DE VOLEA

El clásico ya hace rato lo juegan los dirigentes

Están más preocupados de los arbitrajes ya no propios sino de los partidos del otro, que de lo que juegan sus equipos, que es bastante poco.

Falta una semana para el clásico, pero hace rato que se vive. Los dirigentes lo juegan desde que comenzaron las polémicas con los árbitros. Primero las quejas de Peñarol (por hablar solo de esta temporada), luego las de Nacional por sentirse perjudicados, pero ya el colmo es que están mirando los partidos en los que no juegan y sí lo hace el otro para meter cuchara. Los dirigentes de Peñarol se quejaron más que los de Wanderers por el penal de Polenta sobre Veglio que Cunha y el VAR no vieron.

Daniel Rosa

Que el nivel del arbitraje no es bueno es bien conocido, pero seamos realistas: está acorde al nivel del fútbol uruguayo. Entonces, partiendo de esa consigna, los dirigentes deberían primero preocuparse solo de los partidos de sus clubes y segundo de lo que juegan sus equipos. Siempre es más fácil echarle la culpa a otros que ver la propia. En este caso los de Peñarol tienen un poco menos de qué inquietarse que los de Nacional, porque el plantel tricolor no encuentra respuestas.

Peñarol parte como favorito para el clásico: porque es local, porque habrá público y porque quizás es irregular, pero al menos sabe a lo que quiere jugar. Nacional todavía no encontró su identidad. Pero al final, la verdad estará en la cancha.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados