LA CLAVE

Polémica estéril

La polémica entre el ministerio de Salud, y el capitán de la selección de fútbol, Diego Godín, es una tontería inconducente. Por un lado, porque cuando en un equipo de personas, dos terceras partes se contagian de coronavirus, es que algo no se hizo bien. Por otro, porque es humano que un grupo de gente que convive y que tiene resultados negativos de PCR, baje la guardia. En vez de atribuir culpas, se debería usar el episodio para difundir información y hacer ver a la gente los riesgos que se corren.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error