LA CLAVE

El robot que pague

La DGI, sus jerarcas, y los del BPS, van a estar de parabienes con el libro publicado por el francés Xavier Oberson -abogado fiscalista tenía que ser- titulado Impuestos a los Robots. Presenta 3 posibles escenarios en función de la dependencia creciente de los humanos hacia los robots. En el primer escalón el impuesto se aplicaría de acuerdo a la utilización de los robots y el salario que habrían recibido ser personas. Si terminan dominando el mercado del trabajo, será sobre su capacidad contributiva...

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados