LA CLAVE

Nada viene bien

La empresa Ta-Ta, propiedad del empresario argentino Francisco de Narváez, anunció una millonaria inversión en el país, que generará más de 1500 puestos de trabajo. Una noticia a festejar por todos. ¿Por todos? Pues no. El ex jerarca educativo del MPP, Pablo Caggiani, cuestionó que la inversión sea con fondos de las AFAP’s y del BID, como si eso fuera un demérito. Se trata de dinero real, garantizado por el empresario, que circulará en nuestro mercado. Pensar que esa gente dirigió la educación del país.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error