LA CLAVE

Tema de confianza

La decisión del ministro Larrañaga de solicitar la renuncia al jefe de Policía de Montevideo, ha sido justificada y comprensible. El jerarca policial se reunió en dependencias oficiales con una figura política de otro partido, y sin notificar a sus superiores. Esto sería visto como deslealtad en cualquier trabajo, pero en una institución vertical como la Policía, es inaceptable. Basta recordar que Tabaré Vázquez hizo algo similar cuando un comandante del Ejército se reunió con un expresidente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error