LA CLAVE

Síndrome oficialista

El presidente de la República salió a hablar del “síndrome opositor” y rápidamente recibió el contragolpe. El senador Pablo Mieres aludió rápidamente al “síndrome oficialista y lo definió como “niegan la realidad y tienen un malhumor que se expresa en una especie de resentimiento”. No hay dudas de que ese malhumor oficialista existe. Tras un comienzo de este mandato Vázquez a todo trapo, la parálisis de ideas fue frustrando a los frenteamplistas que vieron como pasaba el tiempo y no se hacía nada.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados