LA CLAVE

Secretitos de Marina

El secretismo ha sido una de las características del FA. Cuentan las buenas y de las otras mejor ni hablar y, mejor aún, ni siquiera conocer. Si eso ocurre con frenteamplistas más o menos moderados, cuando se llega a los radicales cuadrados, como la ministra Arismendi que sigue aferrada al desaparecido comunismo, los candados y cerrojos se multiplican. Algo de eso ocurrió con Pablo Bartol que se le ocurrió hablar del Mides y dar información que a la ministra molestó y denunció ante la justicia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados