TORNEO CLAUSURA

Ojo con Danubio

Danubio comenzó ganando ante Juventud gracias al trabajo de su goleador, Juan Manuel Olivera, que anotó un doblete.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Ariel Colmegna.

El Carnaval de los hinchas de Danubio fue en Jardines del Hipódromo. Los fanáticos le hicieron un caño a las vacaciones y se arrimaron a la cancha, en gran número, para alentar al equipo de sus amores.

Claro, el presente ilusiona y la vara, desde hace ya muchos años, está muy alta. Con Lima-Grossmüller-Olivera, la experiente columna vertebral, más los chiquilines de la cantera que parecen no sufrir el impacto de jugar contra los grandes, la “Franja” aspira una vez más a ser protagonista.
Ayer, como sus hinchas lo esperaban, los dirigidos por Luis González dejaron buenas sensaciones a pesar de que el triunfo costó más de la cuenta.

“JM19” adelantó al local a los 16 minutos de juego con su característico sello de goleador. Aprovechó una pelota peinada por un compañero y antes que todos, apareció en el borde del área chica para empujarla a la red y hacer que la Curva de Maroñas vibre con el primer gol de su equipo en el Torneo Clausura.

Estando en ventaja, Danubio se agrandó. Sacó pecho y mostró su mejor versión. “Maravilla” Grossmüller se puso el equipo al hombro y potenció el nivel de todos los que pasaban a su alrededor. Marcelo Saracchi, volante por izquierda de 17 años y que pisa el área rival constantemente, fue su mejor aliado. Así, pusieron contra las cuerdas a un equipo pedrense que dejó en evidencia que recién está saliendo de la pretemporada.

En el complemento, Danubio pisó el acelerador a fondo. Lejos de conformarse con la ventaja y sin tratar de cuidar el resultado, salió con todo en busca del segundo tanto que le trajera la tranquilidad necesaria para asegurarse que los tres puntos quedaban en casa.

Fabián Carini se transformó en figura y Juventud, con más ganas que fútbol y viendo que solo se encontraba un gol abajo, salió en busca del empate. Matías Mirabaje, de interesante actuación en la segunda parte, fue el gran responsable de haber sacado adelante a su equipo. A los 75, llegó el empate y cayó como un balde de agua fría. Gabriel Leyes se las ingenió para pelear una pelota en el área y sacó un disparo que reventó el horizontal. Facundo Barcelo, que vivía sus últimos segundos en cancha porque era el cambió designado, la empujó y puso el empate parcial que a esa altura parecía un triunfazo para los dirigidos por Jorge Giordano.

Sin embargo, las sonrisas volvieron de inmediato a Jardines. Olivera fue derribado en el área y el árbitro sancionó penal, lo que no había hecho en el primer tiempo en una jugada mucho más clara y que se protestó durante varios minutos. El goleador tomó la pelota, le pegó fuerte y al medio y sentenció el tanteador.

Tiene plantel. Mantiene la base del torneo anterior. Hay trabajo. Ojo con Danubio...

DANUBIO 2-1 JUVENTUD

Estadio: Jardines del Hipódromo.

Árbitros: Adrián Pereira. Asistentes: Raúl Hartwig y Daniel Castro. Cuarto árbitro: Fernando Falce.

Danubio: M. Etulain, A. Peña, C. González, M. De Los Santos, P. Lima, G. Zarfino, C. Grossmüller, M. Saracchi (70' J. Gravi), I. González (76' L. Sosa), G. Barreto y J. M. Olivera (81' P. Porcile). DT: L. González.

Juventud: F. Carini, A. Reyes, F. Machado, R. Hernández,M. Soto, D. Eroza, J. Varela, M. Duffard, M. Lemos (45' G. Leyes), M. Mirabaje (76' J. Martínez) y F. Barcelo (76' D. Vargas). DT: J. Giordano.

Goles: J.M. Olivera (DAN), 75' F. Barcelo (JUV) y 79' J. Olivera (DAN)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados