TORNEO APERTURA

Nacional tiene la fórmula para sumar de a tres

Nacional arrancó bien el torneo Apertura tras vencer a Juventud de Las Piedras por 1-0. El tricolor encontró el tanto en el segundo tiempo gracias a un remate de Kevin Ramírez.

Sin Polenta, sin Victorino y sin Viudez. Pero con ‘Rafa’ García, Arismendi y Lozano. Nacional, el vigente Campeón Uruguayo, con ausencias importantes en el once titular, salió adelante en el debut del Apertura con la misma fórmula del año pasado, esa que lo llevó al título. Fue un equipo sólido en defensa, con Conde estupendo y sin errores, con laterales eficientes en la marca y con peso en las subidas, con un mediocampo compacto, trabajador, de esos que empujan y meten al equipo rival en su cancha, y con el peso de hombres en el ataque que cuesta contener, que complican y llevan peligro como Kevin Ramírez, el propio Silveira, Lozano y “Papelito” Fernández.

Nacional fue el mismo de siempre. Tuvo la misma efectividad y mantuvo en secreto esa fórmula que lo sacó campeón, la de sortear rivales duros, complicados, como lo fue Juventud, con el simple hecho de marcar un gol y sostener la diferencia sin problemas ni penurias.

El tricolor fue más desde el inicio, fundamentalmente por la banda zurda de su ataque donde Kevin Ramírez era incontenible por velocidad y anticipo.

La presión alta que ejerció el equipo fue determinante. No dejó salir a los pedrenses y rondó el gol tricolor ya al inicio del encuentro.

Juventud aguantó a pie firme, y de a poco se fue soltando. Dejó atrás el sofocón inicial y después tuvo diez, 12 minutos en donde apretó, se situó en campo rival y tuvo sus chances, pero se encontró con las manos de Conde ante tiros de Ezquerra que llevaban destino de gol.

Fue eso. Porque Nacional volvió a tener la pelota y la iniciativa, y si bien no generó, llegó con tiros de larga distancia de Lozano, Romero y “Papelito” Fernández. Buscó por todos lados el gol, pero no lo encontró. No tuvo generación, tampoco precisión en sus remates.

En el complemento se vio más de lo mismo, hasta que Lasarte apeló -igual que en la pasada temporada- a la clase de Martín Ligüera, un jugador que hace fácil lo que parece difícil.

Y tres minutos después de un ingreso, a los 60, metió una pelota rasante, punzante, a los pies de Kevin Ramírez. El delantero ganó en velocidad por la banda izquierda y sacó un zurdazo bajo, contra el palo que tenía que custodiar Castillo y descuidó. La pelota se coló por donde no tenía que colarse, y Kevin, el jugador más incisivo en el ataque del ‘bolso’, marcó el gol, ese gol que tanto se buscó y no llegaba por ninguna vía.
Nacional siguió y tuvo más chances, también en los pies de Kevin, pero la pelota pasó de largo por un palo y por otro.

Juventud no generó peligro ni incomodó a Conde, salvo en esa última jugada de pelota quieta y terminó en el área tricolor. Allí saltó y ganó Alles. Su cabezazo llevaba destino de gol pero las manos del arquero tricolor evitaron la conquista. Hubiese sido demasiado premio para el pedrense y un castigo muy grande para el tricolor que mantuvo la fórmula ganadora en secreto.

JUVENTUD 0-1 NACIONAL

Estadio: Centenario.

Árbitro: Andrés Cunha. Asistentes: Mauricio Espinosa y Carlos Barreiro. Cuarto árbitro: Daniel Rodríguez.

Juventud:J. Castillo, J. Pintado, D. Macaluso, D. Rodríguez, E. Albín, J. Varela, L. Ezquerra, J. Varela, J. Mosquera, G. Alles y D. Vargas. DT: S. Ostolaza.

Nacional:E. Conde, S. Otalvaro, R. García, D. Arismendi, J. Fucile, S. Romero, G. Porras, B. Lozano, K. Ramírez, S. Fernández (57' M. Ligüera) y H. Silveira. DT: M. Lasarte.

Amarilla:
62' E. Albin (JUV)

Gol: 60' K. Ramírez (NAC)

Foto: archivo El País.
Foto: archivo El País.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados