Apertura.

No hay misterios. La visita saldrá a la cancha con los mismos once del debut para buscar un nuevo triunfo. Alex Silva cumplió la suspensión, vuelve a la convocatoria, pero el entrenador le respetará el lugar a Hernán Petryk que viene de cumplir una gran tarea. Ramón Arias, que tuvo un hundimiento de tabique nasal, utilizará una máscara y estará desde el vamos.

Claro, esta vez para Peñarol la medida de prueba será un tanto diferente. En el debut, superó al elenco fusionado que recién ascendió a la máxima categoría y ahora tiene el objetivo de mantenerla. Un equipo totalmente nuevo y que poco tiene que ver con el que estuvo la pasada temporada en la Segunda División. Hoy, tendrá un equipo que piensa en los primeros puestos, que arrastra la base del último Uruguayo y que tiene un DT que siempre se anima a jugarle de igual a igual a los grandes: Mario Saralegui.

¿Dónde está la clave? Peñarol dejó buenas sensaciones la semana pasada principalmente desde su trabajo defensivo. No solo porque la última línea estuvo bien parada, si no porque el equipo, después de mucho tiempo, volvió a tomar la mitad de la cancha. La vuelta de Marcel Novick tras un semestre de inactividad le vino bárbaro: ordena y contagia. También elevó el nivel de Guzmán Pereira que el año pasado mostró poco de lo que puede dar. Nahitan Nández y Matías Mier, por las bandas, también dan una mano a pesar de tener una mayor vocación ofensiva y buscar constantemente conectarse con los laterales.

Segunda prueba para el Peñarol de Leonardo Ramos. De visitante y contra un equipo armado y que sabe bien lo que quiere. Hoy, sin dudas, es otra medida.

La gran expectativa: el "Cebolla".

Fue la gran noticia de esta semana en el mundo Peñarol: Cristian Rodríguez volvió a concentrar y podría debutar esta tarde para oficializar así su segundo ciclo en la institución. El volante ocupará un lugar en el banco de suplentes a la espera de tener minutos. La gran pregunta que ronda en Los Aromos es por quién entrará el "Cebolla" cuando se ponga a punto físicamente. Todo indica que peleará un puesto directamente con Matías Mier, por lo que no sorprendería que si hoy ingresa al campo, lo haga por él. La otra posibilidad es que si Peñarol va en desventaja y necesita remontar un resultado, Ramos puede quitar uno de los dos volantes centrales y dejar a los dos creadores en cancha. "Ha hecho casi siempre doble turno. Hizo fútbol también. Es un jugador distinto... No me manejo con nombres. Juega el que esté mejor", explicó el DT.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados