LA CLAVE

Víctimas también

El año pasado fueron las risitas (desubicadas) y ahora los lagrimones, de la diputada Manuela Mutti del MPP. No es esa la manera de comportarse de una legisladora nacional. A la que evidentemente no le gusta que le marquen cómo es realmente la historia de los tiempos de la sedición, la cual no coincide, por supuesto, con el relato oficial que se ha preocupado toda la izquierda de inculcar a los estudiantes, con libros y propaganda. Hace bien Graciela Bianchi en recordar a las víctimas de los Tupamaros.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos