La clave

La tibieza del Papa

Las primeras expresiones del Papa respecto a la crisis venezolana, dejan mucho que desear. Francisco dijo que no podía opinar porque sus palabras podrían causar un derramamiento de sangre. Vale decir que mientras el Papa no dice nada, han muerto más de 30 personas en al represión lanzada por Maduro. Un Maduro que ya usó al Papa cuando aceptó una mesa de diálogo de la que se levantó sin respetar nada de lo acordado. A esta altura el silencio del Papa hace un ruido bárbaro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados