LA CLAVE

Sí señores, ¡se puede!

El video de la joven (y valiente) empleada de la planta frigorífica de Salto enfrentando a la cabeza departamental del Pit-Cnt fue conmovedor y auspicioso. Demostró que aquí, en Uruguay, ¡se puede! Mochila celeste al hombro y con absoluto respeto se le plantó al pitceenetista que no quería que trabajaran y hablando por el grupo que la apoyaba le dijo: "Nosotros tenemos un derecho y lo queremos utilizar. Vos sos un caradura que no tenés dignidad". Así de simple y así de sencillo hizo valer sus derechos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados