LA CLAVE

Sociedad destruida

Un acto de vandalismo ocurrido en zonas de Malvín y la Unión, que destruyó tres cables primarios de fibra óptica de Antel, dejó a más de 1.800 usuarios sin internet. Más allá de que internet es en estos momentos un elemento indispensable para el teletrabajo y un gran elemento de distracción para paliar el aislamiento, la rotura de los cables dejó sin comunicación a los vecinos en momentos de coronavirus. Menudo trabajo le espera al gobierno para recomponer a esta sociedad destruida.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error