DE ATRÁS Y EN LA HORA

Lacalle Pou y el sentido común

ÁNGEL ASTEGGIANTE

Peñarol, con el respaldo de la Conmebol, hizo gestiones para poder contar al menos con un puñado de hinchas para el partido del miércoles ante Sporting Cristal que lo puede meter en semifinales de la Copa Sudamericana. La pelota quedó entonces en la cancha del gobierno. El presidente Luis Lacalle Pou pudo tomar el camino más fácil: mantener las fechas acordadas y eludir un conflicto barato entre los hinchas de los grandes en redes sociales por si uno puede contar con gente en las tribunas; pero no. Dejó de lado, incluso, los colores de su corazón e hizo una “excepción”.

Serán entonces 5.000 fanáticos en las tribunas de un Campeón del Siglo que, en condiciones normales, hubieran estado repletas; pero lo que importa acá es el mensaje. Peñarol podrá estar representado por algunos gracias al sentido común del presidente.

¿Con qué justificativo hubiera dicho “no” Lacalle Pou? Si tan solo unos días después se habilitará el regreso en el torneo local y Fito Páez tocará en el Antel Arena. Era una contradicción total. “Para adelante todo lo posible, para atrás todo lo necesario”, repitió durante la pandemia. Y acá cumplió.

Ángel Asteggiante
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error