NACIONAL

Hay lugar para uno

Con el “Tata”, Nacional repetiría la misma oncena que derrotó a Lanús por la Copa. Con “Taba”, los tricolores tendrían más variantes en ataque y apelarían al 4-2-3-1

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Alvaro gonzalez

Álvaro González

Las interrogantes parecen irse desvaneciendo de cara al partido clásico de mañana entre Nacional y Peñarol (Estadio Centenario, hora 20.30) y en los tricolores sólo queda una duda teniendo en cuenta el equipo titular que se perfila para enfrentar a los aurinegros en el marco de la quinta fecha del Torneo Apertura, en el partido que falta para quedar al día con el calendario.

Santiago Romero entrenó normal ayer, aunque con una máscara protectora, y será titular mañana junto a Diego Arismendi en la línea de contención. Además, el entrenador Martín Lasarte confía en la titularidad de Kevin Ramírez por el sector izquierdo y de Hugo Silveira, que ya contra Boston River jugó los últimos 30 minutos luego de que una molestia lo dejó al margen del partido que se disputó entre semana frente a River Plate (0-0).

Esteban Conde, Jorge Fucile, Rafael García, Diego Polenta, Alfonso Espino, Romero, Diego Arismendi, Sebastián Fernández, Ramírez y Silveira están seguros en la oncena. Resta definir si por el sector derecho jugará Álvaro González o Tabaré Viudez, la que, de no mediar alguna sorpresa del DT, es la única interrogante.

Si Lasarte opta por el “Tata”, Nacional saldrá a disputar el clásico con los mismos once futbolistas que salieron a jugar en Buenos Aires contra Lanús, en el debut tricolor en la Copa Libertadores.

Aquel día Nacional jugó con un 4-4-2 con González por derecha y el riverense Ramírez como cuarto volante por el sector izquierdo. Y la estrategia salió a la perfección porque los albos controlaron un juego frente a un rival difícil, en un terreno complicado, y se llevaron el triunfo.
Pensando en el clásico, y con los mismos jugadores, el estratega también puede apelar a un 4-3-3, con el “Tata” recostándose a la línea de volantes, ayudando al “Colo” y al “Mama” y dejando a Ramírez en la ofensiva junto a Fernández y Silveira. No parece una idea descabellada, aunque es más lógica la primera opción.

¿Por qué? Porque con el 4-4-2 Espino no quedaría tan solo para frenar las arremetidas de Nahitan Nández -una de las principales salidas de Peñarol y figura contra Sud América el sábado- y tendría la ayuda de Ramírez, jugador que en los partidos de visita por la Copa ha sido un auxilio permanente del lateral. Además, algo similar ocurriría por la derecha, para controlar al “Cebolla” Rodríguez.

Tabaré Viudez

La segunda opción que maneja Martín Lasarte para el clásico es darle ingreso desde el vamos a Tabaré Viudez y no a Álvaro González. Está claro que si el entrenador apela al exjugador de River Plate argentino, el sistema táctico no será el mismo que si jugara el “Tata” y la estrategia sería distinta.

Con Viudez en cancha, Nacional jugaría con un 4-2-3-1, la táctica que más ha utilizado Lasarte en Nacional. En ese caso, Romero y Arismendi continuarían en el doble cinco, Viudez iría por la derecha, “Seba” Fernández atrás del 9 y como enganche; Ramírez como mediapunta izquierdo y Silveira como centrodelantero. Lo que no cambia es la defensa, la que se consolidó como titular y la que, de no mediar problemas, se recita de memoria.

Si bien no conformaría un bloque tan sólido como en lo previo sería jugar con el “Tata” de inicio, con Viudez en el equipo Nacional ganaría en volumen de juego. Al menos contaría con más variantes en el ataque y sería un equipo apuntando directamente a crearle peligro al rival y no tan preocupado por defender y evitar los avances del adversario.

Viudez viene de jugar 90 minutos contra Boston River y de disputar 19’ entre semana frente a River Plate. Antes, se perdió el encuentro contra Liverpool debido a un cuadro gripal que lo dejó al margen. En cambio, el “Tata” González jugó el miércoles contra Perú en Lima defendiendo a Uruguay en las Eliminatorias y estuvo en cancha 73’ el sábado en la derrota 3-1 ante el conjunto rojiverde. El volante celeste no ha mostrado su mejor forma física, algo natural teniendo en cuenta su larga inactividad y el hecho de que no realizó la pretemporada con Nacional.

Es cierto que Viudez no viene teniendo grandes rendimientos en los últimos partidos. Luego de consolidar muy buenas actuaciones contra Racing y El Tanque Sisley (marcó el gol del triunfo con una certera definición de tiro libre), el mediapunta no logró seguir en esa línea de rendimiento. Además, teniendo en cuenta sus condiciones técnicas, siempre es un jugador al que se le exige mucho.

Pero no hay que perder de vista que es un futbolista que puede cambiar el trámite de un partido en un abrir y cerrar de ojos. Aunque tiene lagunas -características en él- cuando se enciende es capaz de crear cosas importantes para su equipo. ¿Podrá hacerlo en el clásico?

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados