SELECCIÓN

Larriera bancó a Tabárez: "La mezquindad y la miseria humana nos muestra su mejor semblante"

El entrenador de Peñarol respaldó a su par de la selección uruguaya, en medio de las dudas por su continuidad.

Mauricio Larriera. Foto: Estefanía Leal.
Mauricio Larriera. Foto: Estefanía Leal.

Mauricio Larriera, entrenador de Peñarol, mostró su disconformidad por el manejo de la situación de Óscar Tabárez en su cargo de entrenador de la Celeste.

El Ejecutivo de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) se reunió ayer con el maestro en el Complejo Celeste, tras las duras derrotas ante Argentina y Brasil por las Eliminatorias. Este domingo se confirmó su continuidad, pero antes el DT aurinegro utilizó su cuenta de Twitter para respaldar a Tabárez.

"Dijera uno de los pocos amigos que me ha dado el FUTBOL... 'Y mientras tanto, a la noche, en Ciudad Gótica'. La mezquindad y la miseria humana nos muestra su mejor semblante... Siempre expectante, siempre escondido, siempre operante. Veremos cómo amanece", escribió.

Larriera adjuntó junto a su mensaje una captura de su opinión sobre el proceso Tabárez que brindó tiempo atrás a la revista Túnel.

En esa oportunidad, manifestó: "Yo a Catar, porque estoy seguro de que vamos a clasificar, le llamaría el último tablado del maestro. Soy carnavalero y soy murguero. Diría que el maestro es como el Tito Pastrana, con una murga a la que fue año a año mejorando, cambiando de integrantes, actualizando, mejorando el coro, afinando la batería. Esa murga, incluso, ganó algún título. Pero, como toda murga, trasciende con sus textos, con su forma, con su manifestación y con su conducta todo lo que meramente tiene que ver con el concurso".

"El legado que nos deja el maestro trasciende los resultados y es transversal a toda nuestra sociedad, sobre todo por devolver la familia a la cancha, que los niños vean a Uruguay protagonizando un Mundial, cosa que los críticos ven como algo simple por la calidad de futbolistas que hay, pero es mucho más complejo que eso. El proceso es profundo. Volvió el respeto, la organización, el sentido de pertenencia. Mi admiración para un proceso que ha sido integral, y también destaco esa capacidad camaleónica de jugar, adaptándose a los rivales y a la aparición de nuevas figuras", agregó.

"Lo más importante ahora es clasificar al Mundial para que el Maestro tenga ese último tablado. Pero el maestro debería seguir siendo el director de selecciones en algún lugar donde pueda volcar todas sus experiencias nacionales e internacionales, y a nivel de selección para la Selección misma", finalizó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados