LA CLAVE

Y todavía habla...

Que el exministro del Interior Eduardo Bonomi salga a hablar de inseguridad y criticar lo que lleva haciendo el actual titular Jorge Larrañaga, parece una tomadura de pelo a los ciudadanos. Porque si hubo una época que marcó un antes y un después en materia delictiva, fue la que promovió la impericia y la torpeza de Bonomi y compañía. Hubo muchas “herencias malditas” del FA, pero ninguna alcanzó los niveles de inseguridad, de delitos, de narcotráfico y de ajustes de cuenta de la era Bonomi.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error