User Admin

La trata de personas

En 2012, cuatro adolescentes estadounidenses decidieron comenzar una red internacional de estudiantes para poner fin a la esclavitud moderna- la trata de personas. Hoy, su red (Students Opposing Slavery) tiene capítulos en escuelas y ha organizado cuatro cumbres internacionales con participantes de 17 países que luchan contra la trata de personas en sus comunidades.

En 2012, cuatro adolescentes estadounidenses decidieron comenzar una red internacional de estudiantes para poner fin a la esclavitud moderna- la trata de personas. Hoy, su red (Students Opposing Slavery) tiene capítulos en escuelas y ha organizado cuatro cumbres internacionales con participantes de 17 países que luchan contra la trata de personas en sus comunidades.

El movimiento ha promovido que los estudiantes programen números de líneas directas contra la trata en sus teléfonos para así apoyar a las víctimas que puedan necesitar su ayuda. Además, los estudiantes están promoviendo marcas de comercio justo y apoyando a organizaciones sin fines de lucro en la lucha contra el trabajo infantil. Si estos estudiantes pueden, nosotros también podemos unirnos a la lucha contra la trata de personas.

¿Sabía que la OIT estima que la esclavitud moderna tiene más de 21 millones de víctimas en el mundo? En nuestras sociedades modernas quizá hayamos pensado que la esclavitud era una parte distante de la historia. Desafortunadamente, no es así. Los tratantes fuerzan, engañan o coaccionan a hombres, mujeres y niños a prostituirse o hacer trabajo forzoso en tareas como mendigar, trabajar en fábricas o ser peones agrícolas. Son las poblaciones más vulnerables (inmigrantes, refugiados, jóvenes sin techo, personas con discapacidades y LGBTI) las que se convierten en víctimas. A pesar de algunas victorias en esta lucha, los tratantes siguen encontrando nuevas formas de operar.

Los gobiernos de Uruguay y los Estados Unidos no están de brazos cruzados. El gobierno de EE.UU. avanzó el año pasado al someter a juicio y condenar a un mayor número de victimarios. También ha buscado mejorar significativamente los servicios de atención a víctimas, interrumpir las cadenas de adquisición y suministro vinculadas con la trata, y ampliar la conciencia pública y el acercamiento con la población. Y proclamó enero como el “Mes nacional de la prevención de la esclavitud y la trata de personas”, para concientizar a su sociedad.

Entendemos que el gobierno uruguayo está desarrollando un marco de políticas públicas interinstitucionales coordinadas para prevenir y combatir la trata. También sabemos que se está trabajando en una ley contra la trata centrada en la prevención, la investigación y, fundamentalmente, en el apoyo a las víctimas. Además, las autoridades uruguayas han capacitado a oficiales policiales, fiscales, jueces y trabajadores sociales para mejorar en su capacidad de identificar víctimas. Nos comentan que se ha enjuiciado a un mayor número de presuntos tratantes en el último año, y junto a organizaciones no gubernamentales han ayudado a más mujeres y niños que fueron víctimas de trata.

No nos olvidemos de este flagelo escondido de nuestras sociedades modernas.

Debe ser posible acabar con esta forma de esclavitud. El cambio empieza con nosotros, al tomar más conciencia. Si no nos olvidamos, si ayudamos a identificar a una persona enjaulada por la trata, si protegemos mejor a las víctimas, si nuestros gobiernos intensifican su trabajo para eliminar la trata de personas, sí lo podremos hacer.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados