LA CLAVE

¿La UTE de quién es?

Cuando se inició el estatismo empresarial se argumentó que, siendo de propiedad del Estado, la generación de energía sería más barata ya que las cifras de las tarifas que de otra manera irían a los propietarios —especialmente los extranjeros— resultarían así más baratas. Hoy se sabe que UTE obtiene ganancias de cientos de millones pero el servicio energético no baja. Un sistema impositivo escondido nos saca el dinero con los precios que cobra para tapar agujeros como los de Ancap. ¿La UTE de quién es?

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos

º