ESPAÑA

En Barcelona "hay que generar un nuevo equipo y con Messi dentro no podías", dijo un empresario ligado al presidente

José Elías y una particular versión de lo que fue la salida de la Pulga del conjunto culé: "Messi no lloraba por no seguir en el Barça".

Las lágrimas de Lionel Messi tras su salida de Barcelona. Foto: AFP.
Las lágrimas de Lionel Messi tras su salida de Barcelona. Foto: AFP.

La salida de Lionel Messi del Barcelona fue uno de los grandes bombazos del mundo fútbol en sus últimos años. La Pulga, surgido de la institución culé, se marchaba dejando atrás todos los títulos y los goles conseguidos en un club del que es el ídolo máximo.

Mucho se habló sobre la partida del "10" y su arriba al multimillonario París Saint-Germain que lo recibió para tener un cambio de aire tras todo lo ocurrido en España, pero lo cierto es que las posturas sobre ese cambio continúan.

En esta instancia el que dio su versión de la salida fue José Elías, empresario y muy cercano al presidente Joan Laporta, dejando algunas frases polémicas.

"Con él dentro, no podías generar un nuevo equipo", expresó el empresario que es considerado uno de los más ricos de toda España. "El final de Messi se veía venir; si no era el año pasado, era este", agregó.

"Convertir el Barça en un equipo ganador pasa por hacer un proyecto post Messi. Había que tomar una decisión en algún momento. Messi tiene una edad para no estar en el Barça. Y me dicen: ¿tú qué querías, que se jubilase aquí? Pues no", afirmó de manera rotunda.

"Yo lo que dije es que, como culé, si lo hubiéramos dejado ir un año antes, habríamos sacado algo de dinero. Si hubiéramos agarrado 100 millones de euros me habría dado con un canto en los dientes", agregó Elías.

Elías también enumeró tres motivos en los que explica por qué era inminente la salida del argentino del club: “En primer lugar, la organización salarial del club. Había que afrontar unas rebajas salariales difíciles de defender. Dos, no teníamos ‘pasta’ para pagarle y estábamos haciendo el pino puente (sic) hacia atrás para pagarle a plazos, que es lo que están haciendo en PSG y te tienes que auto engañar para creer que puede seguir. Y tres, hay que generar un nuevo equipo y una nueva ilusión y con Messi dentro no podías”, desgranó.

El empresario también hizo referencia a las lágrimas de Lionel Messi el día que se marchó de Barcelona: "Messi no lloraba por no seguir en el Barça, sino que lloraba por una suma de cosas. A Messi se le estaba acabando un ciclo. Y a eso se le suma que ha hecho la vida en Barcelona". También se defendió de los dichos que lo acusaban de no querer haberle renovado al argentino: "A mí me jodió el día que Messi se piró. Pero yo creo que la gente confundió las lágrimas. Aparte de que mucha gente me decía que yo no renové a Messi, que es la gilipollez más grande en el mundo", cerró.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados