LA CLAVE

Vocación y coraje

Nadie que se haya detenido en el reportaje de anteayer en El País, a la médica uruguaya María Rodríguez Rado, quedó indiferente. Se trata de una mujer oriunda del departamento de Treinta y Tres, que hace 16 años anda por el mundo en su calidad de infectóloga, y no precisamente por las grandes capitales, sino por los lugares más remotos y pobres adonde la lleva su inquebrantable vocación, no exenta de coraje. Es parte de Médicos Sin Frontera y ahora se fue a Tijuana, donde el Covid hace estragos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error